4 de marzo de 2009

Sueños y Limitaciones




[Sonando: Warcry - Luz del Norte // Artemis y Leo haciendo el bestia]
[Comic: Fábulas - La Marcha de los soldados de madera]
[Anime: Gankutsuou]


Esta soy yo hace unos años. La foto es una captura de un vídeo que grabó mi padre una de las semanas que pasé en la Escuela de Vela de Burriana. No estoy segura de cual de los años fui, así que sólo puedo aproximar que tendría entre 9 y 11 años.
Ahí aún no llevaba gafas, ni me llamaban Pic, ni, como podéis ver, tenía problemas de peso ni añorados pantalones vaqueros guardados por no poder ponérmelos y continuar respirando.
Igual con eso último he parecido muy obsesiva con el tema de mi peso, pero es verdad que es algo que me frustra mucho.
Y yo llevaba todo el día dándole vueltas a un meme que me dejó Raven, y me ha recordado hoy Berlanga, en el que había que contar tres sueños. Pero hoy, mientras pasaba a las duchas del gimnasio, al que llevo asistiendo varios meses sin ningún resultado pero sí con mucho ridículo y frustración, he pensado que lo único que era capaz de decir de esos sueños es que son sólo eso , sueños, porque cada día me doy cuenta de una nueva limitación que me impide alcanzarlos.
Que sí, que igual me quejo por vicio y no es para tanto, pero ¿De verdad pensáis que me gusta sentirme así? No puedo evitarlo, es lo que me viene a la cabeza cuando suelto la DS, el cómic o los apuntes que me tienen entretenida.

Limitaciones.
Me he ido dando cuenta en cada cosa que intento, que siempre tengo una. Hoy he comprobado la más clara, la física, la que alcancé a los dos o tres días de gimnasio, tanto en resistencia como en coordinación, ritmo o gracia para moverme, en conjunto. La alcancé y de ahí no he avanzado en todo este tiempo.
También me habéis visto jugar con las cariocas o el diábolo, porque me fascinan los malabares. Pero si me habéis visto más de dos veces, sabreís también que llevo años haciendo lo mismo, incapaz de aprender nada nuevo.
Mi madre me dijo mientras cosíamos el traje de Toph, no con estas palabras, que había alcanzado el límite de mi capacidad de costura. No sé hacer más cosas que las que sabía cuando empecé, que son las más lógicas e instintivas, que cualquiera que haya pasado parte de su infancia bordando(también muy sencillo) sabe como quien sabe coger un lápiz.
Llevo años sabiendo cocinar los mismos postres, y sigo cagándola la mitad de las veces.
Quiero decir que no me invento estas limitaciones, es que me las he encontrado en todos los intentosy al final pues una se cansa.

El primer sueño que me vino a la cabeza es el que me llevó a elegir la estúpida carrera en la que estoy. Cuando era pequeñita, en mi limitado conocimiento del mundo, siempre decía que yo quería ser granjera, porque al asistir a granjas escuelas con el cole, había visto, que quienes trabajaban allí eran los que más se acercaban a los animales, les tocaban, les conocían y vivían con ellos.
Ahora suelo pensar en reservas, zoos o acuarios en los que me muero de la envidia al ver a los encargados de los animales. Pero bueno, es lo mismo.
Alguien me dijo una vez que me veía subida en un barco protegiendo y conociendo a las ballenas. También me gustaría.
Pero todos sabemos que, no va a poder ser. Esto no es un "venga va, decidme que soy muy lista y tengo capacidad", porque todos sabemos que, ni siquiera puedo estudiar zoología.
Ahora mismo, nisiquiera tengo claro el poder estudiar nada concreto. Quiero decir, esta carrera me superó intelectualmente hace mucho. Para aprobar un exámen de una asignatura de primero por primera vez en cinco años, le he tenido que dedicar todo mi esfuerzo, desatendiendo todas las demás. Y si esto sigue así, no quiero ni imaginarme el pedazo de mierda que me voy a comer conforme avance toda esta porquería del cambio de plan de estudios. He anunciado en casa que, si de alguna forma eso hecha por tierra cualquiera de las pocas cosas que he conseguido(como yo que sé, hacerme repetir bioquímica) hasta ahora, le dan por culo a la carrera.

El concierto del viernes y el post de Berlanga me han recordado otro sueño que tuve hace tiempo y deseché en gran parte porque mis padres lo consideraron ridículo y provocada por mi primer enamoramiento platónico de Bob Moffatt, batería del grupo con sus hermanos. Eso es, algo que me hacía mucha ilusión y ahora ha vuelto, es el aprender a tocar la batería. Quizá ahora mismo y precisamente por el efecto "ConciertodeWarcry", se ha asomado por ahí la imagen de una guitarra. Pero eso es culpa de Pablo, que ha ascendido ya a mi lista de amores platónicos.
Pero en realidad no sé nada de música, ni de mi adorada percusión... ni de nada relacionado. Carezco absolutamente de ritmo y de coordinación.
Y mi tiempo lo tiene absorbido la estúpida carrera que tampoco me va a llevar a ningún otro sueño.

El último sueño es el de viajar, me encantaría recorrer el mundo con una buena compañía. Hay un montón de sitios que me gustaría visitar, destacando Londres e Inglaterra en general y DisneyWorld. Ahora mismo tampoco es que vea este último muy viable. Bueno, la compañía la tengo, creo.
Pero hace poco me di cuenta de una cosa. Mis padres se marchan este verano de crucero, un viaje con el que mi madre lleva soñando años y que han decidido cumplir junto a sus 25 años de casados. Mis padres apenas podían sobrevivir cuando se casaron(cuentan anécdotas muy divertidas sobre absurdos carros de la compra) y si lo hicieron fue con una enorme ayuda de mis abuelos. Y ahora, están disfrutando como nadie de su matrimonio y su vida en general. Quiero pensar que algún día yo también tendré esa libertad, intentando olvidarme de que yo no voy a ninguna parte con mi carrera.

Sí, igual sólo estoy quejica porque soy torpe y la única que se cae al suelo en el gimnasio. Pero la verdad es que ahora mismo pues es a lo único que llego cuando pienso en las cosas que me gustaría hacer. Y si llego es porque están ahí, no me las estoy inventando. Sólo es que la mayor parte del tiempo hago como si no existiesen, porque me resulta más fácil vivir así.
Y ahora me voy a ir a dormir, porque debería llevar una hora en la cama, esta sonando Nana, y mañana tengo que madrugar para estudiar.

No hay comentarios: