25 de septiembre de 2010

Sangre

[Sonando: Uzzhuaia - La Sombra que te hace temblar]
[Libro: El Elfo Oscuro ]
[Serie: The Big Bang Theory 4x01 ]
[Juego: Kingdom Hearts. Birth By Sleep]


Cuando era pequeña, no recuerdo exactamente la razón, hicimos una actividad en el colegio en la que nos pidieron que hiciésemos una lista con las cosas que considerábamos más importantes de nuestra vida, ordenadas de mayor a menor. De primeras me pareció una estupidez, que no era asunto de nadie salvo mío, y algo que yo era incapaz de jerarquizar y mucho menos plasmarlo en un papel como una especie de verdad absoluta sobre mí misma. Bueno, supongo que con esa edad no pensé esas palabras, pero recuerdo esa sensación.
Pero también me preocupaba mantener mi expediente por todo lo alto, donde las únicas manchas eran algunos problemas de actitud, según todos los profesores que tuve desde entonces y hasta que terminé el instituto.
Así que tenía que hacerlo.

¿Y qué podía poner primero? Colocar la primera palabra en esa lista suponía dejar por debajo todas las demás.
Eché un ojo a las respuestas de mi compañera y alguno más. En todos ellos, la familia ocupaba el primer lugar, y parecía que era lo que tenía que ser.
Y yo consideré, que si lo ponía, estaba poniendo a miembros de mi familia por encima de mis amigas, o de, no voy a negarlo, desconocidos que me habían dado algo, como podía ser un escritor o un músico. No podía negarlo en ese momento ni lo hago ahora, hay amigos y personajes desconocidos que valoro mucho más que a todas esas personas con las que comparto un lazo de sangre o político.

A menudo mucha gente dice reconocer eso de que “La sangre no hace el cariño”, pero por otro lado afirman que hay cosas que se hacen por la familia que no se hace por nadie más, como algún tipo de sacrificio o, el ejemplo más claro suele ser, el préstamo de dinero. Lo siento pero es una soberana contradicción. Y mentira. Y muy muy hipócrita.

Hay miembros de mi familia de sangre a los que sólo veo en las bodas, bautizos y velatorios. No sé sus nombres, apenas recuerdo sus caras, ni a qué se dedican, ni qué parentesco exacto nos une. Y no me interesa en absoluto. Ni quiero que me inviten a sus bodas, es absurdo ir a celebrar un acontecimiento tan importante para las personas… si no las conoces de nada. Al margen de lo poco que me guste “arreglarme”.
Por supuesto, pero “hay que invitar a la familia”. Es que la absurdez rebosa por todas partes. No puedes invitar a todos tus compañeros de clase, porque… no, pero hay que invitar a la decimosexta tía por parte de padre a la que has visto dos veces durante dos segundos durante toda tu vida, porque si no, eres una malísima persona.

Hay miembros de mi familia más cercana a los que a menudo no puedo evitar odiar. No estoy hablando de berrinches momentáneos o desacuerdos que pueda tener con mis padres, luego hablaré más profundamente de ellos. Estoy hablando de llevar años aguantando un tratamiento humillante, teniendo que callarme porque “hay que respetar a nuestros mayores” y “No puedes pelearte con la familia igual que con un amiguito del cole, porque son tu familia, van a estar siempre ahí”.
Odio, odio, odio y odio esa … ¿Cómo puedo llamarlo? ¿Creencia?
¿Qué han hecho esas personas de mi familia por mí? ¿Por qué tienen que estar siempre ahí, por ser de la familia?
Además de hacerme odiar las reuniones familiares, a las que siempre llevo, desde muy pequeña, un libro o una consola, porque nunca jamás se me ha permitido participar en una conversación, a no ser que fuese con esa expectación pedante y soberbia de saber que si se tocan ciertos temas, y se me permite hablar, me enfadaré, y siempre es divertido verme enfadada.
¿De verdad eso es lo normal? ¿Lo que hay que asumir? ¡Pues no me da la gana!

Nunca he tenido demasiado claro si esto es lo normal en cualquier familia, o es que la mía es especialmente desagradable. Por supuesto que envidio a cualquiera que me diga que se lo pasa teta en las reuniones familiares. Ya me gustaría a mí no haber llegado nunca a estas conclusiones.
Pero lo que yo veo siempre son tiranteces, incomodidad, comentarios por la espalda, conversaciones sobre lo que se puede decir o no, delante de una u otra persona, casi como llevar un guión escrito, sabiendo que en realidad, nadie quiere estar ahí, alrededor de esa mesa, que todos lo cambiarían por hacer cualquier otra cosa. Pero no lo diremos en voz alta, no puedes reconocer ante la gente que tu familia te importa menos que tus compañeros de clase, los amigos que mantienes desde el instituto o un Sir inglés que padece de principio de Alzheimer.
En serio, si miro con perspectiva mi vida, por poner un ejemplo, Terry Pratchett, un escritor con el que jamás he cruzado una palabra, me ha dado más cosas y “más positivas” , y que en general, me han hecho más feliz y me han enseñado mucho más y mejor que casi todas las personas con las que comparto un lazo genético. O Chris Claremont, con el que sí he hablado, y recuerdo mejor y con muchísimo más cariño y emoción esas pocas frases que todas las cruzadas con algunos miembros de mi familia en más de 20 años. Y lo mismo puedo decir de cualquier músico o cantante cuyas canciones me digan algo. O un personaje de una serie de televisión, que puede haberme enseñado algo más que el callarme cuando los mayores hablan aunque no tengan ni idea de lo que están diciendo (y menudas barbaridades he llegado a escuchar) o por lo menos me ha hecho reir en lugar de llorar.
No me vale el “Pero es tu…”, ¿mi qué? no, lo siento, no es suficiente un nombre de parentesco, un cartel. Yo no lo he elegido, no tengo porque alegrarme por ello ni aceptarlo ni actuar en consecuencia.

Pero aquel día en clase, acabé poniendo la familia como primera en la lista, porque sabía que nadie aceptaría mi explicación. Y fue una de las primeras veces en las que me callé la verdad para evitar discutir y escandalizamientos varios. Aunque no lo dije en voz alta, tenía muy claro que esa palabra se refería a mis padres, punto.

Por otro lado, tengo la “suerte”, de tener una relación muy especial, en el mejor sentido de la palabra, con mis padres, cosa que no muchos pueden decir, según he podido comprobar. Así que en ningún momento he sentido ese vacío que dicen que solo la familia puede llenar.
Mis padres son mis padres, en el sentido biológico y menos importante de la palabra, pero también en el… llamémoslo verdadero, porque han actuado toda la vida como tal, preocupándose por mi educación y mi felicidad a partes iguales.
Y si ahora me dijesen “Oye Pic, que en realidad eres adoptada.”
Bueno, primero, por supuesto que no me llaman Pic en mi casa (pero sonaba más gracioso), de hecho dicen estar molestos porque les costó mucho encontrarme un nombre (eso es tener huevos) como para que ahora la gente me llame “3’14”.
Y segundo que la magia de la genética no puede negar que soy hija de mis padres.
Pero si eso fuese verdad, quizá me ofendería porque en 24 años hay mucho tiempo para decirlo, pero tampoco me preocuparía más. Padres son los que actúan como tal (a no ser que una desgracia lo haya impedido), no basta con darte la vida. En darte la vida se lo han pasado ellos mejor que nadie, no es suficiente para adjudicarse el título de padre.

Si las situaciones que se viven en mis relaciones familiares ocurriesen en un grupo de amigos, ese grupo ya no existiría, pero esto lo protege esa especie de misticidad familiar en la que, se justifica cualquier sacrificio.

Normalmente, todos hacemos una selección bastante exhaustiva para llegar a reunir unos amigos a quienes apreciamos, con quienes no sentimos a gusto en cualquier situaciones, en quienes confiamos ante todo. Pero se acepta la imposición de familiares que te amargan la existencia y hacen que te sientas fatal contigo mismo por pensar mal de ellos.

Es posible que me cueste entender gran parte de esos vínculos maravillosos por ser hija única. Crecí viendo como los hermanos se peleaban como cualquier amigo del cole, pero la diferencia estaba en que vivían en la misma casa, y a veces, incluso compartían habitación. Así que, las disputas, parecían resolverse porque no había otra opción. En cambio el mismo nivel de desacuerdo podía desencadenar en no volver a hablar con esa persona. Pero la magia de la unión sanguínea hace que puedas perdonar cualquier cosa. Es algo que no soy capaz de comprender, por mucho que lo vea. Mi madre dice que es algo que surge cuando has crecido con una persona, que no se puede explicar. Debe de ser eso. Igual es el mismo vínculo que tengo con mis padres, forjado a lo largo de mi vida y gracias al cual considero a un nivel distinto nuestras diferencias.

28 de agosto de 2010

El Goonish Shive

[Sonando: Chunchunda de una fiesta...]
[Libro: The andalite Chronicles]




Hace unos que descubrí los webcómics a través de Marcos Arroyo, autor de Leie y Cartoon Heroes, al que conocía desde hacía bastante por el canal de Animorphs y empecé a leerles a él y Morán en “Eh tío!”. Me había encontrado ya alguna vez con cómics colgados en webs y los había ojeado pero nunca había seguido uno con muchas ganas.
Después, por culpa de Elf descubrí otros webcómics, entré al drop del WEE (Webcómics en Español), como groupie, y quedé atrapada entre las obras de autores tan geniales como los que forman parte de esa comunidad.

Pero tengo que reconocer que mi webcómic favorito es El Goonish Shive, que descubrí también por culpa de Elf. No sé si Dan Shive tenía pensado llegar tan lejos cuando empezó allá por el 2005. Sí, la dificultad más importante que me encuentro a la hora de recomendar este cómic a otra gente es el número de tiras que lleva hasta ahora, pero creedme que se leen como si nada.
Por que EGS engancha, engancha y apasiona mucho.
Es una historia sobre magia, artes marciales, extraterrestres, transformaciones, mundos alternativos, dobles malvados… todo ello con unos personajes bien construidos, a los que es imposible no apreciar y rodeado de miles de referencias frikis, en las que se nota que el autor lo es e intenta aún así que cualquiera pueda disfrutar la historia, pero sin perder en ningún momento el encanto y la sonrisa al reconocer cosas.

En algunos aspectos me recuerda a la idea de Buffy, con un conjunto de protagonistas todos bastante diferentes, algunos unidos por amistad anterior y otros según avanza la historia por distintas circunstancias.

Una de las cosas que más me gustan de EGS es la forma de Dan de hablar del amor y las relaciones en general, porque ya sabéis que yo soy así de ñoña y suele ser eso en lo que más me fijo, lo que no tiene nada que ver con el marujeo que provocan muchas series sobre “tal se lia con tal y luego con tal y luego se pelean y blablabla”
Sus parejas parecen parejas de verdad, no como las que se ven en las series, que están juntos porque sí y se lanzan el uno al otro topicazos sexistas y todo el interés parece basarse en si se van a pelear por una tontada o malentendido …
Y al mismo tiempo, tiene sus personajes solteros, pero que siguen sin parecer solitarios amargados o simples alivios cómicos, no sé si se entiende lo que quiero decir, son auténticos personajes.

Y aún así lo mejor es que aunque es una historia con adolescentes de protas, no gira alrededor de sus líos, ni de las mil veces que una pareja se rompe para formar otras, sino que son parte natural del trasfondo de las cosas sobrenaturales que le pasan a un grupo de amigos entre los que se encuentran brujas, híbridos extraterrestres-animales, expertos en artes marciales basadas en anime o genios científicos pervertidos.

Es genial como este chico puede hacer girar más de una saga alrededor de un arma capaz de cambiar el sexo a las personas sin caer en chistes típicos sobre sexo o sucedáneos; sino que sirve para que algunos personajes se den cuenta del error que supone adjudicar personalidad y acciones a la diferencia de un solo cromosoma que hay entre hombres y mujeres, al margen de otras diferencias biológicas.
O la increíble hazaña de tener personajes gays o bisexuales y que esa no sea su absoluta y única función en el cómic, representar a un colectivo y ser fuente de chistes y coñas alrededor de la actitud y forma de ser que se supone que tienen por su orientación sexual. Que no son pocas las series/películas/loquesea donde esto ocurre.

Me sorprende y reconforta su capacidad para retratar el sexo de forma seria y a la vez divertidísima, sin caer en que “si es sobre sexo es gracioso”, tal y como la viven o deberían vivir los adolescentes, como algo natural, bonito y sobretodo para cuando se esté preparado, no porque haya que hacerlo cuanto antes mejor.
Tampoco descuida la amistad pura y verdadera (oigh, qué bonito), y los distintos grados de confianza que existen entre los personajes.

Dan ha creado su propio mundo, que es en teoría más o menos como el nuestro, pero con sus reglas bien definidas sobre magia y tecnología, con un trabajadísimo trasfondo, al mismo tiempo que los protagonistas acuden a un instituto normal.
Y además de hacer todo esto de una forma realista (que no está reñido con la magia o la ciencia-ficción, si no con la forma de que todo encaje), raro es el cómic en el que no arranca una carcajada, usando tanto el humor absurdo como el más retorcido sin caer jamás en lo soez.

Quizá al principio pueda espantar el dibujo, puesto que Dan lo empezó como aficionado, y a pesar de no ser sus dibujos absolutamente estéticos, desde siempre han sido capaces de transmitir exactamente lo que sucedía, utilizando perfectamente, por ejemplo, las expresiones faciales. Adoro su estilo de dibujo actual.

Gracias a plantearme leer este cómic (y algunos otros después), creo que he desarrollado bastante mis conocimientos de inglés, en especial lo que son expresiones coloquiales. Y eso es de agradecer.

No me convence la idea de empezar a hablar sobre su argumento porque sería incapaz de hacerle verdadera justicia sin reventaros toda la historia o empezar a perderme por las ramas, lo que solo os desorientaría. Porque creedme, salvo algunos detalles de los que él mismo se ha burlado o arrepentido, es una historia muy bien atada por todos lados.

Así que solo puedo recomendaros este maravilloso cómic. Qué ganas tenía de hablar sobre él... y aún podría dedicarle mucho más, pero creo que es suficiente.


25 de agosto de 2010

Caos

[Sonando: Uzzhüaia - No iré sin tí]
[Libro: Andalite Chronicles]
[Manga: Hellsing]
[Anime: Bleach]
[Juego: Soleil]



Ya tocaba dar algunas señales de vida, aunque sea a modo de relleno y como si de un telegrama se tratase.
Ha sido un Agosto bastante caótico en el que he hecho muchas cosas cuando debería estar estudiando, decidiendo abandonar la idea de aprobar alguna en septiembre y optar por centrarme en aprobar, antes de que venza el plazo de matrícula, el exámen teórico de conducir.

Por un lado, fue el cumpleaños de mi niña, Raven y decidí, hacerle dos cosas:



Ahora tengo que meterme en una especie de maratón de estudio intensivo y vivir en la autoescuela, pero espero poder ir empezando, por lo menos a comprar las telas del cosplay para el Salón del Manga de este año, Sheena, uno de mis personajes favoritos del juego Tales of Symphonia:

Incluso me gustaría hacer de peluche o algún otro material, a Corrine, su invocación principal, pero no sé si voy a tener tiempo y/o capacidad.

Pero al mismo tiempo tengo empezado otro proyecto que espero terminar pronto, una bolsa para clase, de Gryffindor.


29 de julio de 2010

..¿Instinto?



Vengo de pasar unos días de acampada cerca de Vigo, en, según hemos cobrado, la zona de unión de varios afluentes. Es un lugar precioso. Es una zona de acampada libre, donde acude la gente de los pueblos cercanos a bañarse y por lo tanto es inevitable advertir la mano del hombre.
Aún así, se respira tranquilidad y verde, y se pueden ver las estrellas por la noche, a la luz de las velas y/o linternas, de risas con los amigos.
Me parecía una armonía preciosa que podía alcanzar el hombre con la naturaleza, ya que no se puede evitar el efecto que produce nuestra sola presencia, pero sí minimizar en gran medida.
Y si remontabas un poco el río, internñandote en la vegetación, la única señal de no ser el primer ser humano que metía allí los pies era el estrecho camino de hierbas pisadas, hasta llegar a preciosos espacios de agua formando lagos y toboganes naturales.

Ha sido genial estar allí viendo volar montones de libélulas y cabalitos del diablo de distintos colores, mariposas y toda suerte de bichejos. Aunque la arña que se instaló en nuestra tienda no me hizo tanta gracia.
Es sorprendente lo acostumbrados que estamos a nadar en agua salada o tratada de piscinas, y las agujetas y cansancio que provoca nadar en el agua de río, aunque nisiquiera sea contra la corriente.

Pero me ha hecho confirmar algo, una de esas cosas que suelen flotar por la cabeza pero no sueles permitir que se asiente, porque prefieres estar exagerando inconscientemente, no quieres pensarlo.
Es el instinto del hombre por modificar todo lo que ve; para asemejarlo a algo que no le resulte extraño u hostil, sino cercano y agradable, cómodo, y en el proceso, demostrar esa superioridad adjudicada que tanta rabia me da.
Una cosa es montar tiendas de campaña, sillas y mesas y un camping gas. O hacer un fuego con ramas secas para hacer una comida deliciosa, aunque estando en maxima alerta por riesgo de incendios y habiendo sido visitados por figuras de autoridad (con el correspondiente fichaje y advertencia), me parece una imprudencia estúpida. Por mucho que el hombre aprendiese a hacer y manejar fuego, no es algo que vaya a parar si se lo mandas.
Pero nisiquiera eso me ha enfurecido tanto como ver, nada más llegar a un grupo de gente de nuestra edad, meterse en el agua y empezar a cerrar con enormes piedras (entre gruñidos y gestos de "a ver quien la saca más gorda"), a cerrar los pasos de agua creando una especie de piscina.
¿Una piscina? ¿En serio? ¿Viniendo a un precioso río NECESITAS una piscina para estar agusto con tu colchoneta de playa?
Al principio solo parece ridículo, puesto que no era ni por asomo un muro hermético, y veías caer el agua al otro lado.
Pero al levantarnos temprano para desayunar y recoger, nos hemso encontrado con todos los pasos del agua de la misma zona bloqueados y una ridiculísima trampa de huecos mucho más anchos que cualquiera de los pececillos que nos rodeaban encajada en el único paso abierto.
Y ya se observaba bastante agua estancada, con un montón de ramas, hojas y esa espumilla tan horrible que no sé qué es pero relaciono con las aguas eutrofizadas.
Nada de todo esto era necesario,.
Me resulta estúpida esa especie de demostración de humanidad, ese afán de manipulación y modificación del medio de esa forma brutal(por supuesto que cualquier animal provoca una modificación en el medio), como para demostrar a las hembras del grupo lo macho que se es, que se sabe sobrevivir en el campo y fabricar trampas para peces en un río.
Es más bien una demostración de estupidez, porque por muy limpio que parezca estar el río, no sabes si es buena idea consumir sus peces.
No tenía pensado volver a meterme en el agua, porque no tenía tiempo de secarme agusto al sol, pero no he podido evitarlo, y me he dedicado a empujar las piedas más grandes que estancaban el agua. También he pensado en soltar la trampa, pero me he limitado a sacarla del agua.

Y así, se han amargado mis últimas horas en un sitio tan precioso. Supongo que ahora mismo todo volverá a estar tal y como me lo he encontrado esta mañana. Ojalá pesquen, ojalá pillen una intoxicación del copón.

3 de julio de 2010

Terminando el curso

[Sonando: Hevisaurus]
[Libro: El Catalejo Lacado// El Quinto Elefante]
[Comic: X-Men]
[Anime: Bleach #277 ]
[Juego: Plants Vs Zombies]


Este es uno de esos cursos que se estiran hasta entrado julio debido a mi gran fracaso con los exámenes de Enero, ya que sus recuperaciones, en lugar de en septiembre(que también tengo para entonces), son ahora. De momento he aprobado todo a lo que me he presentado, aunque han sido solo tres asignaturas... ¡Pero en una tengo un sobresaliente! ¡El primero y probablemente único que tendré nunca en la carrera!. Las otras dos, dos de mis grandes némesis, así que estoy muy contenta.
Pero he decidido venir a dar alguna señal de vida, mientras preparo otra némesis y me muero en el asfixiante calor que ha decidido que ya estaba bien de dejarme ser feliz con el fresquito y la lluvia. Maldito sea.

Alguna vez he comentado, y supongo que le pasa a mucha gente, que cuando más tienes que concentrarte solo en lo que tienes delante, los apuntes, más ideas y ganas de hacer otras cosas te vienen a la cabeza. En mi caso suele tratarse de manualidades y costura, que se quedaban en un "Ya lo haré cuando termine los exámenes" y nada más. Esta vez he decidido hacerlo:

Me compré varias camisetas de tirantes de distintos colores, lisas, con la idea de pintarlas todas, de momento llevo dos:

Mi propia "visión" de la camiseta que lleva Tonks, uno de mis personajes favoritos, en varias apariciones en Harry Potter y la Orden del Fénix.
Utilicé pincel seco por primera vez al pintar tela, y quedaba mucho mejor, pero no soportó el lavado, así que esta es la segunda versión, usando más capas de pintura. Pero creo que al final me quedó mucho mejor.


Me encanta Eyeshield 21, y su protagonista, Sena Kobayakawa, Eyeshield 21, es mi favorito y uno de mis amores platónicos. Cuando el dije a Jorge que una de las camisetas que tenía para pintar era roja, me sugirió que la hiciese, igual que le hice una a Raven por su cumpleaños. Pero en versión tirantes para verano.
Y están surgiendo por ahí planes para cosplay de este chico, aún no sé si con la equipación o el uniforme del instituto, que me supondría el desafío de peinar una peluca con su peinado imposible.

Con estas dos he comprobado que no quiero volver a pintar camisetas de este tejido. No tengo ni idea de como se llama, pero al ser elástico y tener una textura "no plana", raja bastante la pintura al usarlas.




Regalo de cumpleaños para Elf. Me gusta mucho el resultado, pero se la envié antes de comprobar lo poco que resiste la pintura usada así, así que ya le he dicho que si la saca completamente limpia de la lavadora, se la vuelvo a pintar.
Creo que a estas alturas no es necesario que hable de Animorphs. Estoy especialmente orgullosa del lobo de la espalda, aunque tengo que reconocer que usé una plantilla, solo fue para definir las líneas principales, porque dibujo muy mal.


No la considero del todo acabada, pero como no he podido salir a comprar material y no quería dejarla sin enseñar hasta entonces... mi idea es adornar el borde de dorado, pero hasta ahora no me ha convencido lo que tengo a mano.
Me gustaría también darle algunos toques más al león.
Al principio no lo tenía muy claro, pero decidí considerar Gryffindor como mía propia al venir la mayoría de mis personajes favoritos de la casa del león.
Ya he recibido peticiones de una versión de Ravenclaw, remuneradas. Veré qué puedo hacer.

Si pincháis en las fotos, las he enlazado con mi cuenta de DeviantArt, donde se ven mucho mejor.
Además de la del ordenador, tengo una segunda mesa. Por un lado, resultaba relajante verla limpia o llena de pequeños montones de apuntes ordenados, soy así de maniática.
Desde hace unas semanas está lleno de botellitas de pintura, pinceles, tela, tijeras, rotuladores, plantillas de plástico y papel...
Me encanta poder dedicarle un rato cada día, a practicar alguna idea nueva o retocar otras. Aunque ahora que ve a venir Jorge a verme, supongo que la recogeré, para tener más espacio y yo, como comprendereis, no tendré tiempo para esto. Ya seguiré cuando vuelva a quedarme sola.

6 de junio de 2010

Momo II

[Sonando: Judas Priest]
[Libro: Pullman - El Catalejo Lacado]
[Manga: The Legend of Zelda: Ocarina of Time]
[Anime: Slayers]
[Película: Batman Forever]

Hace poco tuve que decirle adios a mi pequeña Leo, originalmente Leonard hasta que vimos que era una hembra. Intrépida, nerviosa y con mal genio, como su hermano Artemis, que pasó a ocupar su jaula, bastante más grande.
Leo ha sido más pequeñita de lo normal toda su vida, y la diferencia con Artemis me hace pensar que en la tienda me engañaron y no pertenecían a la misma camada, nunca lo sabré.
Pero no he aguantado mucho sin traer un nuevo bichillo a casa:

Os presento a Momo II. Espero que el nombre no le haga seguir el camino de mi primera Momo, que fue la última hámster siria(los comunes, vamos) que tuve, y que parecía tener problemas congénitos de corazón.
Son muy parecidas porque parece ser que esta es la única variedad de hámster ruso que se cría en la zona, de todas las que hay. Probablemente estén incluso emparentados todos, lo que no me inspira mucha confianza.

De momento es muy buena, no me ha intentado morder como sus predecesores, y levanta sus orejas demasiado grandes y me mira cuando le hablo. Eso sí, cada vez que la cojo, se convierte en una máquinita de hacer regalitos. Y de momento es muy divertido darle fruta o pan, cosas que no creo que haya conocido hasta ahora y a las que se acerca tímidamente.

Hasta a ella le asustan los apuntes de genética....

22 de mayo de 2010

¡Bamf!

[Sonando: Hevisaurus ]
[Libro: Pullman - Luces del Norte ]
[Comic: Echo ]
[Serie: How I Met Your Mother 3x05 ]


Es un hecho que cuando más tenemos que estudiar menos nos apetece hacerlo y más ideas o ganas tenemos de hacer cualquier otra cosa. Hace bastante tiempo empecé este muñeco, y tenía la cabeza, con una oreja puesta y sin terminar de cerrar, guardada en una caja desde entonces. Y de pronto sentí la necesidad de hacer cosas, de crear, me pasa en casi todas las épocas de exámenes. Y sobretodo volví a tener ganas de tener mi propio Bamf al que abrazar.

Los Bamfs, pequeñas versiones de Rondador, surgieron de un cuento que Kitty le contó a Illyana cuando está aún era una niñita rusa adorable. En él aparecían todos los miembros de la Patrulla X de esa época, es un cómic genial. A partir de ahí, creo que fue en la primera miniserie que tuvo Kurt aparecieron de nuevo como personajes (quiero leerla, pero no he sido capaz de encontrarla) y finalmente se convirtieron en peluches que tenían algunas de las chicas que de alguna forma están relacionadas con Kurt. Yo al menos recuerdo haberle visto uno a Kitty y sobretodo a Amanda, quien por supuesto nunca jamás se lo mereció.


Y este es el resultado.

En mi cabeza era mucho más mono y parecido al de la imagen, gordito y eso. Pero me gusta mucho como me ha quedado.
Además para hacerlo he usado unos patrones que encontré, muy buenos y que abren la veda para más proyectos peluchiles, porque son muy sencillos de usar y me encanta el resultado.
En principio estaba muy orgullosa de las manos y los pies, que son de polipiel, pero en el conjunto quedan un poco grandes, al igual que la cabeza. Decidí ponerle el pelo negro porque no es tan fácil encontrar peluche de pelo largo de color azul, y quería que se distinguiese.

En fin, le seguiré dando vueltas a más ideas mientras sigo estudiando.

13 de mayo de 2010

¿Le importaría parar el mundo...?

[Sonando: Saurom]
[Libro: Pullman - La Daga ]
[Anime: Bleach #270]
[Serie: How I Met Your Mother 2x11]
[Juego: Plants VS Zombies]


La mejor foto del concierto y he tenido que arreglarla porque mi cámara tiene la mala costumbre de hacer aparecer manchas grises en la cara de la gente.
¡Pero miradlo! ¡Es Narci! Flauta en mano y gaita y guitarra colgando. Es el puto amo.

La verdad es que no me apetece hablar a fondo sobre el concierto. Estuvo guay por un lado y mal por otro.
Tocaron algunas de mis favoritas, incluída La Musa y el Espíritu, aunque fue por poco, porque los de la sala directamente nos echaron antes de tiempo. Y al mismo tiempo, fueron demasiadas del último disco. Sí, demasidas. Una ya me habría parecido suficiente.
Hay algo que me pone los pelos de punta cuando empieza a sonar Dioses Eternos, Sandra o El Arquero del Rey y que no tiene ninguna de las nuevas.
No sé si fuimos muchos menos de lo normal por otra serie de causas, pero no podemos ser nosotras las únicas a las que su nuevo trabajo no nos dice... nada de nada.
Y allí había muchísima menos gente que en el Leyendas del Rock de este verano, siendo a las tantas de la noche, después de todo un día de festival. O el concierto de hace un par de años, recien salido Juglarmetal.

Se supone que es bueno, eso de que la gente evolucione y avance. Pero aunque sus canciones nuevas sean mucho más espectaculares, a mí no me llegan, ni al alma ni a niguna parte. Han perdido toda su magia, su encanto de ser juglares con guitarras eléctricas. Y me parece muy bien si ellos se sienten más agusto y realizados, pero ahora me suenan como un grupo heavy más. Igual debería darle más oportunidades.

Y me he dado cuenta de que esto me pasa con todo. En algún momento me he acomodado a que las cosas que me rodean e importan sean de una manera concreta. Y no me gusta que cambien, porque entonces ya no son MIS cosas, y no me gusta la sensación que me produce encontrarme con extraños.
Esto es de las cosas más nimias, como el hecho de que si por mi fuese, Nintendo nunca habría pasado de la GameCube, a encontrarme con los cambios que sufren las personas.
Intento asumir que a mí me pasa lo mismo pero como me soporto todos los días, no me doy cuenta, aunque tampoco me convence la idea. Dar por hecho que conforme "crezca" y descubra cosas nuevas mis ideas irán cambiando, es asumir que mis gustos o decisiones se basan en algún tipo de ignorancia. QUiero creer que las cosas realmente importantes no tienen porqué cambiar.

8 de mayo de 2010

La Musa y el Espíritu

[Sonando: Saurom]
[Libro: La Daga]
[Serie: How I Met Your Mother 2x02 ]
[Juego: World of Goo]



Sé que nadie se para a escuchar las canciones que postean los demás, mucho menos cuando escriben la letra. Supongo que es una mezcla de vagancia con saber que es muy difícil que otra persona interprete una canción igual que tú, porque, al menos yo, suelo asociarlas a mi vida cotidiana.
Mañana por la noche Raven y yo vamos a ir al concierto que dan Saurom en Alicante. Voy con la misma sensación que a los últimos de Mägo o de Fito, pero multiplicado. Quiero decir, además de ser en una sala enana donde realmente se pasa mal, es un concierto después de dos discos que, pueden ser mejores musicalmente que los anteriores, pero a mi no me lo parecen.
La magia de Saurom era mezclar guitarreos con gaitas y flautas, y ser capaces de llegarme al alma con sus letras. Y parece que no van a volver a conseguirlo nunca, Juglarmetal fue su obra maestra.

Esta es, ahora mismo, la canción que más deseo escuchar en directo mañana, con la que más identificada me siento ahora mismo.
Y curiosamente, es la canción elegida de todas las que tocaron este verano en el Leyendas del Rock, para incluir entre los vídeos del DVD que viene con el último disco. Es una lástima pero no he conseguido vernos a Jardius y a mí, probablemente estábamos tan cansadas que quedábamos mal.

Saurom - La Musa y el Espíritu
Desde la infancia,
devoción de amor emanaban.
Almas unidas,
que la enfermedad separaba.

Dos vidas mermadas, en soledad
Se aman, se miman, sin poderse rozar.

Bebes recuerdos,
afloran los tiernos momentos.
Y en tus sueños,
hablas con él sobre un reencuentro.

No temas, no llores, me encuentro bien.
Mi vida, tranquila, cada noche yo vendré...

Mientras recorro los ríos, los valles
los cielos, las nubes y los siete mares,
seguiré por ti esperando,
mi vida no llores que te estoy mirando.
Hago castillos de arena en la luna,
dibujo sonrisas en nuestra amargura...
Relatos de mis suspiros,
que en la medianoche compartiré contigo...

A las estrellas
les comento cómo es el sol.
Al sol le cuento
la grandeza de nuestro amor.

Espero viejita que seas feliz,
No hay prisa, más tarde,
nos hallaremos al fin.




28 de abril de 2010

Un año

Ha pasado un año.
Un año desde que mi vida dio un giro, desde que la forma de vida, de tomar decisiones y/o hacer planes en mi casa cambió drásticamente, casi dio un giro de 180º hasta ponerse en el lado opuesto, cambiando todo lo a largo plazo por cerrar la perspectiva a solo un mes o dos de distancia.
No sé si parece una tontería, pero os desafío a cambiar por completo la dinámica de vuestra casa y la gente que viven en ella.
Un año desde que una fecha mágica, más mágica que el año anterior, todo se fue a la mierda, y tuve que volver sola a mi casa para recibir una de las peores noticias que me han dado jamás y quedarme sola con la tarta de queso comprada para la celebración del 25 aniversario de mis padres. Ya lo habíamos celebrado con el resto de la familia, pero celebrarlo los tres, en el día exacto, para mí, era mucho mejor.
Esta mañana he sentido que si les felicitaba por su aniversario, también estaba celebrando otro muy macabro, el día del diagnóstico.

Un año desde que decidí leer cada noche hasta caer rendida, para no poder pensar, para no despertarme todos los días con los ojos hinchados y dolor de cabeza. Antes me gustaba pensar antes de dormir, se me ocurrían buenas ideas. Ahora prefiero tener sueño por la mañana. Curiosamente he dejado de dormirme en clase.
Hace un año que simplemente aparto muchas ideas de mi mente, porque sé que si empiezo a llorar no pararé, y a cada segundo, todo me parecerá más insoportable.
Y llevo mucho más tiempo evitando volver a llorar en público, eso no se me da tan bien, pero creo que he mejorado.
Por eso llevo por lo menos un mes dándole vueltas a este post, preguntándome si debería escribirlo, si me beneficiará o me hará pasarlo peor para nada, si a quien lo tiene peor le parece ridículo e incluso ofensivo por mi parte. O simplemente sabiendo que cuando me pusiese hacerlo iba a llorar todo lo que no he llorado hasta ahora.

Un año desde que mi padre y yo salimos de la habitación donde el resto de nuestra familia cercana esperaba, viendo la tele e intentando hablar de cualquier cosa más alegre y poco importante. Es un tópico muy cierto lo deprimentes que son los hospitales, y eso que allí se salvan tantas vidas como se pierden. El pasillo estaba desierto, se oían voces amortiguadas salir de algunas habitaciones, y yo simplemente me senté en un sillón y miré al vacío, intentando dejar la mente en blanco para no llorar, gritar de rabia y darle patadas a las cosas.
Mi padre me cogió por los hombros y soltó una frase manidísima que puedes oír en cualquier serie o película, intenté decírselo, quitarle hierro, reírme, pero no me salieron las palabras. Total, lo nuestro ya era total y absolutamente de telefilm estúpidamente dramático de después de comer.
Es todo tan irónico y asqueroso.
Conozco demasiados casos (uno ya es demasiado) de progenitores perdidos demasiado pronto. Siempre me pregunté pero nunca me atreví a hacerlo en voz alta, qué se sentía, si era tan horrible como era capaz de imaginar, el hecho de perder a tu madre, tan pronto. Y siento rabia, ganas de gritarle, cómo se atreve a ponerse enferma, dándome la posibilidad en un futuro próximo de comprobarlo por mi misma e incluso legarme (aunque esto no puedo saberlo a ciencia cierta) algo similar para mi futura familia. Cómo voy a atreverme yo a traer hijos al mundo para hacerles esto, o a Jorge.
Y odio sentirme tan egoísta, porque por mucho que me joda, soy consciente que esto en realidad a quien más afecta es a ella. A ella y a mi padre, que después de tantos años juntos, siguen siendo una pareja preciosa, lo que parece cada vez más raro en los adultos casados. Después de muchos años haciendo planes, esperando una situación económica más estable que lo permitiese, hay muchas cosas que ya no pueden ni quieren hacer.

A veces pienso que debería dar las gracias, porque sé que puede ser peor, de verdad que lo sé. Pero no puedo evitar sentir como si por eso tuviese que dar gracias por haber cambiado la vida que nos gustaba por una en la que nos arrastramos y damos gracias por un mes más de alivio. Porque sabemos que no podemos aspirar a más, ni siquiera a recuperar nuestra vida tal y como era e iba a ser hasta ese día.
No es justo. El karma no funciona. Y el tiempo no pone a la gente en su lugar.

15 de abril de 2010

Feliz ignorancia


[Sonando: Glee - Defying Gravity]
[Libro: Pullman - Luces del Norte]
[Anime: Cowboy Bebop]
[Juego: Tales of Symphonia]



Hoy he vuelto a conocer lo que es la frustración extrema, el sentir hervir la sangre, sabiendo que no puedes hacer nada para defender lo que aprecias.
A menudo me quejo de ser tratada con una especie de condescendencia al ser todavía una estudiante que vive en casa de sus padres, sin un trabajo y nisiquiera el carné de conducir. Porque no tengo ni idea de como es la vida real, normalmente nisiquiera me entero o simplemente soy incapaz de comprender lo que ocurre en el país, y no digamos ya en el resto del mundo.
Pero es cierto, vivo en mi pequeño mundo, enfrentándome a mis pequeños problemas terrenales, e intentando disfrutar de lo que tengo, mis amigos y aficiones.

Todos sabemos que generalizar está mal, y aún así compartimos el sentimiento de que nosotros, los frikis, somos mejores que muchos otros ... llamémoslos grupos sociales, porque por alguna razón, al margen de nuestros vicios, más o menos inútiles, siempre tenemos nuestras aspiraciones un poco más allá, o al menos es lo que yo he visto hasta ahora. Sobretodo cuando empecé a relacionarme con gente muy diferente a mi, en la universidad, decidí dejar de pensar así, o corregir un poco el pensamiento, ya que aunque no sean aficiones como las nuestras, sí que suelen vivirlas igual, y las entendemos igual de poco que ellos a las nuestras. Y no pasa nada, somos diferentes, punto, pero podemos relacionarnos, podemos hablar de cosas comunes...
Y aunque me sentía mucho mejor conmigo misma después de esto, esto me ha llevado a un error muy gordo y tonto, pensar que de alguna forma el mundo entero funciona así, hay a quien le apasiona un superhéroe, y a quien lo que le preocupa de verdad son los zapatos, o los coches, o lo que sea.

Me había hecho olvidar que existe gente a la que no le importa nada, pero nada de nada. Hay gente que no es capaz de apasionarse, si no es por joder a los demás, por intentar construirse una especie de círculo social, por practicar el sexo sin comprender realmente lo que es, pero hay que hacerlo, por destrozarse la salud a base de alcohol y drogas, porque sí. Y otras tantas costumbres que soy incapaz de comprender.
Son los adolescentes de ahora (no, no voy a usar etiquetas o sobrenombres inventados por la televisión). No sé cómo hemos llegado a esto, no comprendo cómo los padres de toda una generación han criado semejantes monstruos, que no quieren nada de la vida salvo fastidiar a otros, y lo ven tan normal.
¿Qué ha pasado? ¿Todos los padres han actuado igual de mal? ¿Tantos?
Todos conocemos a gente mimada y consentida, en nuestra clase del cole, algún vecino, un primo, pero... es que ahora son muy pocos los que no son así.
Quizá esta generación de padres ha sentido que no debían ser tan severos como lo fueron con ellos, sin ver el beneficio que eso ha tenido sobre ellos, o su trabajo les ha impedido prestar la atención correcta a sus retoños, que han tenido porque es lo que toca, lo normal, sin plantearse si estaban preparados y/o capacitados para ser padres.
Supongo que es un conjunto de todo, que ha hecho que echen al mundo a sus salvajes, esperando que otros hiciesen el trabajo que les corresponde a los padres. Y este es el resultado.
Y no podemos hacer nada para defendernos de ellos, porque todo les protege, y ellos lo saben, y se revuelcan en su mierda riéndose de ti.
En un futuro próximo, compartiremos sociedad con ellos... y hay quien dice "pero los que estais sacandoos una carrera, que aspirais a un trabajo de verdad, estaréis por encima de ellos". Y no sé porqué, no lo veo tan claro, vamos a compartir sociedad con ellos, y va a ser inviable.

Me pregunto si algún día el tiempo les pondrá en su lugar, actuará al karma y se levantarán un día comiéndose toda la mierda que merecen, sabiendo perfectamente porqué, y nosotros podremos disfrutar de la vida que queremos. Porque sí, y no me siento culpable por sentirme así, me considero superior a ellos, en cualquier sentido que se me ocurra, lo soy. Y lo son todos los que están sufriéndoles, todos lo somos, gente.

29 de marzo de 2010


[Sonando: Saurom - El Monte de las Ánimas]
[Libro: Laura Gallego - Alas Negras ]
[Anime: Peacemaker Kurogane #8]



Han pasado demasiadas cosas y el momento de contarlas como se merecen también. Qué le voy a hacer, estoy demasiado ocupada. Me da mucha rabia, porque en este tiempo se me han pasado por la cabeza muy buenas frases para hacerle justicia a todo... pero las cosas que no escribo acaban volando de mi mente.

Así que haré lo que pueda, a modo de resumen o telegrama:

Las Cromel molaron un montón. Siempre mola pasar el rato con la gente del WEE, incuída la noche en un local scout prestado o la noche previa con Elf y Lissie, que pasaron primero a vernos antes de irnos a Valencia todos juntos.
Además Deed y yo hicimos cosplay de Candace y Vanessa de la serie Phineas y Ferb.

Estoy en proceso de retocar y arreglar las fotos para, con permiso de Deed, colgarlas a tamaño normal en DeviantArt y Cosplay.com.
Después, saqué mi cosplay de Saria.

Al principio no me convencía en absoluto como me había quedado nada del traje. Pero si mirais aquí o aquí veréis porqué me siento orgullosa. Además, he recibido un montón(sí, para mí eso es un montón, y ya con el primero me emocioné muchísimo) de comentarios positivos sobre el traje.
Además, allí pude pasar un rato con gente del foro de CosplaySP, y la increíble Yurai me echó una mano con las orejas y me hizo todas esas fotos tan geniales. ¡Mil gracias guapa!

El fin de semana siguiente tocaba la Japan Weekend de Barcelona. Fue muy especial para mi por muchas cosas. Pude ver a Jorge unos días, y volver a ver, después de las Cromel, y pasar un montón de buenos ratos con Elf y Lissie. Y en menor medida porque es un cacas y se marchó a otro evento, con Koopa y otros amigos que viven allá en Barna.
También fue la primera vez que participé en un concurso de cosplay, y lo hice con gente del mundillo del cosplay en España a los que admiro infinito:

Vuelvo a darles las gracias por contar conmigo, en especial a Yurai por el disfraz.
Fue genial, a pesar del miedo escénico. Lo compensó lo bien que lo pasamos, incluyendo la experiencia de dejar emocionadísimas a dos genuinas otakus japonesas que nos asaltaron.
Y... ganamos el premio de grupo del concurso con esta actuación:

Inolvidable, con sus fallos de cálculo y pifias varias. Absolutamente genial la experiencia. Gracias gente.

Y aunque no tengo ninguna foto buena para ilustrarlo, tengo que hacer mención a la visita de Katsu, quien sí tiene algunas buenas. Espero que disfrutara de lo poco bonito que tiene nuestra ciudad, al menos yo me lo pasé genial con él.

Y antes de volver a desaparecer, puesto que el viernes me marcho a Vigo, tengo que dejar constancia:

Esto es mi nariz. He marcado en rojo las únicas vías no obstruídas. Esto significa, en opinión de mi médico, que tengo vegetaciones, o pólipos, el otorrino dirá. Y si es así, me tocará operarme. Esto explica mi facilidad para ahogarme al mínimo esfuerzo o en cuanto me congestiono un poco. Lo que no sé es cuánto tiempo lleva así y si estoy tan acostumbrada a ello que si me operan sentiré una especie de liberación divina. En cualquier caso, espero que no se convierta en otra fiesta de médicos como el asunto de la mandíbula.
Y mucho menos que me digan, que por alguna estúpida razón, esto está relacionado con los nervios. Porque si es así, yo también me puedo sacar la carrera de medicina, porque creo que todos mis males físicos han sido achacados por diferenes médicos a los nervios. En fin, me toca esperar.

Un abrazo, prometo intentar recuperar un poco de regularidad.

7 de febrero de 2010

20 fandoms



Haz una lista de 20 de tus fandoms (libros/películas/anime/cartoons/vale de todo), a los cuales les tienes un inmenso amor casi rallando en lo obsesivo o te interesó en algún momento de tu vida.
+ La gente tendrá que adivinar cuál es tu personaje favorito de cada uno.
+ Cuando alguien adivine correctamente, tacha el fandom, pon el nombre del personaje a un lado y quien lo ha adivinado.


Animemos esto un poco, con este jueguecito que le robo a Mushi. Me he cargado temporalmente la ventana de las fanlistings para la ocasión. Con lo obsesiva que soy, creo que va a ser muy fácil...

¡Ah! Y se me ha ocurrido un añadido. También hay muchos personajes que odio, de esos que creo que sobran absolutamente (aunque se supone que son imprescindibles para la trama) y que todo sería mucho mejor sin ellos. Pero como no me pasa en todos, sólo hay personaje odiado en los que lleven un *.

1. Memorias de Idhún*: Alsan - Victoria (Elf)
2. El Goonish Shive: Tedd (Elf)
3. X-Men/Excalibur*: Rondador - Wisdom (Riva)
4. Bleach*: Hitsugaya - Aizen (Elf)
5. One Piece: Sanji (Elf)
6. Tales Of Symphonia*: Genis - Colette (Elf)
7. Fábulas: Feroz (Elf)
8. Sandman: Muerte (Elf)
9. Soul Eater: Soul (Elf)
10. Animorphs: Marco (Elf)
11. Avatar: The Last Airbender: Toph (Elf)
12. Harry Potter*: Lupin (Rikku) -
13. Beck*: Ryuusuke (Jorge) - Yoshito (Elf)
14. Naruto*: Shikamaru - Sasuke (Elf)
15. Eyeshield 21*: Sena (Elf) - Shinn (Rikku)
16. Mundodisco: Angua (Rikku)
17. Prince of Tennis*: Eiji - Atobe (Elf)
18. Dragonlance*: Tas (Riva) - Raistlin (Jorge)
19. Buffy, Cazavampiros *: Oz - Tara (Elf)
20. Wolf's Rain: Hige (Elf)

Sí, un webcómic como El Goonish Shive cuenta como fandom... del que creo que sólo Elf tiene posibilidades.
Iba a poner Canció de Hielo y fuego pero me he dado cuenta de que no tengo favorito en semejante avalancha de personajes, y probablemente cambiaría de opinión cada vez que leyese los libros, porque ese hombre consiguió que dejase de odiar a Sansa, así que puede pasar cualquier cosa.

Y ala, os animo a hacerlo también.

2 de febrero de 2010

Nuevo diseño [EDIT]


Estoy trasteando con el nuevo diseño, que me está dando más problemas de lo normal, entre cosas que se descuadran solas y almacenes de imágenes que aleatoriamente recuerdan versiones borradas horas antes y te las echan a la cara, estropeando un diseño que he empezado hace horas muy ilusionada. Cuando pueda lo arreglaré, de momento, quiero dormir.

EDIT: Pues creo que ya está todo arreglado, si no, pues decidmelo.
Ains.. mi Simon...

29 de enero de 2010

Cosplays para marzo


[Sonando: Gurren Lagann]
[Libro: Harry Potter y el Cáliz de Fuego ]
[Anime: Gurren Lagann ]


Y tras mi apasionante fracasco con los exámenes de enero, de los que no he aprobado ninguno, prefiero pensar en cosas más alegres. Como en los cosplays con los que me moría de ponerme manos a la obra. Soy así de responsable yo.
El próximo mes de marzo asistiré a la Japan Weekend de Barcelona y a las jornadas Cromel de la Eliana en Valencia, y tengo pensados tres cosplays para la ocasión.


Matsu Maeda, de Sengoku Basara
Participaré en el concurso de cosplay con un grupo de esta serie, en la Japan Weekend. Una de las chicas del grupo me lo regaló, por lo que es el que tengo más avanzado técnicamente, solo tengo que hacerle algunos arreglos, de los que enseñaré fotos cuando me ponga a ello.


Candace Flynn, de Phineas y Ferb.
Si aúyn no habéis visto esta serie, ya estáis tardando. Después de mucha coña con Deed, hemos decidido ir las dos a las Cromel, de Candace y Vanessa.
De este solo me falta pedir la peluca.



Saria, de The Legend of Zelda: Ocarina of Time
Mi personaje favorito de todos los Zeldas, mi querida Saria.
Estoy teniendo mucha suerte con este, enseguida he encontrado un jersey y unas botas perfectos.
Mientras intento aclararme con todas las telas que tengo acumuladas en el armario para ver si alguna me sirve para el traje en sí, ya tengo elegida la peluca y estoy haciendo pruebas para la ocarina:

He utilizado una masa de modelar barata y cutre que tenía en casa, por lo que no tengo todas mis esperanzas en ella, ya veremos como queda una vez terminada.
También tengo pensado hacerme un hada con su propia luz.


Y... eso es todo.

21 de enero de 2010




[Libro: Harry Potter y el prisionero de Azkaban]
[Anime: Durarara!]
[Juego: The legend of Zelda: The Wind Waker]





Quiero volver.
Solo escuchando la canción o viendo vídeos, me dan ganas de llorar. Es demasiado mágico, demasiado especial... y está demasiado lejos.
La próxima vez no me dará reparo correr hacia Eeyore, arrollando a todos los niños, para abrazarlo y hacerme una foto.
Cuando estuve allí por segunda vez, con 18 años, lo disfruté mucho más que con 12, y estoy segura de que ahora me lo pasaría aún mejor.


Dancin' A Catchy rhythm

Hey there, hi there, ho there
It's a Disney kind of day
Glad to see your smiling faces
As we pass along the way
There's lots of fun and laughter here
A-Waiting just for you
All you have to do is make a wish
And watch your dreams come true

If you take my hand
Just like Alice You're in Wonderland
It's magic!
Clap your hands and tap your feet
And shout a big hurray!
Mickey and his friends are calling out your name
To join the Disney Parade!


Dancin' a catchy rhythm
Singin' a happy song
Playin' together on a holiday
You'll soon be
Dancin' a catchy rhythm
Singin' a happy song
Playin' together on a holiday

Hey there, hi there, ho there
You're as welcome as can be
Come along and join the big parade
And set your spirits free
You'll laugh and play and soon you'll find
You've made some brand new friends
Here we've got a funny saying that
The magic never ends

Hey there, hi there, ho there
It's as simple as can be
To make a little Disney magic's
Really easy: one, two, three
If you take my hand
Just like Alice
You're in Wonderland
It's Magic!
A wink, a smile and then a touch of magic pixie dust
You can join the masquerade come on
Get ready for the Disney Parade
We will be...

10 de enero de 2010

X-Men Forever


[Sonando: Sonata Arctica]
[Libro: Harry Potter y la Piedra Filosofal]
[Comic: X-Men Forever #3]
[Serie: Big Bang Theory 3x11]




Si hay algo que no puedo dejar de hacer, por mucho que tenga que estudiar, es leer. No puedo meterme en la cama y apagar la luz directamente, es un acto reflejo encender la lámpara de la pared y leer algo. Aunque en este caso lo he hecho en el ordenador, pero la sensación de necesidad es la misma.
No es ningún secreto que en lo que a cómics se refiere, soy fanática de los X-Men, siendo Rondador uno de mis primeros y grandes amores platónicos, Pícara el personaje que me presta el nombre (y luego yo a ella, que por algo la bautizaron hace "poco" con Anna), Kitty algo así como "lo que quiero ser de mayor", aunque nunca crezca, etc etc.
Hacía tiempo que tenía una extraña sensación de "ausencia", provocada por no estar siguiendo regularmente ninguna serie mutante desde que se me empezaron a acumular los tomos de Exiliados(en cuanto pueda y la tenga completa la volvere a empezar), o los tomos de Generación X que me presta Miri.
Hace mucho que dejé de seguir las series más actuales, porque llegaron a un punto en el que ya no me alegraban el día. Y no, no me convencen los enormes "eventos" como los llaman ahora. Uno (Civil War), estuvo bien, pero lo han tomado como costumbre y no me gusta.
Además, desde que descubrí las colecciones más viejas, de papel sin satinar, me he convertido en toda una carca. He leído muchas cosas, sobre todo sueltas, posteriores, pero nada me entusiasma tanto como la segunda Patrulla X de Claremont o Excalibur.

Hoy, entre mis apuntes de inmunología, he recordado los días que tuve delante a Claremont. A lo largo de la rueda de preguntas, y después cuando hablé con él "personalmente" (solo había una persona más en la conversación), mencionó varias veces que estaba metido en una serie nueva, X-Men: Forever.
Como estoy casi segura de que aún toca esperar un poco para tenerla aquí en papel, me he bajado unos cuantos números.
No son pocos los que ya no confían en él como guionista... yo sí, no puedo evitarlo. La gracia de su "nueva" aventura era que retomaba a sus personajes desde un punto en el que los abandonó hace unos años, olvidando todo lo que ha pasado desde entonces. Sabéis, porque maldigo mucho por ello, que esta idea no me hace ninguna gracia.
Pero este caso es distinto, porque él es el autor cuyas palabras me molesta que deshagan los "modernillos", él fue el creador de las historias que me engancharon a esto. Además ese punto es justo en el que yo empecé a perderme un poco bastante(disolución de Excalibur), así que, por mi, como sino hubiera pasado nada...
Así que para mí es como un regalo, lo que estaba esperando, que él volviese donde yo me quedé. Vuelve, a contar sus historias, con algunos de mis personajes favoritos (suplico por la aparición de Coloso y/o Meggan).
Hace un rato he llegado al momento que el propio Claremont me spoileó... ¡El propio Claremont!. Creo que esto ya lo mencioné en su día, que nos había desvelado cosas, y aunque asumo que es algo que seguro que lo ha dicho muchas veces y por tanto todo el mundo, en mi mundo feliz, fue algo que el mismísimo Claremont nos contó a mi y a un amigo en una conversación "privada". Y ahora al leerlo lo he recordado, hablando, gesticulando y sonriéndonos, con complicidad, como diciendo "¿a que mola mi idea?". (todo sea dicho, es algo muy forzado, pero me ha gustado).
Solo espero que no me salgan dentro de unos cuantos números con que el hombre lo vuelve dejar... que es lo que suele pasar. De momento, estoy muy ilusionada.

7 de enero de 2010

Socorro ¡Es Enero!




[Comic: Octava Temporada Buffy #3]
[Serie: The Big Bang Theory 3x07]
[Juego: El Profesor Layton y la Villa Misteriosa]



Ahora mismo tengo demasiadas cosas en la cabeza y demasiadas cosas que hacer. Me habría gustado hacer el oportuno post sobre mi navidad, cumpleaños, visita de Jorge, etc, pero no ha podido ser, porque tengo que estudiar.
Quería explicar de forma distinta(porque he sido mencionada al respecto en muchos sitios), porqué me gusta tanto la Navidad, pero también el porqué no, porque no estoy hecha de azúcar y como a todos, hay cosas que me molestan, quería contar como han ido estos (escasos) días con mi novio en casa, pero simplemente diré que han sido perfectos, como si no supieseis a estas alturas lo feliz que me hace. Pero no va a poder ser.
Se me ha echado el tiempo encima, ya he dejado de lado dos asignaturas, quiero aprobar las demás.
Además últimamente estoy, no seca de ideas, sino seca de "formas buenas de plasmarlas", y es aún más frustrante que el no tenerlas. Así que voy a centrarme en lo que importa ahora mismo.

Pero no quiero faltar a los que me han hecho unos regalos tan guays por mi cumpleaños y navidad:

Tomos de Buffy, Exiliados, Hellsing y Reinos Olvidados. El Último Héroe de Terry Pratchett La mano izquierda de la oscuridad de Ursula K Leguin, El libro del Cementerio de Neil Gaiman. X-Men - Mujeres en peligro. Un nuevo peluche, tazón, albornoz y zapatillas de Eeyore, DVDs de Watchmen, Pinocho, School Of Rock, 101 Dalmatas y Coraline, un colgante y bastante dinero.
Mis padres me regalaron una cámara de fotos nueva, genialísima.
Mi niña, además del libro de Gaiman y la camiseta de Coraline de la foto (¿A que mola?), se me apareció con esto:

¡Un gigante y superchachi peluche de Bone! ¡Es de tamaño natural! Casi, ¡OJO!, casi, me dan ganas de hacerme un cosplay de Thorn.
También vino de su parte el Fry de la siguiente foto(¡Me encanta, es perfecto!), que acompaña al regalo de Jorge:

Rosa Roja y Shere Khan, de Fábulas, figura limitada número 476 de 500. Es ...¡Es...!... no tengo palabras. Es preciosa, maravillosa... ¡Te quiero!
Mil gracias a los dos, de verdad.

Por último, con parte del dinero que he reunido, he decidido concederme el gran capricho:

¡SON ADORABLES! ¡ABRAZABLES! ¡Y MÍOS EN ... lo que tarden en llegarme!.

Y me despido hasta que termine los exámenes o como mínimo me sienta con más ánimos de aburriros con mis cosas.