30 de marzo de 2007



[Sonando: Víctor - Vull ser]
(¡culpa de Male otra vez!)
[Libro: Artemis Fowl - The Lost Colony]
[Comic: Coleccionable X-Men II, #34 ]
[Anime: Bleach 120 (uaaaaaaaaaaaaaaaaaaah)]



Sobreviví a Biar y las prácticas de Ecosistemas (cuando me pasen las fotos, añadiré alguna a este post), incluso me pude resistir y no empujé al profesor ladera abajo mientras medíamos pinos, contábamos plantas o medíamos la altura de los romeros o nos perdíamos por los campos de cultivo. Luego fue muy gracioso tener en las prácticas de botánica de esta semana, la familia de las Labiadas, es decir, las aromáticas como el romero, que llenan nuestras montañas y que estaba ya harta de ver y huir de las abejas y avispas que siempre las rondan. Sí, les tengo pánico ¿algún problema?
Fue divertido y esas cosas, pero sobretodo agotador y frustrante. Es lo que ocurre cuando hasta los profesores reconocen que toda la asignatura está mal planteada y el viajecito en especial.
Es curioso como gente que te ha ignorado por sistema durante año y medio, al verse en el campo, teniendo que ayudar a sacar una furgoneta de la cuneta en plena montaña o alimentándose de cosas frías que aguantan unos días sin nevera, se anima a hablar y bromear contigo.





Vi este test en el blog de Riva y me gustó la idea.
Si pasais el cursor por encima de las franjas de color, indica lo que significa cada una. No sé si estoy de acuerdo con algunos de los niveles que da a las diferentes características.
Veamos... procedo a traducir.
Confianza ligeramente baja: Creo que se refiere a la confianza en mi misma. Mi compañero de prácticas diría que el test ha sido muy generoso y que en realidad debería poner nula confianza. Sobretodo en el tema académico, después de tanto fracaso, sí, me cuesta mucho creer que he hecho algo bien, y también después de cagarla siempre en lo más sencillo y cargarme placas de agar o no saber teclear correctamente en la calculadora, me veo como una auténtica inútil.
Mi diccionario traduce Openness como sinceridad y dice que es muy alta. Bueno, siempre me defiendo diciendo que yo jamás miento y estoy muy orgullosa de eso.
Muy Extrovertida. Ya sabeis, hablo con todo el mundo, digo chorradas en voz alta... vale, he costado dos años y pico encontrar amigos en la universidad, y los he encontrado por casualidad, pero consideraremos la universidad como mundo aparte.
Empatía muy alta. Este sí que no me lo creo. No es que no me preocupe por los demás, pero tampoco suelo tener ni idea de lo que le pasa a la gente por la cabeza. Tampoco suelo preguntar, si alguien no me cuenta las cosas es porque no quiere, no voy a insistir.
Ligera confianza en los demás. He respondido las preguntas sobre esto pensando en el ser humano en general, que ya he dicho alguna vez que somos un maldito cáncer. Sí que confío en las personas cercanas a mí, a veces demasiado.
Ligeramente alta "acción". Esta se refiere a las ganas de hacer cosas por mi misma. Yo creo que por norma general, me gusta hacer todo yo sola, sin ayuda, no porque no confíe en la capacidad de los demás si no porque me agobia organizar cosas que tendrán consecuencias, porque quiero que mi trabajo me beneficie a mi y mis fracasos solo me afecten a mí.
Masculinidad y Feminidad ligeramente bajas. El que el sexo de una persona defina su forma de ser por ese extraño sentido de la feminidad en mi caso, me parece muy estúpido. Odio cualquier distinción entre hombres y mujeres, somos todos iguales y lo que caracteriza a una persona son sus actos, no lo que tiene entre las piernas o los palitos de su cromosoma ¿era el 22?.
Espontaneidad baja. La verdad es que suena a que soy una persona muy sosa, pero me gsuta planear las cosas con antelación, como mis viajes a Vigo, porque no hay otra forma si solo hay un tren directo a la semana.
Preocupación por el estilo ligeramente baja. Me gusta llevar ropa de colores, mis camisetas, casi siempre grandes, manifiestan mi condición de friki y no dejan ver como es realmente mi cuerpo. También me gusta llevar calentadores, medias o leotardos de colores, guantes y bufandas... todo ello cuando me apetece y me va a resultar cómodo durante el día. La moda la deciden unos señores que dibujan vestidos y dicen que "esta temporada se va a llevar x cosa" porque han sufrido una iluminación divina. Preocuparse por la moda es estúpido.
Término medio de Autoridad. Sí, soy mandona, lo he sido siempre, me gustaba organizar los juegos cuando era pequeña y cuando hago algo en grupo me gusta tener un cierto control.
Imaginativa. Creo que esta es la que más me ofende, siempre me ha cabreado que alguien dudase de mi imaginación. Puede que haya aceptado tener que vivir en el mundo real, pero ya he hablado muchas veces de mi propio mundo, en el que sigo viviendo, crece cada día y no voy a abandonar nunca.
Muy funcional. Esto contradice mi creencia en que soy una inútil. Pero creo que se refiere más en mi creencia en las cosas prácticas, porque me gusta que las cosas que hago sirvan para algo, odio perder el tiempo.

"Soy una experimentadora benevolente"
Experimentadora
Tu naturaleza inquisitva, imaginación y tu sentido práctico te convierten en una experimentadora.
Aunque tienes una imaginación muy activa, también te relacionas con la parte funcional de las cosas
Experimentas para encontrar las cosas que funcionan mejor.
Atascarte en ciertos hábitos te es aburrido y prefieres buscar nuevas experiencias.
Las experiencias son más importantes para tí que los objetos, prefieres gastar tu dinero y energía en eventos y aventuras que en cosas materiales.
Te gusta considerar muchas opciones antes de tomar una decisión y considerarás muchos ángulos diferentes.
Tienes la habilidad de ver "la gran imagen", no solo como son las cosas si no como podrían ser en otras situaciones.
Eres equlibrada para revolver tus problemas, no dejas que tus emociones te dominen
Prefieres tener tiempo para planear las cosas, te sientes mejor con un plan que con decidir los planes en el último minuto.
Haces lo que quieres a la hora de vestirte, guiada más por asuntos prácticos que por el sentido del estilo de los demás.
En general, crees que controlas tu vida y las fuerzas externas solo juegan un pequeño papel.

Si quieres ser diferente:
Ten fé en que tu imaginación y sentido de lo práctico pueden complementarse y llevarte a buenas decisiones.
Toma lainiciativa para buscar las cosas, no esperas a que ellas lleguen a ti.


Está claro que la de que no me dejo dominar por las emociones es una mentira como una catedral, pero creo que por lo demás acierta, vosotros direis.

Benevolente
Eres una gran persona con la que relacionarse, comprensiva, generosa y en la que confiar, en una palabra, benevolente.
No te preocupan las situaciones sociales, y te sientes cómoda siendo tú misma con la gente.
Tu naturaleza comprensiva va más allá de lo básico, te tomas tu tiempo para comprender los matices de las situaciones de la gente antes de juzgar.
Eres un buen oyente y también das buenos consejos.
Te preocupas por tu nivel social y el de los demás. Te compadeces de las personas con problemas y te llegas a preocupar incluso por personas que nunca has conocido.
Eres muy buena considerando diferentes perspectivas y aprecias esta cualidad en los demás.
Los sentimientos de otras personas son importantes para ti y eres buena mediando disputas.
Por tu comprensión y paciencia, tiendes a sacar lo mejor de la gente.

Si quieres ser diferente:
Empleas mucho tiempo cuidando de los demás, ¡no te olvides de ti misma!
A veces, el sacrificar tu tuempo en los más cercanos, puede hacer sentir poco importante.


Creo que esta sí se equivoca de pleno. Realmente me suele dominar mi mala leche y paciencia reducida y aunque siempre intento comprender a los demás y creo que al final lo hago, por norma general, acabo gritándole a todo el mundo.
Pero sí me gusta pensar que lo pienso mucho antes de juzgar algo o a alguien.

¿Qué pensais vosotros de todo esto?


Mañana me voy a Valencia a una KDD cosplayer, por la noche llega Jorge y nos vamos al concierto de Warcry. ¡Todo en el mismo día!
Y si me pidiesen a mi que eligiese las canciones...
Tú Mismo, Hijo de la Ira, Iberia, El Guardián de Troya, Luz del Norte, Quiero, Nadie, Pueblo Maldito, Al salir el sol, Hoy Gano yo, Nana, Perdido, Hacia el Infierno, Contra el viento, En un lugar sin dios, Nuevo Mundo, El regreso, ¡Que vengan ya!, La Vieja Guardia.
Si os gusta el grupo ya veis que voy a tener poca suerte, la mayor parte de las canciones son del segundo disco y todos sabemos que nunca tocan muchas canciones viejas. Pero de ilusión también se vive y seguro que tampoco me decepcionan.
Y si se extienden y cantan alguna de Avalanch como la otra vez: Torquemada, Aquí Estaré, Por mi Libertad, Cid, Cambaral, Levántate y Anda, Xana.


Mis tíos fueron a Praha hace poco y les pedí que me trajesen postales. Creo que esta es la que más me gusta. Suelen gustarme las fotos nocturnas de las ciudades, son como más mágicas.

19 de marzo de 2007




[Sonando: Lándevir - Un mismo Sueño ]
[Libro: Neil Gaiman - Los Hijos de Anansi]
[Comic: Nex Excalibur #1]
[Manga: Azumanga Daioh #2 // Kenshin #2]
[Anime: Naruto Shipuuden #5 ]


Hoy toca post de cosas sueltas que quiero decir o recomendar.
Primero e importantísimo:

Ya son mías. Después de 4 años, desde aquel 30 de mayo de 2003 (me encanta cuando pone la fecha en las entradas, que además conservo firmadas por el grupo) en la diminuta Sala Stereo de Alicante, siendo aplastada por enormes armarios roperos y solo viendo de vez en cuando los rizos de Víctor revolotear. Hasta que me cedieron un sitio encima de una mesa.
Después, oímos a uno de ellos quejarse de la sala. No han vuelto a Alicante hasta que han abierto la sala nueva. Y tengo unas ganas locas de saltar, berrear y emocionarme con ellos otra vez.
Y además va a ser el primer concierto al que iré con Jorge.
¡Qué ganas qué ganas qué ganas!

Prometo que intento leerme todas las cosas que me prestan para devolverlas, darles prioridad y esas cosas. Pero esta semana me he encontrado con dos novedades a las que tenía muchas ganas:

New Excalibur. Claremont intenta revivir el auténtico espíritu de mi amada Excalibur, volviendo a fundar un grupo de superhéroes residentes en Londres, después del maldito Día M. A mi personalmente, la mayor parte de las consecuencias del susodicho día me han dolido en el alma. En principio es una buena idea, una limpieza de muchas cosas que han hecho mal los últimos años.
Pero, algunos de los personajes que han dejado sin poderes... ando algo perdida ¿es cierto lo de Bobby Drake? y lo más doloroso, mi querida Moonstar.
En New Excalibur, Brian Braddock se pregunta donde está Meggan, que desapareció a través de una grieta chunga en el espacio-tiempo para salvar al mundo y no ha vuelto y recibe la visita de su, teóricamente muerta hermana Betsy, Mariposa Mental (se supone que en los próximos números de Patrulla X van a explicar su resurrección, después de hacernos llorar a lágrima viva hace lo menos 4 años en los primeros números de Xtreme Xmen)acompañada de tres, cuatro si contamos a Lockheed, por supuesto, de los miembros fundadores del Excalibur original, mis favoritos:

¿No son totalmente abrazables? Los adoro, a los tres.
Pues mi gozo en un pozo, porque sé desde hace mucho que los protagonistas de esta serie van a ser otros como Alison Blaire (Dazzler), Pete Wisdom, Juggernaut, Nocturna y claro, Brian, el Capi Britania (sí, para mí va a seguir siendo Britania, no Bretaña).
De primeras, nunca, pero nunca nadie va a recuperar lo que fue Excalibur, eso es imposible y sagrado.
Pero, me he quedado con una sensación extraña, porque, he disfrutado un cómic donde aparece el vomitivo y aborrecible Wisdom. Quizá sea cosa de que no le escribe Ellis los diálogos.
Sí, odio a Ellis, ¿algún problema?. Él se cargó la vieja Excalibur con sus aires (negros y de los que se da) e ideas superrrevolucionarias y yo le odio.
Estos primeros números conservan ideas de la vieja Excalibur, como los enemigos procedentes de otras realidades y ¡Los Lobos de Guerra!, los primeros enemigos que tuvo el grupo.
También me desconcierta el hecho de que, salvo por supuesto Nocturna, ninguno de sus protagonistas me gustaba especialmente. Dazzler y su pijez, la indiferencia que siempre me ha provocado Juggy, y el odio que arrastro desde la vieja Excalibur hacia Wisdom y el Capitán Britania..
Porque para mí Wisdom representa al propio Ellis llegando porque sí y pisoteando mi serie favorita, apagando contra los restos su apestoso cigarro y creyéndose superguay por eso. Y además, durante aquella época, convirtió a Kitty en una de sus típicas chicas y dejó de lado al resto de mis personajes favoritos. Porque él lo vale.
Y el capi, un idiota ególatra que no sabía lo que tenía hasta que lo ha perdido. Como se echa de menos a Meggan... ojalá vuelva de donde sea que haya acabado.
Pero... ¡me ha gustado mucho! ¡Quiero el siguiente!
No lo entiendo.
Me encantan las escenas de Nocturna hablando con Rondador, sufriendo porque él se parece tanto a su padre que a veces se le olvida que está atrapada en un universo que no es el suyo, o la que nos muestra que en su mundo los Beatles jamás se separaron.
Lo malo es que, esto significa que, en algún momento desaparecerá de Exiliados, y no me gusta nada la idea.
Pero ya podrían aclararse los dibujantes con un detalle bastante importante de su anatomía. ¿Tiene cola como su padre o no?
Porque aparece y desaparece...

Siempre le doy la coña a todo el mundo para que lea el primer volumen del Excalibur original, y todo ese mundo tiene la excusa de que son cómics del año 88 que ahora no hay quien encuentre (a mi me la regalaron mis padres, comprada de segunda mano, muy cara). Pues ahora la están reeditando en un formato la mar de majo de tapa dura.
Pero me consolaré pensando que los míos son los originales y mi nº1 está firmado por Claremont.
Lo que no sé si ese primer tomo nuevo empieza directamente con la serie o incluye el "Espada en Alto", número que aquí se publicó en formato Prestigio y que cuenta el origen del grupo. Porque sería bastante apropiado.
Ahora tengo unas ganas tremendas de volver a leermela entera.

Y para terminar este post chorra y de desvaríos varios sobre mis obsesiones, hoy he salido un rato con Raven y Male y mientras mirábamos libros, casi me ahogo al ver esto:

Me encanta no estar al tanto de cuando salen los libros nuevos, me llevo sorpresas maravillosas. Después del ligero mal sabor de boca que me dejó la anterior entrega, "La Venganza de Opal", ya tengo en mi poder la continuación que espero, lo arregle.
Como siempre, queda demostrada la sabiduría de los traductores, ya que, el título original de este libro es "The lost Colony", traducido en su web como "La Última Colonia" y en portada, como podeis ver, como "La Cuenta Atrás". Genial.
También hemos visto otro libro más pequeño con chorraditas frikis como entrevistas a personajes, pero ya no me quedaba dinero. Cuando recuerde el título lo añadiré a la Wishlist.
Qué ganas de volver a aguantar la risa con Potrillo y Mantillo (nombres fruto, otra vez, de la sabiduría de los traductores), alucinar con Artemis y emocionarme con la capitana Holly. Y echar de menos a cierto personaje que nos dejó . . .
Ya os contaré.

Warcry - Tú mismo
Nada hay, bajo el sol,
que no tenga solución.
Nunca una noche venció
a un amanecer.

Hubo un tiempo
en que todo me iba mal,
perdido en la oscuridad,
sin saber a donde ir.
De mi vida se esfumó todo el color,
solamente quedó,
en mi el color gris.

Y pensé,
que era mi final.
Del laberinto,
no podría escapar.

No busqué el apoyo en los demás,
no quería suplicar
ni tener su compasión.
Me hice amigo de la soledad,
¿Quién iba a imaginar
todo lo que me enseñó?

Hoy sonrío,
recordando la lección,
que la vida,
con paciencia
me enseñó.

Nada hay, bajo el sol,
que no tenga solución.
Nunca una noche venció
a un amanecer.

16 de marzo de 2007




[Sonando: Nada]
[Libro: Neil Gaiman - Los Hijos de Anansi]
[Comic: New X-Men Academy X #19]




¿Por qué no me lo dijo nadie?
¿Por qué no me he enterado hasta ahora?
Seguro que muchos lo sabiais... ¿No os importa lo más mínimo o pensasteis que seria a mí a la que le daría igual?
Muchos me matareis cuando sepais de qué estoy hablando, pero sí, a mí me parece así de dramático.
Dave Cockrum murió el año pasado.
Sabía que estaba enfermo. Me enteré hace mucho, y estuve dándole vueltas a la idea de enviarle una carta, porque en la web donde me enteré, añadían una dirección postal a la que escribir. Pero no sabía qué poner, quizá un "Ponte bien, gracias por todo, por crear a mi amor platónico, por ser uno de los que convirtió a los X-Men en lo que los hizo grandes".
Y al final no lo hice.
La otra noche estaba leyendo los números acumulados de X-Men y lo leí en la parte final.
¿Teneis idea de lo que le debemos a este hombre los fans de los mutantes?
Él estaba entre los que decidieron resucitar la poca exitosa serie inicial de X-Men, creando nuevos personajes. De su mente y sus manos surgieron Tormenta, Coloso y Rondador.
¿Sabeis lo que eso significa? ¡Le debo a mi personaje favorito! ¡Mi primer y mayor amor platónico!
Nada de los comics mutantes sería así ahora de no ser por él.
Y no me he enterado hasta ahora de su muerte. Llego la última, cuando ya han llorado todos.

Además me entero de que lo pasó mal sus últimos años, hasta con problemas económicos mientras otros están forrados gracias a sus creaciones. Según parece, en la tercera "película", le dieron su nombre al presidente. Vaya honor, en semejante patada a su obra.
Cuando me enteré de que estaba enfermo, también leí que muchos autores estaban creando un comic homenaje cuyos beneficios servirían para los gastos del hospital. ¿Vamos a poder ver esa obra aquí?

Me habría gustado tanto tenerlo delante un día, ofrecerle uno de sus cómics, sonreir tontamente mientras firma, estando tan nerviosa como para no poder ni articular correctamente mi nombre, tartamudear al dar las gracias y no alcanzar a hacerlo en inglés, como con Claremont. Y ya no va a poder ser.

Gracias Dave.


El muñeco Bamf sigue en proceso (Cockrum también creó a los bamfs)y se ha ido a la mierda del todo el asunto del disfraz de Pícara porque no encuentro tela y es difícil de narices. Pero he cosido esta tontería. Hacia tiempo que quería cambiar de estuche y en este me caben mejor todos los trastos que llevo.
Y por supuesto, he mudado a Sanji.

12 de marzo de 2007




[Sonando: Warcry - Mirando al mar ]
[Libro: Katherine Patterson - Un Puente hacia Terabithia]
[Comic: Fábulas - Tierras Natales / Col. X-Men 2 #32]
[Anime: Bleach #118]




Antes de que pudiese darse cuenta, había caído la noche. Tan concentrada estaba en el juego que no advirtió que hacía rato, lo único que iluminaba el campo era el inmenso panel de focos del polideportivo.
¡Pop!
-¡Tengo que irme ya! ¡Se ha hecho muy tarde!
¡Pop!
-¡Claro claro, venga si sólo me falta un juego para ganarte!
¡Pop!
-Hablo en serio, te recuerdo que no vivo precisamente aquí al lado.
¡Pop!
Dio una zancada y en lugar de alzar la raqueta para golpear, atrapó la pelota con la mano izquierda.
-¿Pero no ves la hora que es? Tú también vas a tener problemas si no lo dejamos. Mañana te prometo asumir mi derrota.

Su compañero miró distraído el reloj, volvió a bajar el brazo. Dos segundos después, volvió a mirarse la muñeca en una especie de espasmo nervioso y salió corriendo, apenas sin parar para coger la mochila. En unos segundos lo perdió de vista.

-Al menos él sólo tiene que llegar a la residencia de estudiantes… espero que le de tiempo a llegar antes del toque de queda o tendrá que dormir en la calle…. –murmuró la chica mientras recogía apresurada las pelotas de tenis repartidas por la pista y las guardaba en la bolsa de deporte, junto con la raqueta.
Miró a su alrededor, al comprobar que estaba completamente sola, en un rápido movimiento cambió su sudada camiseta por una limpia y se puso la chaqueta, temblando de frío. Después agarró la bolsa y se dirigió a la única bicicleta que aún estaba allí atada.

Sí… estaba completamente sola. Se soltó la coleta y pasó los dedos por la larguísima melena rojiza para volver a recogerla, mucho más firmemente.
Giró bruscamente la cabeza, creyendo haber visto moverse las sombras de las farolas apagadas.
De pronto todo parecía más tenebroso, y un escalofrío desagradable recorrió su espalda, mientras sentía encresparse todo el vello de su cuerpo y el pelo de la nuca.
Comenzó a tararear una canción para apartar de su mente la idea de que estaba completamente sola allí. El silencio se tragó la cancioncilla.
Llevó la bicicleta hasta el carril bici y pedaleó todo lo rápido que pudo. Tenía que llegar a la carretera principal, donde aún circularían montones de coches, y gente, sobretodo gente.
Nunca antes se había sentido así, a pesar de que no era la primera vez que vivía esa situación, quedarse sola en el polideportivo. Pero esta vez se sentía observada, incluso perseguida. ¿Qué sentido tenía?
Le obsesionaba la idea de llegar donde hubiese más gente y su mente comenzó a nublarse, como si estuviese en un sueño, en el que todo ocurría más lentamente y las formas perdían toda definición.
Pedaleaba con todas sus fuerzas, que no eran muchas. No sólo por haberse pasado toda la tarde corriendo de un lado a otro en la pista de tenis, de pronto se sentía muy cansada, como si alguien hubiese metido varios sacos de arena en su mochila y le costaba tanto avanzar que tenía la impresión de estar pedaleando en una piscina llena de barro.
Y pronto lo estuvo. Tan concentrada en avanzar, no pudo evitar que la bicicleta acabase en la acequia.
El golpe y el agua maloliente de la devolvieron al mundo real.

¿Qué estaba pasando?
Al menos no se había hecho daño con la caída, pero habría que oir a su madre cuando viese la ropa llena de barro.
Se levantó pesadamente, mirando a su alrededor. No reconoció el lugar.
¿Cómo era posible? ¿Se había equivocado de camino? ¡Pero si no había más de uno!
Colgó la bolsa, ahora mojada, con un gruñido en su hombro y levantó la bicicleta. Empezaba a sentir náuseas. Perfecto, tanto ejercicio había conseguido cortarle la digestión.

-Maldita sea – se atrevió a romper el silencio, dándose cuenta que la bicicleta al caer no había emitido sonido alguno.
Consiguió volver al carril bici y buscó alguna señal, un árbol, algo que le ayudase a saber dónde estaba.
Nada. Se inclinó sobre si misma, agarrándose el estómago al sentir una arcada. Pasó unos segundos paralizada.
-Tonterías- murmuró sacudiendo la cabeza – estoy cansada, el exámen ha sido duro y llevo toda la tarde intentando descargar nervios, después de pasarme una semana casi sin dormir. Seguro que estoy en el camino correcto, las carreteras no se mueven a placer…
Volvió a subirse a la bicicleta y continuó avanzando. No se percató de que la cadena no emitía chirrido alguno, ni tampoco el agua que iba cayendo sonaba de ninguna forma.

Miraba hacia el suelo, así evitaba imaginarse sombras que se mueven y desaparecía un poco el miedo.
Pero...¿de qué tenía miedo? ¿Había acabado por creerse que en cada esquina acechaba un violador y un par de drogadictos con mono?
Sonrió al imaginarse un par de yonkis con dos monos sentados en los hombros.
Una nueva arcada.

Cuando levantó la mirada, no vio la carretera, si no una montaña de algo que parecía pelaje, pero lleno de calvas, como un césped mal cuidado. También distinguió enormes heridas y sangre que chorreaba…
Levantó la cabeza, sintió una respiración caliente y fétida sobre su cara.
Temblaba, dejó caer la bolsa y la bicicleta, pero no se movió.

Había aparecido ante ella un monstruo de casi 3 metros. Si hubiese pasado alguna palabra por su mente en blanco en ese momento habría sido “podrido”. Le recordaba a las películas en las que aparecía el big-foot, un enorme hombre peludo.
Pero este tenía además de unas garras de las que goteaba sangre, una escalofriante cabeza de lobo, a la que le faltaba un ojo, con una cicatriz horrenda.
La miraba fijamente, babeando.
Le pareció incluso que se reía.
Seguía reinando el silencio, así que no le costó darse cuenta de que tras ella, se escuchaban por lo menos dos jadeos más. Estaba rodeada.

El viento decidió justo ese momento para apartar las nubes que cubrían la luna.
La luna llena iluminó la zona. Nunca había imaginado que la luna tuviese tanta luz.
Pero quizá hubiera sido mejor no descubrirlo en ese momento, porque contribuyó a aumentar su miedo, al distinguir por completo al ser que tenía delante.

Gritó, aterrorizada, y pudo moverse. Claro que en se momento a una persona no se le ocurren muchos movimientos eficaces y sólo acertó a levantar los brazos, interponiéndolos entre ella y el ser.
Y odió a la luna.
Gracias a su luz, pudo ver que en sus brazos había comenzado a crecer un espeso pelaje. Sus manos empezaron a crecer, ante sus ojos, formando unas espeluznantes garras.
El cerco a su alrededor se cerraba poco a poco, el olor se volvió insoportable hasta el mareo.
Cayó al suelo, mareada. Y pudo ver que no eran sólo sus brazos, sus pantalones estaban hechos trizas, y bajo los restos de tela, sus piernas estaban cubiertas por el mismo pelaje, y sobre los restos de sus zapatillas, sus pies también habían desaparecido dejando paso a miembros animales.
Volvió a mirarse las manos – perdón, garras- que parecían tener carteles luminosos que indicaban “armas”. ¿Y para qué se utilizan las armas? ¡Para defenderse por ejemplo!

Ni siquiera lo pensó, se lanzó sobre el monstruo, con las garras por delante. Él se apartó, con una carcajada.

-En ese estado es como sois más divertidos – gruñó, girándose hacia ella, que se levantaba del suelo.
Su voz sonaba como un chirrido oxidado que le puso todo el pelaje de punta.
Pudo ver que eran 4. Tenía que huir. Pero algo le decía que aquellos seres eran como una enfermedad que debía ser eliminada, que ella debía librar al mundo de esas aberraciones.
No podía resistirse al instinto de eliminarlos, todo razonamiento lógico sobre número, tamaño o fuerza se extinguió.
Pero cuando iba a lanzarse contra ellos, una sombra se movió velozmente sobre los 4 monstruos y los 3 que habían estado a su espalda, cayeron al suelo con una exclamación agónica. Antes de terminar de caer, comenzaron a desaparecer en volutas de humo negro.

- Je – rió la sombra – cada vez es más fácil. Avanzó hacia la zona iluminada por la luna. Era un chico no mucho mayor que ella, y mientras andaba, los rasgos animales, como el pelaje desaparecían poco a poco, hasta parecer totalmente normal.
Tenía el pelo largo, de color castaño claro y los ojos rasgados, de color amarillo.
¿Había dicho totalmente normal? ¿Qué persona tiene los ojos amarillos?
Y a pesar de eso, le inspiró seguridad, supo que había venido a salvarla.
El chico sonreía alegre, como si no pasase nada.
Se acercó al que aún quedaba, el que se había plantado ante ella y parecía el líder.
-Cada día sois más feos, escoria – prácticamente escupió, desenfundando una larga espada oculta bajo su gabardina.
Ella retrocedía, apartándose, y lo último que vió antes de desmayarse fue la encarnizada pelea en la que se enzarzaron los dos.

Soñó con aullidos que le resultaban familiares. Soñó con un extraño lugar, muy hermoso, lleno de vida, que moría poco a poco, como deshaciéndose con el calor.
Y cuando despertó seguía en el mismo sitio. El chico estaba sentado a su lado, cruzados de brazos y piernas, meditando.
Abrió los ojos y la miró con una sonrisa de oreja a oreja.
-Siento haberme retrasado, si hubiese llegado a tiempo ni te habrían rodeado. Pero has sido muy valiente, preciosa.
Todo le daba vueltas.
-¿Qué eran esas cosas? ¡¿Qué… qué me ha pasado..?!
Se dio cuenta de que la cubría la gabardina del chico y bajo ella no llevaba nada, su ropa estaba destrozada. Intentó sentarse, pero le dolía todo el cuerpo.
-Es demasiado largo y complicado como para explicártelo aquí. Te llevaré a un lugar más seguro y te lo explicaré todo, podrían venir más.
-¿Más? ¿Existen más como ellos?
-Existen demasiados como ellos. Pero ahora lo que más debe preocuparte es comprender lo que eres realmente y de dónde vienes.
Por que ellos vienen a por nosotros, nos han perseguido desde hace siglos.
-¿Nos persiguen?
-Sí, a los licántropos.

Durante unos segundos reinó el silencio. Pero era un silencio agradable, el que formaban los movimientos de las ramas de los árboles, los insectos…
Entonces el chico echó la cabeza hacia atrás, mirando a la luna llena y aulló como haría un lobo.
Debería haberse asustado, pero lo encontró reconfortante, a pesar de lo que acababa de decir.

Tras el aullido, un rayo de luna pareció solidificarse, formando un pequeño arco con un camino plateado entrando en él. Pero no continuaba al otro lado.
-Vamos pequeña.
La ayudó a levantarse y a caminar a través del arco.

-¿Has dicho licántropos?
-Es una de las formas en las que nos llaman. Siempre te has quejado de lo aburrido y normal que es el mundo ¿no? ¡Pues esto es muy divertido!
-¿Có…. Cómo sabes eso?
-Hace un par de años que me encargaron tu vigilancia… bueno, será mejor que te explique todo desde el principio. Pero primero vámonos de aquí y busquemos algo para ponerte, no te lo tomes a mal, pero mi gabardina es mía.

Desaparecieron en la luz del arco, que después se desvaneció poco a poco, fundiéndose con la oscuridad.


Creo que algunos ya habían leído este relato, la verdad es que lleva mucho tiempo escrito. Pero después de pasarme el fin de semana inclinada sobre la mesa haciendo gráficas y escribiendo la memoria de prácticas de microbiología, me ha venido la urgencia de revisar algo creado por mi y sin estropearlo yo misma, o al menos creo que no es tan horrible.
Porque después de todo el trabajo, después de encuadernarlo, cuando estoy recogiendo la mesa, me encuentro una gráfica que debía estar en la memoria. He vuelto a escribir e imprimir el índice para añadirla, y me he comido los números. Lo he vuelto a hacer y lo he encuadernado.
Y aún así, creo que no la he dejado donde debía y si se entrega tarde, no cuenta, suspenso en prácticas, suspenso en la asignatura.
Soy genial cagándola en lo más sencillo. Ahora decidme que me cabreo por nada, venga.

8 de marzo de 2007


Mood: Melancólica...

[Sonando: The Moffatts - Misery]
[Libro: Neil Gaiman - Los Hijos de Anansi]
[Manga: Kenshin #1 ]
[Serie: Heroes #4 ]





Misery, is what I feel, when you are not around, so Ican't heal, misery...
These tears on my face, are for you, I wish that I could hold you, touch you, feel you...


Siento escalofríos. Estoy sudando y tirito al mismo tiempo.
Los siento siempre que le presto toda mi atención, cierro los ojos y pienso en todo lo que he vivido relacionado con esta canción... bueno, en realidad con muchas de ellos, pero la verdad es que Misery se ha convertido, para mí y muchas, en un himno.
Creo que todas nos sentimos que, una parte de nosotras se hundió para siempre en la miseria cuando desaparecieron de nuestras vidas, cuando confirmaron que iban a separarse.

Give me a word, give me a sign, show me where I go, tell me what will I find... lead me on the ground, fly me in the sky, tell me what will I find...

Lo digo cada año, nunca llegué a verlos en carne y hueso. Y su música sólo ha entrado en mis entrañas, haciéndome soñar, desde un altavoz. Iba a asistir a su último concierto en España y lo cambiaron de fecha a última hora, jodiéndome los planes y clavándome una espina para toda la vida.

I believe there's a way to show you, even when we're apart, all the times we're not together, you are always in my heart...

No, no me da ninguna vergüenza ser fan de los hermanos Moffatt, ni niego mi condición de fangirl histérica. ¿Por qué tendría que hacerlo? Yo fui y soy muy feliz con ella.
Echo muchísimo de menos esa época, por ellos y todo lo que giraba a su alrededor. Los paseos cantando por la ciudad, las bromas, la gente que conocí gracias a ellos y lo que eso ha supuesto para el camino del resto de mi vida.
Si no me hubiesen llamado la atención, si no me hubiese enamorado de ellos... ¿sabeis que? posiblemente no estariais leyendo esto.

Isn't it funny how times slip away, so fast? One minute you're happy the other you're sad... If life is so short... If love is so strong why won't you take your chance before our time has gone?

No, no me salvaron del suicidio, aunque sí me alegraron épocas muy tristes.
Vereis, si no hubiese sido fan aférrima, cierta persona no habría entrado y se habría asentado con mucha fuerza en mi vida, porque nuestra amistad comenzó girando alrededor de la música, la de ellos en concreto, que nos salvaba de la mierda que escuchaba la gente de nuestra edad.

Close your eyes and count to ten, we'll leave the past behind...
You'll get your freedom and your voices back! And what you lose you'll find it, life on mars! Pick up the pieces and live with the stars... we'll find it, find it! find it! life on Mars!


Fue por esa persona que empecé a leer comics, porque fue con ella con quien fui a ver X-Men y, a pesar de ser una tremendísima patada a los comics, los mutantes se asentaron con fuerza en mi. Después vino Fanhunter, y con eso, un montón de años en el IRC, kdd's y salones del comic. Y fue una de las personas de todo esto la que me regaló el primer diseño del blog(en el que se basan todos por si alguien lo dudaba) y me animó a escribirlo.

Baby! Let me rock n roll, with you all night, with you all night...
Baby! Hel pme see the light, help me see the light!


Ninguna de esas dos personas forma ahora parte de mi vida. Pero a veces, hoy en especial, echo de menos todo lo que era mi vida cuando la primera y yo éramos uña y carne y pasábamos horas escuchándolos.

Say'n I love you, it's the hardest thing to do, but if I ever do, girl I'll always be true. And when your dreams fall to the ground, I will keep you up when you're fellin' down...

Pero me siento muy culpable. Desde hace tiempo mi ..."vida musical" consiste en escuchar los mp3s que tengo y enterarme tarde de la salida de los cds que quiero. Me cansé de rumores y páginas amedias y dejé de buscar cosas sobre ellos.

El año pasado descubrí algunas cosas y este, me he quedado en el sitio al buscar hoy alguna foto para el post y encontrarme con que, desde hace un año, nuestros dos favoritos, los gemelos Bob y Clint, batería y bajo respectivamente, han formado un nuevo grupo del que intento desesperadamente bajar alguna de las canciones, para vibrar y emocionarme con sus voces, con algo suyo nuevo.
Se llaman Same Same. ¡Quiero su disco! ¡Ya!
Y yo no gasto de eso de comprar por internet.

Believe in your dreams, and they'll come true, follow your heart in whatever you do, the sky is the limit to prove the feel right, you make the choices...

Y cada 8 y 30 de marzo, celebro la existencia de estos 4 hermanos. Porque sin ellos, yo no sería quien soy. Feliz cumpleaños Clint, Bob y Dave. Os echo de menos.

Maybe the Earth is flat, and maybe when we can we can't and maybe the sky it's the ground, and maybe the sun isn't round. One step forward, two steps back, don't do this, then don't do that. ...take a look around and tell me what you found, the life is a mistery...and maybe we're in a dying planet, trapped in a big black hole...

3 de marzo de 2007


Mood: ¡Devorando libros!

[Sonando: Warcry - La Vieja Guardia]
[Comic: X-Men 2º Coleccionable #31 // Gaiman - Los Hijos de Anansi ]
[Anime: Naruto Shippuuden #4 ¡Por fin se acabó el relleno!]




El día de carnaval, terminé a última hora, después de meter la pata miles de veces con algo tan sencillo como puede ser un chaleco sin botones ni cierres de ningún tipo, el nuevo chaleco para mi disfraz de kender. Mi madre opina que es mi mejor disfraz.Y a mi me encanta llevarlo.
Pasé una tarde-noche muy divertida con Male, Raven y Razyel, aunque hubiese gente tan perceptiva y graciosa haciendome chistes sobre hobbits y estuviese a un pelo de perder mi adora jupak un par de veces.
En fin... a la espera de conseguir alguna foto más, os conformais con esta tan artística en mi balcón...ejem.
Algún día me haré fotos decentes, en el campo o algún otro fondo apropiado para los disfraces. Y sí, es una indirecta, ¡atrapadla!
Este disfraz fue creado para el carnaval del año 2004, y este, viéndome sin disfraz nuevo y con ganas de volver a sentirme Tas después de terminarme el Ocaso de los Dragones y volver a leerme en un tiempo récord las Crónicas, decidí sacarlo del armario y hacer un nuevo chaleco, mucho más apropiado.
Problemas para recogerme el pelo, demasiado largo pero tan genial para un copete "ridículamente largo" y para ponerme las orejas. Odio tener las orejas tan pequeñas.

Quizá debería esperar a leerme la Forja del Túnica Negra y la Guerra de los Espíritus, pero llevo tiempo queriendo hablar sobre estos libros, que han sido importantes según qué épocas de mi vida. Además ahora tengo muy recientes las Crónicas, que leí por primera vez, después de descubrirlas entre los libros de las estentarías del salón de mi casa y reconocerlas como esos libros de los que hablaba mucha gente y alrededor de los cuales había música, vídeos, fanarts, cómics etc, hace por lo menos 4 años.

No son los libros mejor escritos(mucho menos traducidos) del mundo, cosa que por cierto no es tan importante, pero sí creo que son de los que vives, con los que sufres, disfrutas y te sientes identificado, totalmente parte del grupo de los compañeros, habitante de Krynn.
Recuerdo enamorarme de Tanis, preguntarme porqué Tika no tenía más protagonismo, la extraña sensación que provoca Tas al principio, lo irritante que me resultaba Sturm y la indiferencia hacia Raistlin, sin entender nunca porqué a todo el mundo le gusta tanto. Lo siento, nunca me han gustado los personajes como él.
Lo que no recuerdo es en qué momento me di cuenta de que en realidad, era a Tas a quien esperaba ver en cada libro, Sturm es admirable, Tanis es... Tanis. Y no hay enano más gruñón y adorable que Flint...ni siquiera Bruenor.

No recuerdo muy bien como empecé a leerlos. Mi madre pidió las Crónicas y las Leyendas hace años al Círculo de Lectores y llevaban siglos abandonados en las estanterías porque no le gustaron mucho.
Son ediciones más bien feas y con muchísimos fallos de traducción y corrección.
Pero una vez, después de subirme al sofá, respirar el polvo y ojearlo, cayó en mis manos el primero de las crónicas, lo devoré.
El segundo me costó algo más, no consigo explicarme ahora porque, tardé tanto en leerlos...
Lo que sí me ha costado horrores leer han sido las Leyendas, no porque no me hayan gustado, que lo han hecho a pesar de tener quien tiene el absoluto protagonismo y larguen a Tas de escena tan fácilmente.
Estos libros, cada uno de ellos, lo relaciono con un momento y sobretodo con una persona diferente que ha pasado por mi vida. Y a veces, por rabia o pocas ganas de seguir sufriendo, los fui aparcando, hasta que me vi con ganas y fuerzas.
Y por eso, hace más de un año me prestaron el Ocaso de los Dragones y no lo leí hasta hace poco.
Madre, no lo pasaba tan mal con Dragonlance desde ESA muerte en las Crónicas (intento convencer a la gente de que los lea, no reventárselos). Pero cuando cerré el libro, a pesar de todo, fue con una sensación agradable. Es un buen final.
Aunque aún me queda La Guerra de los Espíritus, pero vamos.

Me morí de envidia al ver que en la colección que están vendiendo ahora en los kioscos, son ediciones muy bonitas y además, las Crónicas por ejemplo están anotadas. Aprovecharé para conseguir los de la Forja del Túnica Negra y los Preludios.
Por cierto que me pareció muy estúpido que sacasen primero El Templo de Istar. Alguien que se lea primero este libro, se destroza automáticamente las Crónicas y además estoy segura de que no se enganchará de ninguna manera a la historia, encontrándose de pronto con un Caramon depresivo y alcohólico y los planes de Raistlin. Además Crysania es tonta.


Ayer me enamoré de Leslie Burke, interpretada por AnnaSophia Robb. Con su papel en "Charlie y la Fábrica de Chocolate", todos deseamos patearla y pegarle el chicle en su pelo rubio, porque así lo deseaba Dahl cuando lo escribió. Pero cuando me di cuenta de que estaba viendo a la misma chica haciendo un papel tan maravilloso, tan... tan... adorable, abrazable... ¡no tengo palabras! , me arrepentí, hasta el personaje de Violet puede ser achuchable si lo hace ella.
¿Soy la única a la que le pareció un detalle muy friki que fuese ofreciendo chicles a la gente?
Hasta que no lea el libro no puedo saber con seguridad si es un añadido.
Quiero el libro. Y el armario de Leslie.

A algunos no les apetecía nada ir a ver "Un Puente Hacia Terabithia" porque les decepcionó mucho "Las Crónicas de Narnia", otros salieron decepcionados porque esperaban otra cosa por los tráilers y carteles, un derroche tremendísimo de fantasía y efectos, y supongo que casinos y furcias.
A mí me gustó mucho "Las Crónicas de Narnia". Y esta no tiene absolutamente nada que ver, ni en estilo, ni en argumento, ni en ambiente, ni en la sensación que provoca. Nada de nada.
He aprendido a no creerme las portadas de los cómics, los tráilers y carteles de las pelis y las contraportadas de los libros (sobretodo si son de Mundodisco). Al menos no a esperar nada de lo que parecen vender, no va a morir el personaje que aparece en brazos de otro y en el trailer solo van a enseñar las escenas con más efectos especiales, jamás van a enseñarte el alma de la peli ni van a provocarte mínimamente la sensación que hará la película.
Yo había visto fugazmente algún trozo del tráiler, el troll gigante, mucho verde y niños. No sabía si ir a verla, pero cuando me lo propuso Kei, pensé "Quizá es una peli preciosa que va a enseñarte un mundo nuevo, te va a hacer reir y disfrutar como una enana y después de tres semanas de mal humor por culpa de los mapas de ecosistemas te lo mereces".
Y no me equivocaba.
Además de pasar a engrosar la lista de ficciones que han conseguido hacerme echar la lagrimita (sí, soy una llorona pero para estas cosas no suelo), junto con Big Fish, Descubriendo Nunca Jamás... se ha convertido en una de esas películas que considero "mías", que me marcan, de las que voy a hacer siempre referencias, o utilizar sus frases como si fuesen mías.
No voy a cansarme de gritar "¡Pipí gratis! ¡Pipí gratis! ¡Pipí gratis!".
Si lo pienso, son películas con una cosa en común: la imaginación y originalidad de sus protagonistas. Los mundos que crean todos sin llegar a aclararnos cuanto de todo eso existe o es visible para el resto de personajes y para los espectadores incrédulos.
Unas horas después me quedé pensando que me habría encantado tener una amiga como Leslie en el colegio. Después me reprendí por olvidarme de Diana, que en cierto modo, podría haber sido mi Leslie.
Ninguna tuvimos nunca esa capacidad de creación tan rica y veloz, nos gustaba mucho mezclar mundos de los libros y series que nos gustaban, pero sí esas ganas de evasión y disfrutar de cosas que no estaban en el mundo real.
Además habla de la amistad, la de verdad.
Le debo a Kei el dinero de la entrada.