15 de noviembre de 2009

Al Cantar me puedo olvidar de todos los malos momentos....




Fui al concierto con no demasiadas ganas, pensando que, como molaría que no se olvidase de los dos primeros discos de los Fitipaldis o que por favor no tocase Soldadito marinero (en serio, no me parece ni mucho menos para tanto, cualquier canción es infinitamente mejor).
Por un lado, pues solo tocó Barra Americana y Quiero beber hasta perder el Control.
Pensé que molaría mucho que le hiciese caso a una pancarta que había por allí, pidiendo El Roce de Tu Cuerpo, que es una de mis favoritas de Platero. Pero no le había visto hacer eso desde el primer concierto al que fui, que parece mentira, viendo a toda la gente que había allí anoche, los poquitos que éramos en aquel parque hace chorromil años.
Pero hizo algo mejor, eligió Al Cantar. Por favor, los que no entendais de qué estoy hablando y aún sigais leyendo, escuchadla. Solo habría sido superada por Alucinante, que es mi canción favorita de Platero, y que sí tocó en mi primer concierto de Fitipaldis.
No podía ni cantar, se me iba la voz, se me saltaban las lágrimas, y él estaba allí, con un vídeo de fotos de Platero pasando por detrás, recordándome lo mucho que lamento haberle descubierto cuando no faltaban más que unos meses para que anunciasen la separación definitiva de los Platero. Como me habría gustado verles en concierto.

Por lo demás, genial, es imposible que dejen indiferente a nadie con sus directos, imposible. Merece la pena esperar todo lo que tarde en volver, todo.
Incluso tocaron Abrazado a la Tristeza, que aunque la tocase en al disco anterior, para mí siempre será una canción de Extrechinato, una canción preciosa.
No tocó las canciones que yo le habría pedido, al menos no todas, pero al final me dio igual, por que fue realmente alucinante.

¿Qué? ¿Que donde está el post del Salón? ¡Ostras!
Se me debe de haber colado entre apuntes y libros, que llevo dos semans frenéticas desde que volví... prometo buscarlo.

No hay comentarios: