5 de marzo de 2008




[Sonando: Loco Roco OST ]
[Libro: Martin- Choque de Reyes]
[Comic: Garth Ennis - Diosa]


Llegué el domingo por la noche a casa y no he podido postear desde entonces, además estaba esperando a tener alguna foto decente, que mi cámara cada día está peor.
Esta semana está siendo horrible, se me salen las prácticas por las orejas. Y además hemos empezado nuestro herbario y ya tenemos 30 de las 100 plantas necesarias, por lo que me siento bastante bien, al menos el cansancio sirve de algo.

Pero hablemos de el fin de semana en Granada, en el Salón del Cómic. Estoy cansada y tristona, así que no creo que me vaya a salir bien.


Esto es lo que me esperaba en la estación de autobuses de Granada cuando bajé después de un viaje bastante horrible, con su hora de retraso incluida, si contamos que estoy acostumbrada a viajes de 12 o 15 horas. Pero por alguna razón me vendieron el billete para el día anterior (igual me equivoqué yo pero el tipo que me atendió era bastante idiota) y me quedé sin asiento, al menos no me dejaron en Lorca y viajé en el asiento delantero, que es como unas 10 veces más incómodo que los normales.
El cartel lo sujetaba Mei. Una vez bajé... tuve que volver a subir en busca del palo de madera parte de mi disfraz de Nico.
A partir de ahí fue una aparición frenética de gente nueva. Gente nueva genial y maravillosa, a todos os agradezco este fin de semana. Os echo de menos.
Conocí a las amigas y compañeras de piso de Mei, a su hermana y a Drakar, un anifan al que aún no conocía.

Juerga, risas, gritos, conversaciones frikis. Me creía en el cielo hablando después de mucho tiempo de cosas como Animorphs o Buffy.
Fuimos de juerga a un bar donde se reunían frikis, y acabé consiguiendo un juego de cartas (cuyas reglas aún no he conseguido entender) acertando una pregunta muy muy fácil sobre X-Men. Debí pedirle que me subiese el nivel.

¡Anifans!
Al salón solo pude ir un día, pero fue genial. Me encanta ir por la calle disfrazada, las caras de la gente no tienen precio.

Aunque me pidieron muy pocas fotos, ya empiezo a acostumbrarme, estoy muy orgullosa de mi disfraz de Nico Minoru, la Hermana Grimm de los Runaways. Espero poder coserme mi propio corpiño(¡mil gracias a Raven por prestármelo!) y hacerme una cinta para el pelo no elástica, que por su culpa mi pelo estropeó mucho el conjunto:

¿A que mi Báculo del Elegido es genialísimo?
En este Salón pude ver actuaciones de cosplay, que siempre por una cosa o por otra no puedo. Por ejemplo pude ver en directo a Shaykow y Shishido de Ace Atorney. Qué grandes son.
En especial me hizo muchísima ilusión el que tras aparecer Krizack, me trajese a Eriol, después de tanto tiempo intentando conocernos. Por fin pude abrazar al segundo Raikage, el único que me faltaba. Y dice cosas bonitas de mí en su blog. Snif.
Me compré una chapa de Gryffindor, una de los Stark, y una figurita de Tanaka, de Genshiken; espero que Elf cuide bien de Ohno, ya que los hemos separado.
También conseguí por fin el tomo que me desapareció de Los Libros de la Magia (y se me ha olvidado tachar de la wishlist) y un cómic de Garth Ennis que me recomendó Jorge hace tiempo: Diosa, que tiene una pinta estupenda.

A última hora Elf tuvo un detallazo con Mei y conmigo, regalándonos un llavero de Suzumiya Haruhi a cada una. Ahora hay una especie de enlace entre los tres a través de ellas. Yo la mía la llevo conmigo a todas partes. Y si no, está con Tanaka delante de mi monitor.

Ahora estoy sufriendo el síndrome post-kdd, echando de menos a todos y preguntándome por enésima vez si vale la pena, porque lo mal que se pasa después, no se lo deseo a nadie. Pero sé que, por supuesto que vale la pena.
Os echo de menos.
Siento que este post sea tan soso, no quería dejarlo para más adelante y estoy muy cansada. Pero no cambiaría este fin de semana, jamás.

No hay comentarios: