10 de enero de 2010

X-Men Forever


[Sonando: Sonata Arctica]
[Libro: Harry Potter y la Piedra Filosofal]
[Comic: X-Men Forever #3]
[Serie: Big Bang Theory 3x11]




Si hay algo que no puedo dejar de hacer, por mucho que tenga que estudiar, es leer. No puedo meterme en la cama y apagar la luz directamente, es un acto reflejo encender la lámpara de la pared y leer algo. Aunque en este caso lo he hecho en el ordenador, pero la sensación de necesidad es la misma.
No es ningún secreto que en lo que a cómics se refiere, soy fanática de los X-Men, siendo Rondador uno de mis primeros y grandes amores platónicos, Pícara el personaje que me presta el nombre (y luego yo a ella, que por algo la bautizaron hace "poco" con Anna), Kitty algo así como "lo que quiero ser de mayor", aunque nunca crezca, etc etc.
Hacía tiempo que tenía una extraña sensación de "ausencia", provocada por no estar siguiendo regularmente ninguna serie mutante desde que se me empezaron a acumular los tomos de Exiliados(en cuanto pueda y la tenga completa la volvere a empezar), o los tomos de Generación X que me presta Miri.
Hace mucho que dejé de seguir las series más actuales, porque llegaron a un punto en el que ya no me alegraban el día. Y no, no me convencen los enormes "eventos" como los llaman ahora. Uno (Civil War), estuvo bien, pero lo han tomado como costumbre y no me gusta.
Además, desde que descubrí las colecciones más viejas, de papel sin satinar, me he convertido en toda una carca. He leído muchas cosas, sobre todo sueltas, posteriores, pero nada me entusiasma tanto como la segunda Patrulla X de Claremont o Excalibur.

Hoy, entre mis apuntes de inmunología, he recordado los días que tuve delante a Claremont. A lo largo de la rueda de preguntas, y después cuando hablé con él "personalmente" (solo había una persona más en la conversación), mencionó varias veces que estaba metido en una serie nueva, X-Men: Forever.
Como estoy casi segura de que aún toca esperar un poco para tenerla aquí en papel, me he bajado unos cuantos números.
No son pocos los que ya no confían en él como guionista... yo sí, no puedo evitarlo. La gracia de su "nueva" aventura era que retomaba a sus personajes desde un punto en el que los abandonó hace unos años, olvidando todo lo que ha pasado desde entonces. Sabéis, porque maldigo mucho por ello, que esta idea no me hace ninguna gracia.
Pero este caso es distinto, porque él es el autor cuyas palabras me molesta que deshagan los "modernillos", él fue el creador de las historias que me engancharon a esto. Además ese punto es justo en el que yo empecé a perderme un poco bastante(disolución de Excalibur), así que, por mi, como sino hubiera pasado nada...
Así que para mí es como un regalo, lo que estaba esperando, que él volviese donde yo me quedé. Vuelve, a contar sus historias, con algunos de mis personajes favoritos (suplico por la aparición de Coloso y/o Meggan).
Hace un rato he llegado al momento que el propio Claremont me spoileó... ¡El propio Claremont!. Creo que esto ya lo mencioné en su día, que nos había desvelado cosas, y aunque asumo que es algo que seguro que lo ha dicho muchas veces y por tanto todo el mundo, en mi mundo feliz, fue algo que el mismísimo Claremont nos contó a mi y a un amigo en una conversación "privada". Y ahora al leerlo lo he recordado, hablando, gesticulando y sonriéndonos, con complicidad, como diciendo "¿a que mola mi idea?". (todo sea dicho, es algo muy forzado, pero me ha gustado).
Solo espero que no me salgan dentro de unos cuantos números con que el hombre lo vuelve dejar... que es lo que suele pasar. De momento, estoy muy ilusionada.

1 comentario:

Pícara dijo...

probando...