22 de junio de 2009

Buffy, The Vampire Slayer




[Sonando: Es el único momento del día en silencio en Hogueras]
[Libro: Narnia - La última Batalla ]
[Manga: Kenshin #23]
[Serie: Buffy 7x22]
[Juego: ]





He terminado de ver Buffy, y voy a soltar algún que otro spoiler ligerillo, intentaré contenerme.

Así (foto de arriba) fue como la descubrí yo, con ese reparto, un día por casualidad. Había oído o leído sobre la serie... la mencionaban en Animorphs (Marco quejándose sobre que se la estaban perdiendo para ir en la enésima misión suicida... ahora me preguntó porque no decidió llamar Buffy a Rachel en lugar de Xena...le pega muchísimo más). Vale, me voy por las ramas.
Recuerdo estar en el IRC, en el canal de Fanhunter y que alguien comentase "¡Ey! Nueva temporada de Buffy en el plus", y se me ocurrió encender la tele que tengo aquí, principalmente destinada a la videoconsola.
Tengo borrosos los recuerdos de los primeros capítulos que ví. Sé que era la tercera temporada, y que Oz ya era rubio, y lo recuerdo sentado sobre un banco... viéndolos de nuevo, he podido casi deducir cuál fue el primer capítulo que vi.
Recuerdo girarme hacia el ordenador y decir "Ey, el rubio mola un montón ¿De verdad es el hombrelobo de la serie?. Y por lo demás, sentirme desorientada, ya que aunque cada temporada tiene una serie de arcos, o es un gran arco independiente, está llena de referencias a si misma.

No es una serie espectacular en ningún sentido, aunque a mí siempre me ha parecido que se hacía burla a si misma con el tema de los efectos cutres.
Una de las cosas que más me gustan, además de los obvios personajes que me provocan obsesiones, son las referencias que se dedicaron a lanzar los guionistas.
Una de las cosas que más me ha gustado y hecho reir de la última temporada son todas las escenas de Andrew, chico patético donde los haya, que comparte escenas frikis con Xander (lo de corregir a Amanda una referencia sobre Godzilla, buenísimo) u organizar una partida de rol la noche antes de la última batalla, porque no pueden dormir... me ha encantado. Porque es muy en la línea de la serie, de sus diálogos y chorradas varias.
Los personajes y los diálogos, siempre me han parecido el punto fuerte de Buffy. Además de Oz, siempre he sentido mucho cariño por Willow, Xander y Giles.
Aunque entre tanta reaparición en los últimos capítulos, ya podrían haber cogido a Seth Green de las orejas y meterlo en el ajo también.

Por supuesto para mí la serie perdió mucho sentido a mitad de la cuarta temporada, cuando Seth Green decidió que se aburría de pasar tantas horas de rodaje para decir una o dos frases y se largó. Continué viéndola porque él seguía apareciendo en lso créditos, y tenía que reaparecer. Aunque sebía perfectamente que no iba a volver a ser un personaje fijo, es lo que tiene internet y que aquí nos llegue con retraso. Yo supe el papel que iba a jugar esa aberración llamada Tara.
Pero me apeteció seguir viéndola, quería saber cómo acababa todo, a pesar de los personajes horribles que introdujeron a partir de ahí, como Tara, Riley o Dawn (¡No puede ser que le guste a nadie!) o Kennedy... de verdad que no sé qué le pasa por la cabeza a Whedon con las novias de Willow, en serio.
No pude ver el final cuando lo pusieron en la tele, y hasta ahora no lo había visto. Sabía ya algunas cosas, es imposible no comerse spoilers... pero otras me han sorprendido y gustado bastante, como que el hacha superguay de Fray(cazadora del año nosecuantisimos) de verdad tenga relación con la serie, el momento mágico final de Willow, etc.
Y en general me ha parecido un final bastante digno para la serie, aunque los primeros capítulos de la temporada son muy lentos y al final todo se acelera, podrían haberlo contado mejor.

Digamos que es otra de las cosas con las que he crecido. Se me hace imposible localizar una época en la que no la estuviese viendo y soltando referencias y coñas cada vez que me juntaba con las pocas personas que conozco que la viesen también.
Ahora seguiré con los cómics, que es donde ha continuado, como octava temporada, y donde, próximamente va a reaparecer Oz, aunque según he leído, será por poco... ¡Ahora nadie se va a quejar de aburrimiento! ¡Quedáoslo como fijo!.

20 de junio de 2009

Porque nunca dijimos adios...




[Sonando: ]
[Libro: Narnia - La Última Batalla]
[Manga: Kenshin #22]
[Serie: Buffy 7x16 ]






Todo el mundo tiene derecho a sus momentos nostálgicos. Creía que a mí me había tocado el 20 de Abril, pero fue a un nivl más personal, más de colegas a los que echo de menos.
Hoy me ha tocado el de la vena fangirl. Estaba buscando el disco que sacaron juntos los gemelos Moffatt hace unos años y he encontrado este vídeo en dos partes montado por una fan, como yo, y me parece un resumen casi perfecto de lo que fueron para mí.

Sé que puede hacerse pesado escuchar música que no conoces que alguien postea en su blog, pero os lo recomiendo, en serio. También sé la de prejuicios que carga todo el mundo contra grupos como ellos, vendidos como "boyband" o "grupito para adolescentes", degradando así su música. Pero yo siempre he pensado que alguien no se dedica a estudiar música y lleva una vida tan sacrificada pensando solo en oir gritar su nombre a niñas tontas, si no que lo que quieren es escribir, tocar y cantar en cualquier parte donde haya alguien para escucharles. Luego por supuesto está la forma que son vendidos por las productoras /discográficas, de lo que los músicos no suelen ser en absoluto responsables.
Y ese es el problema.
Ellos se separaron por eso, o al menos que yo sepa, porque estaban hartos de ser considerados solo eso, un grupo para crías histéricas, y no se les considerara buenos músicos. Intentaron solucionarlo, con el último disco, con un cambio de imagen y todo eso, pero no les funcionó, y se rindieron.
Y bueno, supongo que llevar la misma vida desde niños quema a cualquiera.

Ya he contado muchas veces lo que ellos fueron para mí. No soy consciente del tiempo que ha pasado desde que los descubrí hasta que se me ocurre mirar fechas. Fue en el 98, es decir, han pasado más de 10 años, un intervalo de tiempo que se me hace mucho más corto en la memoria. También ya he dicho que jamás les vi en carne y hueso, y que ahora van más o menos cada uno por su lado, pero su música actual no me llena ni dice tanto... me gusta reconocer sus voces, pero no es lo mismo en absoluto, además de que nisiquiera miran hacia Europa. Ni siquiera me apetece poner a ver los miles de vídeos más o menos actuales que hay de ellos en youtube.

Pero yo tengo sus discos en la estantería, y sus letras en la cabeza, y puedo recordarlos tal y como me enamoraron, porque yo nunca les dije adios.

12 de junio de 2009

El Armario de los Recuerdos



[Sonando: Ñu / Saratoga ]
[Libro: Neil Gaiman - Cosas Frágiles]


Esta era la espeluznante imagen que te encontrabas si abrías el armario de esta habitación. Excepto la parte de arriba, que ahí se ve vacía, porque se me ocurrió hacer la foto cuando ya había empezado, pero creedme, daba miedo.
Solía abrirlo con miedo, dejar o coger cosas rápido y volver a cerrarlo. Difícil encontrar las cosas, aún más guardarlas, y siempre cayéndoseme las cosas encima.
Por si no se nota, soy una persona muy maniática, y entre las miles de cosas que me desesperan, está el desorden, y me hace sentir muy agusto el tener mesas y estanterías limpias y despejadas. Pero las obligaciones de estudiante universitaria y el resto de cosas de mi vida me impiden mantener las cosas ordenadas. Y lo de mi armario era ya cosa de terror.
Así que, inicié la trepidante aventura de transformar eso en esto:


En poco tiempo el suelo se llenó de cosas que iba sacando para limpiar el interior del armario, y después revisar, limpiar y guardar de forma más eficiente la mayoría de ellas. También he sacado varias bolsas de basura.
En el piso superior es donde están los juguetes de mi infancia.
El primero que me encontré al abrir una de las cajas fue este:

Tardé un rato más en encontrar los muñecos correspondientes, por eso no aparecen. Es una bota gigante, como la del cuento. Pero en lugar de ser el hogar de una vieja con chorrocientos hijos, era una escuela. El tejado se abría dejando ver un desván y la puntera también tiene una puerta. Y... la campana suena.
Debajo se puede ver un pequeño fichero, donde hay cromos y recortes de revistas de animales y plantas que mi padre me ayudaba a recopilar. Tengo otro más, pero no sé porqué no ha aparecido en el armario.
También se ve un trozo de un bote en cuyo interior hay un montón de piezas de ajedrez modeladas por mis padres cuando se casaron. Hay un montón de cosas hechas con esa masa extraña. Por desgracia, por culpa del calor, las piezas se han pegado unas a otras y no se pueden sacar de ahí, sin romperlas.
No les he hecho foto pero también hicieron una tele, teclado, joystick, cintas de video, vídeo, etc, fichas para otros juegos...


Esta es la primera prueba de que fui una niña muy femenina. No está a la altura del taco de madera, las puas y el martillo, porque no lo he conservado para hacerle una foto, pero lo ilustra bastante bien.
Una caja de herramientas, con algunas perdidas. También se ve otra caja con piezas de ajedrez y una caja que contiene sábanas viejas, algún disfraz... Y abajo, un hipopótamo.
Ahora lamento no haber sacado de la caja y hacer fotos a los distintos tipos de piezas de juegos de construcciones, que iban desde los grandes de plástico de colores a las reliquias de Exin castillos heredadas de mi padre, con los que pasaba muchísimas horas.

La prueba definitiva, un taller mecánico. Molaba bastante, se podían montar 4 coches distintos. Lo malo es que se ha perdido una de las ruedas.

Siempre he sentido pasión por los peluches y todos los muñecos abrazables del mundo. Encontré a mis Gusiluz, pero no sé donde metí las linternas, así que muy luz no eran.

El armario contiene varias cajas y bolsas llenas de peluches, porque no puedo tenerlos todos a la vista, ya tengo varias estanterías llenas.


Mi abuelo, señor con una memoria prodigiosa, aún me recuerda de vez en cuando a mi adorada Ena, con la que me hacía rabiar mucho, diciendo que iba a llevársela a su casa.
Yo apenas lo recuerdo, pero se ve que era mi joya de la corona. Bueno, no se puede esperar otra cosa de alguien que desde entonces lleva pidiendo tener un perro en casa. ¿A que es mona?
Existe una Enita, una versión pequeña de goma, y recuerdo vagamente anuncios en los que tenía un amigo muy parecido a Golfo, de La dama y el vagabundo. Pero también recuerdo que no hubo manera de encontrarlo.


¡Tropa de muñecos!
Supongo que yo los distingo porque sé lo que son. Los Trotamúsicos, los Fruitis y los pitufos, además de varios de Disney y varios de los coleccionables que venían en los huevos kinder. He de decir que nunca me ha gustado el chocolate con leche, pero mi padre y yo formábamos un buen equipo para eso, yo sólo quería los muñecos. Estoy segura de que tuve más, pero puede que acabasen en otra caja.


Algunas cosas sueltas.
El radiocassette rojo, con sonidos de instrumentos y animales. También tenía un par de micrófonos que distorsionaban la voz y cosas así. El cocodrilo sacamuelas, con el que no se pued ejugar porque no encuentro las pinzas.
Y hace su aparición la primera reliquia: ¡El Hundir la Flota!
Ahí donde lo veis, ese cacharro permite jugar al mítico juego, sin hablar y sin saber donde está disparando el otro. Tendría que haberle hecho una foto donde se viesen los botones y estuvies emontado del todo, con la pieza central, que impide ver el tablero del contrario y marcar al mismo tiempo las posiciones conocidas del otro. Tú colocabas tus barquitos y le introducías los datos. Después, se disparaba por turnos, marcando las posiciones y el cacharro emite el sonido de disparo y de "agua" o "tocado", con su explosión y todo.
Lo estuvimos probando el otro día, pero no iba bien, queremos pensar que es que necesita pilas nuevas, no nos hace gracia la idea de que se haya estropeado definitivamente.

Después de ese rojo, tuve varios radiocassettes, primero para escuchar la multitud de cintas de cuentos que tengo y después para la música.
Pero mi favorito, mi adorado, el último antes de las minicadenas, fue este:

Aún funciona, aunque se le saltan los botones para los cassettes.
Con él descubrí a los Moffatts y esuché a muchísimos grupos de la época, muy "para adolescentes", pero siempre he intentado dejar de ver las cosas tal y como no las vendían y limitarme a escuchar la música. Y lo disfruto mucho. Y también en él entró mi primer cd pirata de Mägo de Oz (ahora los tengo todos originales).


Una lástima encontrarlos cuando ya había guardado el tablero, que también mola un montón. Esto es de mi madre, y es el increíble ¡Parchís de los Pitufos!. Es genial, con los pitufos de colores y con las casitas que sirven para guardarlos y a la vez como cubiletes.
Ahora que escribo esto, he recordado otra cosa que hicieron mis padres y está colgada en mi habitación. Es un móvil, de esos de colgar sobre las cunas, de figuras de madera de los pitufos. Me encanta.


Otro juego de mi madre, con el que pasamos muchas horas. El cerdo que ríe, que no es una marca de lácteos, consistía en comenzar con el cuerpo del cerdito y poder ir poniéndole las diferentes partes del cuerpo según el dado. Creemos que tenía otra modalidad de juego, que incluía unas fichitas, pero nunca lo comprendimos. Se ha perdido una de las colas, y tengo la horrible sensación de que acabó en la basura en alguna otra limpieza.


Uno de mis primeros ordenadores. El anterior funcionaba con una serie de tarjetas, cada una con un juego educativo, pero no lo he encontrado. De este tipo también tuve un Lectrón, con tarjetas y un puntero.


Entre los viejos jueguetes de mi madre hay auténticas joyas, como lo que parece un Simón chino, un xilófono... ¡y la versión primitiva del cinexin!
Recuerdo encontrarlo por casualidad, pero no si lo monté yo sola o pedí ayuda, porque la verdad esta vez no me atreví a enchufarlo, porque el cable está bastante perjudicado. Con una serie de "películas" dibujadas en rollos de papel vegetal y una manivela... todos mis muñecos iban al cine de vez en cuando en el suelo de mi habitación.



Y, a pesar del taller mecánico y las herramientas, también tuve mis muñecas. Nuestro vecino en la anterior casa, me solía regalar un montón de cosas de Chabel, por lo que fui de ella y no de Barbie, de la que solo tuve a la hermanita y sus amigas.
Y sobretodo tuve muñecas Disney, con las que pasaba muchas horas jugando con mi prima, y de la que heredé después a Jasmine, cuando le dió ese arrebato de "ya soy mayor" y decidió darme muchos de sus juguetes.
En mi defensa diré que lo que me gustaba era construir las casas, como con Los Sims. Y la mayoría de mis juegos con ellas consistían en llevarlas de aventuras por la habitación. Mi Ariel, desgraciadamente, no venía con la "ropa" original de la peli, si no con otra, y tuve varias diferentes que intercambiaba.



Como última reliquia... dios no sé ni como se llama esto, es lo que llamé "a la altura del Spectrum" y espero no estar decepcionando demasiado a Koopa.
¿Recordais eso del pin-pon con dos palitos y un pixel?
Pues eso, pero con algunos deportes más; se conectaba a la tele y tiene dos pequeños mandos.

Y ya para acabar, que esto me está saliendo eterno, una curiosidad:
Tenía guardado un joyero que cogí de la habitación de mi abuela cuando murió. Alguna de las cosas que contiene ahora eran suyas, pero hay algo, que tengo que preguntarle a mi madre si también metió ella ahí, porque no lo recuerdo:

La foto no ha quedado muy bien, pero creo que se distingue lo que son, algunos de mis dientes de leche.

Al final no les hice fotos porque estaba muy cansada y eran demasiadas cosas. Pero también disfrutaba mucho con dos tipos de juguetes: las Pequemascotas y las Polly Pocket.
Es horrible, porque ambos ahora han sido pervertidos. Las primeras convertidas en la versión animal e hipertrofiada de las muñecas cabezonas aspirantes a furcias, con enormes y desproporcionados ojos, purpurina y cursilerías por el estilo.
Los míos, parecen animales de verdad. Gatos, perros, hámsters, osos, tortugas, peces, conejitos, tucanes... no estoy segura de todo lo que tengo, porque mi prima también tenía y jugábamos juntas; recuerdo que ella tenía osos polares y pingüinos.
Y las segundas, han dejado de ser muñecas en miniatura con sus casas y todo eso... para ser invadidas, como todo, por el estúpido mundo de la moda. Y ahora son más grandes y manejables, con ropita y... en fin, que ni los sagrados juguetes podían dejar en paz.
También tengo otros jueguetes de ese estilo, pero de ninguna marca en concreto, o al menos no tan conocidas, de animalillos y muñecas miniatura, con casitas y todo eso. Me encantaba montar mi propia ciudad en el suelo, lo que era genial porque tenía una de esas alfombras con carreteras, caminos, bosques, etc.
También tuve muchas cosas de Playmobil, pero la mayoría están en el trastero. Lo mejor, sin duda, eran la granja y el barco pirata.


Mención especial a los juegos de mesa, algunos de los cuales me encantaría volver a usar: La Hamburguesa, Spaguetti, Derribo, Gusanitos en la manzana, UvaPlof, La Herencia de Tía Agatha, ¡Qué viene papá!, Cluedo...
La verdad es que tengo muchísimos, en mi casa siempre hemos sido mucho de jugar todos juntos a algo, era muy divertido.

Qué bonito es recordar la infancia. Me desesperan los niños que quieren crecer demasiado rápido, creyéndose geniales por haber descubierto el sexo, no admirar a nadie más que a los futbolistas y la ropa o los coches deportivos, o las niñas que a los cinco años ya quieren pintarse, usar tacones, tener novio y que les regalen ropa fashion por su cumpleaños. No se dan cuenta de lo que están perdiendo y no recuperarán jamás. Y yo estoy segura de esta pérdida es la culpable de los auténticos engendros que pueblan ahora colegios e institutos.

10 de junio de 2009

Cómo empezar bien el verano...




[Sonando: Saratoga - Oscura la Luz ]
[Libro: Cómo fabricar un dinosaurio // El Nombre del mundo es Bosque // La Silla de Plata (Narnia) ]
[Comic: Fanhunter Final Conflict]
[Anime: Bleach #223 ]
[Juego: Plants VS Zombies]




Parece mentira que terminase los exámenes el día 2 y aún tuviese esto abandonado ¿No?
¡Pero he estado (y estoy) muy ocupada!
He declarado el mes de junio como "el mes de hacer las cosas que llevo queriendo hacer todo el curso".
¿Qué son esas cosas?
¡No tan rápido!
Primero tengo que informar de que me presenté a cuatro asignaturas y he aprobado los 6 exámenes que suponen (o he compensado unos con otros, pero vamos, que estoy aprobada). En realidad no es mucho, solo son 4, y ha sido a costa de dejar una a medias y otras dos completas, cosa que intentaré solucionar al menos en parte, en septiembre.
Mi idea era dedicarle un post único e intransferible a uno de mis aprobados, con letras grandes, con una palabra por línea o algo así, pero bueno... ¡Nada me impide hacerlo ahora!

HE
APROBADO
BIOQUÍMICA

Buf... no os imaginais lo bien que sienta decirlo. Llevo cinco años queriendo poder decirlo, gritarlo a todo el mundo, después de comerme 4 convocatorias y suspender por 8 centésimas en una ocasión. Podría haber sido con mejor nota, y me fastidia que no sea así, porque me lo he currado muchísimo este año y al final la media se me va a quedar en mucho menos de lo que, por una vez, creo que merezco. Pero está aprobada.

Ya puedo seguir hablando.
Lo primero es que yo pensaba dormir todos estos días hasta tarde. Pero no puedo, porque tengo que ir todas las mañanas a rehabilitación para quitarme la adicción al Plants Vs Zombies... ¡Quiero decir! para la maravillosa tendinitis de Quervain con la que me desperté un día. Los médicos le echan la culpa al ordenador y la consola...
Pero el juego me lo he pasado ¿eh?

Según me dijeron, debería empezar a notar mejoría estos días, pero la verdad es que me sigue doliendo, incluso más que antes. Sólo espero que no acabe necesitando cirugía.

He estado ocupándome de la multitud de regalos de cumpleaños que, de pronto me di cuenta, que tenía que hacer este mes. Cuando sus destinatarios los reciban podré enseñarlos.

Mi otra gran ocupación estos días, es la de limpieza general, lo que supone mover y levantar pesadas cajas conla mano tonta, además de respirar un montón de polvo entre otras cosas...pero no quería volver a dejarlo para otro periodo de vacaciones.
Me he embarcado en la peligrosa aventura de vaciar, limpiar, ordenar, adecentar, etc, el armario empotrado donde están la mayor parte de mis juguetes, juegos de mesa, etc. La última vez que hice esto fue hace, quizá, unos cuatro años.
Es cansado y agotador, porque además en esta habitación hace mucho calor. Pero así estoy consiguendo más espacio dentro, he guardado mejor la mayoría de las cosas (con cajas, a salvo del polvo y eso) y sobretodo, estoy sufriendo divertidísimos ataques de nostalgia.
En ese armario están, como ya he dicho, muchos de mis juguetes y juegos de mesa, pero también hay cosas de cuando mis padres eran pequeños, auténticas reliquias que yo disfruté también, e incluso algunas cosas que hicieron o compraron cuando acababan de casarse, a la altura del spectrum, que es mi padre el que lo tiene guardado.
Y he cogido la cámara de fotos. He tenido que seleccionar, porque si hubiese hecho una foto a todo... buf, no acabaría nunca.

De todas formas, he decidido dedicarle un post completo al Armario de los Recuerdos, ya que puede llevarme un poco escribirlo y quería resucitar esto de una vez.

Y antes de irme a dormir...

TENGO
QUE
IR

Sería tan genial, tan maravillos, tan fantástico, tan... orgásmico. ¡Son mis tres grupos españoles favoritos en un mismo festival!
No es la primera vez que los juntan, pero sí la primera que tengo posibilidades de ir. Y lo necesito.
Necesito volver a ver a Saurom y Warcry... y a Beethoven R, pero esta vez conociéndolos y admirándolos como los admiro... ¡Tengo que escuchaer Quien irá por ti soy yo en directo!
Antes no me hacía tanta ilusión porque habían cambiado de cantante, pero ahora que el original ha vuelto... ¡Escuchadla malditos!




Beethoven R - Quien irá por ti soy yo

Por una vez no te eches atrás,
termina aquello que empezaste ayer.
Si te arrepientes me da igual,
haber pensado lo que ibas a hacer.

Ya no hay excusas que poner,
esto es un juego, hay que sabe perder.
Hoy he ganado y me quiero cobrar,
lo prometido antes de empezar.

Ahora no hay que frenar,
porque todo se puede perder
solo un descanso mujer
luego has de calmar mi sed.

Si te paras no podré,
terminar mi actuacion
si no vienes hasta mi,
quien ira por ti soy yo

Sal ya del baño o me voy a enfriar,
quiero perderme en tu sexo otra vez.
En la cama espera algo especial,
entre las sabanas te haré enloquecer.
Es ya muy tarde y me falta sentir,
aquello que gané con sudor,
gemidos largos, todo el placer,
al abrazarte y hacerte el amor.

Ahora no hay que frenar,
porque todo se puede perder.
Solo un descanso mujer
luego has de calmar mi sed.

Si te paras no podré,
terminar mi actuacion
si no vienes hasta mi,
quien ira por ti soy yo

El reflejo de tu piel,
ha cegado mi pasión.
Quieres tú salir de aquí,
pero yo te dije no.