22 de mayo de 2010

¡Bamf!

[Sonando: Hevisaurus ]
[Libro: Pullman - Luces del Norte ]
[Comic: Echo ]
[Serie: How I Met Your Mother 3x05 ]


Es un hecho que cuando más tenemos que estudiar menos nos apetece hacerlo y más ideas o ganas tenemos de hacer cualquier otra cosa. Hace bastante tiempo empecé este muñeco, y tenía la cabeza, con una oreja puesta y sin terminar de cerrar, guardada en una caja desde entonces. Y de pronto sentí la necesidad de hacer cosas, de crear, me pasa en casi todas las épocas de exámenes. Y sobretodo volví a tener ganas de tener mi propio Bamf al que abrazar.

Los Bamfs, pequeñas versiones de Rondador, surgieron de un cuento que Kitty le contó a Illyana cuando está aún era una niñita rusa adorable. En él aparecían todos los miembros de la Patrulla X de esa época, es un cómic genial. A partir de ahí, creo que fue en la primera miniserie que tuvo Kurt aparecieron de nuevo como personajes (quiero leerla, pero no he sido capaz de encontrarla) y finalmente se convirtieron en peluches que tenían algunas de las chicas que de alguna forma están relacionadas con Kurt. Yo al menos recuerdo haberle visto uno a Kitty y sobretodo a Amanda, quien por supuesto nunca jamás se lo mereció.


Y este es el resultado.

En mi cabeza era mucho más mono y parecido al de la imagen, gordito y eso. Pero me gusta mucho como me ha quedado.
Además para hacerlo he usado unos patrones que encontré, muy buenos y que abren la veda para más proyectos peluchiles, porque son muy sencillos de usar y me encanta el resultado.
En principio estaba muy orgullosa de las manos y los pies, que son de polipiel, pero en el conjunto quedan un poco grandes, al igual que la cabeza. Decidí ponerle el pelo negro porque no es tan fácil encontrar peluche de pelo largo de color azul, y quería que se distinguiese.

En fin, le seguiré dando vueltas a más ideas mientras sigo estudiando.

13 de mayo de 2010

¿Le importaría parar el mundo...?

[Sonando: Saurom]
[Libro: Pullman - La Daga ]
[Anime: Bleach #270]
[Serie: How I Met Your Mother 2x11]
[Juego: Plants VS Zombies]


La mejor foto del concierto y he tenido que arreglarla porque mi cámara tiene la mala costumbre de hacer aparecer manchas grises en la cara de la gente.
¡Pero miradlo! ¡Es Narci! Flauta en mano y gaita y guitarra colgando. Es el puto amo.

La verdad es que no me apetece hablar a fondo sobre el concierto. Estuvo guay por un lado y mal por otro.
Tocaron algunas de mis favoritas, incluída La Musa y el Espíritu, aunque fue por poco, porque los de la sala directamente nos echaron antes de tiempo. Y al mismo tiempo, fueron demasiadas del último disco. Sí, demasidas. Una ya me habría parecido suficiente.
Hay algo que me pone los pelos de punta cuando empieza a sonar Dioses Eternos, Sandra o El Arquero del Rey y que no tiene ninguna de las nuevas.
No sé si fuimos muchos menos de lo normal por otra serie de causas, pero no podemos ser nosotras las únicas a las que su nuevo trabajo no nos dice... nada de nada.
Y allí había muchísima menos gente que en el Leyendas del Rock de este verano, siendo a las tantas de la noche, después de todo un día de festival. O el concierto de hace un par de años, recien salido Juglarmetal.

Se supone que es bueno, eso de que la gente evolucione y avance. Pero aunque sus canciones nuevas sean mucho más espectaculares, a mí no me llegan, ni al alma ni a niguna parte. Han perdido toda su magia, su encanto de ser juglares con guitarras eléctricas. Y me parece muy bien si ellos se sienten más agusto y realizados, pero ahora me suenan como un grupo heavy más. Igual debería darle más oportunidades.

Y me he dado cuenta de que esto me pasa con todo. En algún momento me he acomodado a que las cosas que me rodean e importan sean de una manera concreta. Y no me gusta que cambien, porque entonces ya no son MIS cosas, y no me gusta la sensación que me produce encontrarme con extraños.
Esto es de las cosas más nimias, como el hecho de que si por mi fuese, Nintendo nunca habría pasado de la GameCube, a encontrarme con los cambios que sufren las personas.
Intento asumir que a mí me pasa lo mismo pero como me soporto todos los días, no me doy cuenta, aunque tampoco me convence la idea. Dar por hecho que conforme "crezca" y descubra cosas nuevas mis ideas irán cambiando, es asumir que mis gustos o decisiones se basan en algún tipo de ignorancia. QUiero creer que las cosas realmente importantes no tienen porqué cambiar.

8 de mayo de 2010

La Musa y el Espíritu

[Sonando: Saurom]
[Libro: La Daga]
[Serie: How I Met Your Mother 2x02 ]
[Juego: World of Goo]



Sé que nadie se para a escuchar las canciones que postean los demás, mucho menos cuando escriben la letra. Supongo que es una mezcla de vagancia con saber que es muy difícil que otra persona interprete una canción igual que tú, porque, al menos yo, suelo asociarlas a mi vida cotidiana.
Mañana por la noche Raven y yo vamos a ir al concierto que dan Saurom en Alicante. Voy con la misma sensación que a los últimos de Mägo o de Fito, pero multiplicado. Quiero decir, además de ser en una sala enana donde realmente se pasa mal, es un concierto después de dos discos que, pueden ser mejores musicalmente que los anteriores, pero a mi no me lo parecen.
La magia de Saurom era mezclar guitarreos con gaitas y flautas, y ser capaces de llegarme al alma con sus letras. Y parece que no van a volver a conseguirlo nunca, Juglarmetal fue su obra maestra.

Esta es, ahora mismo, la canción que más deseo escuchar en directo mañana, con la que más identificada me siento ahora mismo.
Y curiosamente, es la canción elegida de todas las que tocaron este verano en el Leyendas del Rock, para incluir entre los vídeos del DVD que viene con el último disco. Es una lástima pero no he conseguido vernos a Jardius y a mí, probablemente estábamos tan cansadas que quedábamos mal.

Saurom - La Musa y el Espíritu
Desde la infancia,
devoción de amor emanaban.
Almas unidas,
que la enfermedad separaba.

Dos vidas mermadas, en soledad
Se aman, se miman, sin poderse rozar.

Bebes recuerdos,
afloran los tiernos momentos.
Y en tus sueños,
hablas con él sobre un reencuentro.

No temas, no llores, me encuentro bien.
Mi vida, tranquila, cada noche yo vendré...

Mientras recorro los ríos, los valles
los cielos, las nubes y los siete mares,
seguiré por ti esperando,
mi vida no llores que te estoy mirando.
Hago castillos de arena en la luna,
dibujo sonrisas en nuestra amargura...
Relatos de mis suspiros,
que en la medianoche compartiré contigo...

A las estrellas
les comento cómo es el sol.
Al sol le cuento
la grandeza de nuestro amor.

Espero viejita que seas feliz,
No hay prisa, más tarde,
nos hallaremos al fin.