3 de marzo de 2007


Mood: ¡Devorando libros!

[Sonando: Warcry - La Vieja Guardia]
[Comic: X-Men 2º Coleccionable #31 // Gaiman - Los Hijos de Anansi ]
[Anime: Naruto Shippuuden #4 ¡Por fin se acabó el relleno!]




El día de carnaval, terminé a última hora, después de meter la pata miles de veces con algo tan sencillo como puede ser un chaleco sin botones ni cierres de ningún tipo, el nuevo chaleco para mi disfraz de kender. Mi madre opina que es mi mejor disfraz.Y a mi me encanta llevarlo.
Pasé una tarde-noche muy divertida con Male, Raven y Razyel, aunque hubiese gente tan perceptiva y graciosa haciendome chistes sobre hobbits y estuviese a un pelo de perder mi adora jupak un par de veces.
En fin... a la espera de conseguir alguna foto más, os conformais con esta tan artística en mi balcón...ejem.
Algún día me haré fotos decentes, en el campo o algún otro fondo apropiado para los disfraces. Y sí, es una indirecta, ¡atrapadla!
Este disfraz fue creado para el carnaval del año 2004, y este, viéndome sin disfraz nuevo y con ganas de volver a sentirme Tas después de terminarme el Ocaso de los Dragones y volver a leerme en un tiempo récord las Crónicas, decidí sacarlo del armario y hacer un nuevo chaleco, mucho más apropiado.
Problemas para recogerme el pelo, demasiado largo pero tan genial para un copete "ridículamente largo" y para ponerme las orejas. Odio tener las orejas tan pequeñas.

Quizá debería esperar a leerme la Forja del Túnica Negra y la Guerra de los Espíritus, pero llevo tiempo queriendo hablar sobre estos libros, que han sido importantes según qué épocas de mi vida. Además ahora tengo muy recientes las Crónicas, que leí por primera vez, después de descubrirlas entre los libros de las estentarías del salón de mi casa y reconocerlas como esos libros de los que hablaba mucha gente y alrededor de los cuales había música, vídeos, fanarts, cómics etc, hace por lo menos 4 años.

No son los libros mejor escritos(mucho menos traducidos) del mundo, cosa que por cierto no es tan importante, pero sí creo que son de los que vives, con los que sufres, disfrutas y te sientes identificado, totalmente parte del grupo de los compañeros, habitante de Krynn.
Recuerdo enamorarme de Tanis, preguntarme porqué Tika no tenía más protagonismo, la extraña sensación que provoca Tas al principio, lo irritante que me resultaba Sturm y la indiferencia hacia Raistlin, sin entender nunca porqué a todo el mundo le gusta tanto. Lo siento, nunca me han gustado los personajes como él.
Lo que no recuerdo es en qué momento me di cuenta de que en realidad, era a Tas a quien esperaba ver en cada libro, Sturm es admirable, Tanis es... Tanis. Y no hay enano más gruñón y adorable que Flint...ni siquiera Bruenor.

No recuerdo muy bien como empecé a leerlos. Mi madre pidió las Crónicas y las Leyendas hace años al Círculo de Lectores y llevaban siglos abandonados en las estanterías porque no le gustaron mucho.
Son ediciones más bien feas y con muchísimos fallos de traducción y corrección.
Pero una vez, después de subirme al sofá, respirar el polvo y ojearlo, cayó en mis manos el primero de las crónicas, lo devoré.
El segundo me costó algo más, no consigo explicarme ahora porque, tardé tanto en leerlos...
Lo que sí me ha costado horrores leer han sido las Leyendas, no porque no me hayan gustado, que lo han hecho a pesar de tener quien tiene el absoluto protagonismo y larguen a Tas de escena tan fácilmente.
Estos libros, cada uno de ellos, lo relaciono con un momento y sobretodo con una persona diferente que ha pasado por mi vida. Y a veces, por rabia o pocas ganas de seguir sufriendo, los fui aparcando, hasta que me vi con ganas y fuerzas.
Y por eso, hace más de un año me prestaron el Ocaso de los Dragones y no lo leí hasta hace poco.
Madre, no lo pasaba tan mal con Dragonlance desde ESA muerte en las Crónicas (intento convencer a la gente de que los lea, no reventárselos). Pero cuando cerré el libro, a pesar de todo, fue con una sensación agradable. Es un buen final.
Aunque aún me queda La Guerra de los Espíritus, pero vamos.

Me morí de envidia al ver que en la colección que están vendiendo ahora en los kioscos, son ediciones muy bonitas y además, las Crónicas por ejemplo están anotadas. Aprovecharé para conseguir los de la Forja del Túnica Negra y los Preludios.
Por cierto que me pareció muy estúpido que sacasen primero El Templo de Istar. Alguien que se lea primero este libro, se destroza automáticamente las Crónicas y además estoy segura de que no se enganchará de ninguna manera a la historia, encontrándose de pronto con un Caramon depresivo y alcohólico y los planes de Raistlin. Además Crysania es tonta.


Ayer me enamoré de Leslie Burke, interpretada por AnnaSophia Robb. Con su papel en "Charlie y la Fábrica de Chocolate", todos deseamos patearla y pegarle el chicle en su pelo rubio, porque así lo deseaba Dahl cuando lo escribió. Pero cuando me di cuenta de que estaba viendo a la misma chica haciendo un papel tan maravilloso, tan... tan... adorable, abrazable... ¡no tengo palabras! , me arrepentí, hasta el personaje de Violet puede ser achuchable si lo hace ella.
¿Soy la única a la que le pareció un detalle muy friki que fuese ofreciendo chicles a la gente?
Hasta que no lea el libro no puedo saber con seguridad si es un añadido.
Quiero el libro. Y el armario de Leslie.

A algunos no les apetecía nada ir a ver "Un Puente Hacia Terabithia" porque les decepcionó mucho "Las Crónicas de Narnia", otros salieron decepcionados porque esperaban otra cosa por los tráilers y carteles, un derroche tremendísimo de fantasía y efectos, y supongo que casinos y furcias.
A mí me gustó mucho "Las Crónicas de Narnia". Y esta no tiene absolutamente nada que ver, ni en estilo, ni en argumento, ni en ambiente, ni en la sensación que provoca. Nada de nada.
He aprendido a no creerme las portadas de los cómics, los tráilers y carteles de las pelis y las contraportadas de los libros (sobretodo si son de Mundodisco). Al menos no a esperar nada de lo que parecen vender, no va a morir el personaje que aparece en brazos de otro y en el trailer solo van a enseñar las escenas con más efectos especiales, jamás van a enseñarte el alma de la peli ni van a provocarte mínimamente la sensación que hará la película.
Yo había visto fugazmente algún trozo del tráiler, el troll gigante, mucho verde y niños. No sabía si ir a verla, pero cuando me lo propuso Kei, pensé "Quizá es una peli preciosa que va a enseñarte un mundo nuevo, te va a hacer reir y disfrutar como una enana y después de tres semanas de mal humor por culpa de los mapas de ecosistemas te lo mereces".
Y no me equivocaba.
Además de pasar a engrosar la lista de ficciones que han conseguido hacerme echar la lagrimita (sí, soy una llorona pero para estas cosas no suelo), junto con Big Fish, Descubriendo Nunca Jamás... se ha convertido en una de esas películas que considero "mías", que me marcan, de las que voy a hacer siempre referencias, o utilizar sus frases como si fuesen mías.
No voy a cansarme de gritar "¡Pipí gratis! ¡Pipí gratis! ¡Pipí gratis!".
Si lo pienso, son películas con una cosa en común: la imaginación y originalidad de sus protagonistas. Los mundos que crean todos sin llegar a aclararnos cuanto de todo eso existe o es visible para el resto de personajes y para los espectadores incrédulos.
Unas horas después me quedé pensando que me habría encantado tener una amiga como Leslie en el colegio. Después me reprendí por olvidarme de Diana, que en cierto modo, podría haber sido mi Leslie.
Ninguna tuvimos nunca esa capacidad de creación tan rica y veloz, nos gustaba mucho mezclar mundos de los libros y series que nos gustaban, pero sí esas ganas de evasión y disfrutar de cosas que no estaban en el mundo real.
Además habla de la amistad, la de verdad.
Le debo a Kei el dinero de la entrada.

No hay comentarios: