19 de noviembre de 2009

Fuera, lejos.




[Sonando: Sonata Arctica]
[Libro: Stephenie Meyer - Amanecer]
[Anime: Bleach #246]
[Juego: World Of Goo]



Siento que estoy fuera de todo, que no me entero de nada, y que no parece importarme, porque se me olvida.
Me obsesiono con las cosas más tontas, que me impiden dedicarme a otras cosas, mucho más importantes, para mí y para los demás, esos "demás" que de verdad me importan. Y ni siquiera me doy cuenta, porque se me olvidan las cosas, y cuando vuelven a mi cabeza ya es tarde.
Siento que abandono a los que me importan, que no me doy cuenta de cuando están mal, ni tengo fuerzas ni momento para preguntar porqué no sonríen. Me encierro en mi pequeño mundo mientras mi familia se vuelve loca para organizarse y poder atender sus propios mundos y todo lo que los altera, que no es ni poco ni bonito. Y aunque me dicen que no me preocupe, como no voy a hacerlo.
Tengo demasiadas cosas en la cabeza, y no son las que deberían estar ahí. No puedo excusarme diciendo que tengo que centrarme en la carrera, porque los estudios no son lo único que hay, ni mucho menos lo que necesito para sentir que no me limito a existir, si no que vivo.
Me doy cuenta demasiado tarde, de que esas personas a las que tanto quiero, están mal, y lo sumo a no saber qué hacer para ayudar, y me enfado conmigo misma y con el mundo.
Me disculparía si tuviese excusa, con todos los que descuido, pero no la tengo, solo puedo decir que lo siento.
Es como si me hubiese separado del mundo, y ni a él ni ami parece importarnos. Y para cuando consiga volver puede que a nadie le importe ya, que ellos sí hayan seguido con sus vidas y ya no me necesiten. Solo espero estar exagerando.

No hay comentarios: