28 de agosto de 2010

El Goonish Shive

[Sonando: Chunchunda de una fiesta...]
[Libro: The andalite Chronicles]




Hace unos que descubrí los webcómics a través de Marcos Arroyo, autor de Leie y Cartoon Heroes, al que conocía desde hacía bastante por el canal de Animorphs y empecé a leerles a él y Morán en “Eh tío!”. Me había encontrado ya alguna vez con cómics colgados en webs y los había ojeado pero nunca había seguido uno con muchas ganas.
Después, por culpa de Elf descubrí otros webcómics, entré al drop del WEE (Webcómics en Español), como groupie, y quedé atrapada entre las obras de autores tan geniales como los que forman parte de esa comunidad.

Pero tengo que reconocer que mi webcómic favorito es El Goonish Shive, que descubrí también por culpa de Elf. No sé si Dan Shive tenía pensado llegar tan lejos cuando empezó allá por el 2005. Sí, la dificultad más importante que me encuentro a la hora de recomendar este cómic a otra gente es el número de tiras que lleva hasta ahora, pero creedme que se leen como si nada.
Por que EGS engancha, engancha y apasiona mucho.
Es una historia sobre magia, artes marciales, extraterrestres, transformaciones, mundos alternativos, dobles malvados… todo ello con unos personajes bien construidos, a los que es imposible no apreciar y rodeado de miles de referencias frikis, en las que se nota que el autor lo es e intenta aún así que cualquiera pueda disfrutar la historia, pero sin perder en ningún momento el encanto y la sonrisa al reconocer cosas.

En algunos aspectos me recuerda a la idea de Buffy, con un conjunto de protagonistas todos bastante diferentes, algunos unidos por amistad anterior y otros según avanza la historia por distintas circunstancias.

Una de las cosas que más me gustan de EGS es la forma de Dan de hablar del amor y las relaciones en general, porque ya sabéis que yo soy así de ñoña y suele ser eso en lo que más me fijo, lo que no tiene nada que ver con el marujeo que provocan muchas series sobre “tal se lia con tal y luego con tal y luego se pelean y blablabla”
Sus parejas parecen parejas de verdad, no como las que se ven en las series, que están juntos porque sí y se lanzan el uno al otro topicazos sexistas y todo el interés parece basarse en si se van a pelear por una tontada o malentendido …
Y al mismo tiempo, tiene sus personajes solteros, pero que siguen sin parecer solitarios amargados o simples alivios cómicos, no sé si se entiende lo que quiero decir, son auténticos personajes.

Y aún así lo mejor es que aunque es una historia con adolescentes de protas, no gira alrededor de sus líos, ni de las mil veces que una pareja se rompe para formar otras, sino que son parte natural del trasfondo de las cosas sobrenaturales que le pasan a un grupo de amigos entre los que se encuentran brujas, híbridos extraterrestres-animales, expertos en artes marciales basadas en anime o genios científicos pervertidos.

Es genial como este chico puede hacer girar más de una saga alrededor de un arma capaz de cambiar el sexo a las personas sin caer en chistes típicos sobre sexo o sucedáneos; sino que sirve para que algunos personajes se den cuenta del error que supone adjudicar personalidad y acciones a la diferencia de un solo cromosoma que hay entre hombres y mujeres, al margen de otras diferencias biológicas.
O la increíble hazaña de tener personajes gays o bisexuales y que esa no sea su absoluta y única función en el cómic, representar a un colectivo y ser fuente de chistes y coñas alrededor de la actitud y forma de ser que se supone que tienen por su orientación sexual. Que no son pocas las series/películas/loquesea donde esto ocurre.

Me sorprende y reconforta su capacidad para retratar el sexo de forma seria y a la vez divertidísima, sin caer en que “si es sobre sexo es gracioso”, tal y como la viven o deberían vivir los adolescentes, como algo natural, bonito y sobretodo para cuando se esté preparado, no porque haya que hacerlo cuanto antes mejor.
Tampoco descuida la amistad pura y verdadera (oigh, qué bonito), y los distintos grados de confianza que existen entre los personajes.

Dan ha creado su propio mundo, que es en teoría más o menos como el nuestro, pero con sus reglas bien definidas sobre magia y tecnología, con un trabajadísimo trasfondo, al mismo tiempo que los protagonistas acuden a un instituto normal.
Y además de hacer todo esto de una forma realista (que no está reñido con la magia o la ciencia-ficción, si no con la forma de que todo encaje), raro es el cómic en el que no arranca una carcajada, usando tanto el humor absurdo como el más retorcido sin caer jamás en lo soez.

Quizá al principio pueda espantar el dibujo, puesto que Dan lo empezó como aficionado, y a pesar de no ser sus dibujos absolutamente estéticos, desde siempre han sido capaces de transmitir exactamente lo que sucedía, utilizando perfectamente, por ejemplo, las expresiones faciales. Adoro su estilo de dibujo actual.

Gracias a plantearme leer este cómic (y algunos otros después), creo que he desarrollado bastante mis conocimientos de inglés, en especial lo que son expresiones coloquiales. Y eso es de agradecer.

No me convence la idea de empezar a hablar sobre su argumento porque sería incapaz de hacerle verdadera justicia sin reventaros toda la historia o empezar a perderme por las ramas, lo que solo os desorientaría. Porque creedme, salvo algunos detalles de los que él mismo se ha burlado o arrepentido, es una historia muy bien atada por todos lados.

Así que solo puedo recomendaros este maravilloso cómic. Qué ganas tenía de hablar sobre él... y aún podría dedicarle mucho más, pero creo que es suficiente.


13 comentarios:

Lyra Stark dijo...

Yo empecé con él... pero lo dejé, no recuerdo por qué. Quizá me dé el puntazo en algún momento y lo retome, la verdad es que es un webcómic que merece mucho la pena, te lo pasas genial con él ^_^

Le has dao un repaso cojonudo, deberías hacerte crítica comiquera XD

Pícara dijo...

Me alegro de haber conseguido que alguien lo leyese. ¡Por supuesto que deberías retomarlo! xDD


Si supieras la de tiempo que llevo redactando eso... y ahora me parece bastante cutrillo... pero creo que le he hecho justicia ^^

Lyra Stark dijo...

Oye nada de cutrillo! A mí me ha parecido muy inspirado y una crítica seria y agradable de leer. Asín que sin faltar ¿eh?

Hum!

Pícara dijo...

Jo, gracias **^^**

Elfangor dijo...

¿Qué voy a decir? Estoy de acuerdo, obviamente xDDDD

////CanisGaoithe\\\\ dijo...

Yo también empecé a leerlo porque lo comentaste (de forma tan convincente como ahora, jajaja), y la verdad es que me encantaba. Me ayudó muchas veces a salvar mi cerebro en época de exámenes XD

Al final, lo dejé a medias y no sé exactamente dónde me lo dejé. Ahora que lo mencionas, me gustaría retomarlo. Los personajes son muy entrañables ^^

Pícara dijo...

¡¡Bieeeen!! ¡Todos a retomarla! ¡Bieeen! ^___^

rethis dijo...

No lo conocía, pero le echaré un ojo, a ver que tal está :D. Que ya se echaba de menos algo "nuevo" para leer ^^.

Pícara dijo...

¡¡ Bieeeeen !! ^__^

black_sun dijo...

Yo no conocia este webcomic, pero le dare una oportunidad a ver que tal es. Yo tb empece a leer webcomics por culpa de Elf, siempre ha sido una mala influencia xDD

Pícara dijo...

Elf siempre ha sido una mala influencia, qué le vamos a hacer... xD

Deed dijo...

Me sorprende y reconforta su capacidad para retratar el sexo de forma seria y a la vez divertidísima, sin caer en que “si es sobre sexo es gracioso”, tal y como la viven o deberían vivir los adolescentes, como algo natural, bonito y sobretodo para cuando se esté preparado, no porque haya que hacerlo cuanto antes mejor.

+1

le echaré un ojo, pinta chulo... pero los webcomics en inglés me tiras pa'tras :_(

Pícara dijo...

A mi al principio me daba mucha pereza, pero puedes considerarlo una forma de coger soltura con el inglés, mucho más divertida que las clases xD

También al principio el dibujo es bastante feo, pero si miras alguna de las ultimas tiras, sin prestarle mucha atencion al dialogo por los SPOILERS como catedrales, se ve lo mucho que mejora ^^