6 de junio de 2010

Momo II

[Sonando: Judas Priest]
[Libro: Pullman - El Catalejo Lacado]
[Manga: The Legend of Zelda: Ocarina of Time]
[Anime: Slayers]
[Película: Batman Forever]

Hace poco tuve que decirle adios a mi pequeña Leo, originalmente Leonard hasta que vimos que era una hembra. Intrépida, nerviosa y con mal genio, como su hermano Artemis, que pasó a ocupar su jaula, bastante más grande.
Leo ha sido más pequeñita de lo normal toda su vida, y la diferencia con Artemis me hace pensar que en la tienda me engañaron y no pertenecían a la misma camada, nunca lo sabré.
Pero no he aguantado mucho sin traer un nuevo bichillo a casa:

Os presento a Momo II. Espero que el nombre no le haga seguir el camino de mi primera Momo, que fue la última hámster siria(los comunes, vamos) que tuve, y que parecía tener problemas congénitos de corazón.
Son muy parecidas porque parece ser que esta es la única variedad de hámster ruso que se cría en la zona, de todas las que hay. Probablemente estén incluso emparentados todos, lo que no me inspira mucha confianza.

De momento es muy buena, no me ha intentado morder como sus predecesores, y levanta sus orejas demasiado grandes y me mira cuando le hablo. Eso sí, cada vez que la cojo, se convierte en una máquinita de hacer regalitos. Y de momento es muy divertido darle fruta o pan, cosas que no creo que haya conocido hasta ahora y a las que se acerca tímidamente.

Hasta a ella le asustan los apuntes de genética....