29 de noviembre de 2006


?¿?¿?¿
[Sonando: Warcry - Redención]



Odio a mi cámara de fotos, la odio. Siempre me traiciona. Es capaz de hacer más de 200 fotos de montañas sin decir ni media pero es pedirle que funcione bien en un concierto y mira para otro lado.
Ya sé que de noche, con los focos... pero vaya, estaba relativamente cerca del escenario y esta es la única foto que he conseguido hacer sin que Fito parezca una especie de ser de luz suprema o una manifestación ectoplásmica.
Pasé el sábado viendo a la familia en Orihuela, pensando aún en ir o no al concierto de Fito & Fitipaldis esa noche. De pronto sonó el teléfono, una compañera se había quedado colgada con una entrada de sobra y me la ofrecía (pagando, por supuesto, que bastante cara ha sido).
La verdad es que me daba bastante reparo ir, porque a los conciertos de Fito que había ido fueron antes de que de pronto triunfase a lo grande con "La casa por el tejado",y el mejor de ellos el primero, en un parquecillo de Elche, con apenas gente, La Fuga de teloneros(ahí los descubrí), y cuando aún cedía a cantar canciones de Platero... cuando me di cuenta de que estaba tocando "Alucinante" me emocioné tanto...
Así que un concierto multitudinario con gente que lo más seguro es que sólo haya oído como mucho los dos últimos discos, empujones, agobios y todas las cosas normales en un concierto, pues no me convencía mucho.

Pero me alegro hasta el infinito de haber aceptado. Incluso cuando tocó casi todo el último disco y me dejó sin mis favoritas como "Las nubes de tu pelo", "El ojo que me mira", "Trozos de cristal" "Mirando al cielo", "Ni negro ni blanco"... disfruté como una enana.
Al menos me compensaron con "Rojitas las Orejas", "Abrazado a la tristeza" y "Quiero beber hasta perder el control".
¿He dicho alguna vez que "Cerca de las vías" debería ser una canción prohibida?
Suelo pasarla cuando salta en el coche, en el winamp o en el mp3, pero esa noche no pude hacerlo, y empecé a cantar. Tuve que parar enseguida para no echarme a llorar, pero sigue siendo una canción preciosa. Así que respiré hondo y la coreé como casi todo el mundo, apretando los puños.

Fito & Fitipaldis - Cerca de las Vías
Hay días que parece que nunca se va a apagar el sol,
y otros son más tristes que una despedida en la estación.
Es igual que nuestra vida que, cuando todo va bien,
un día tuerces una esquina y te tuerces tú también.
Esa telaraña que cuelga en mi habitación,
no la quito, no hace nada, sólo ocupa su rincón.
Yo he crecido cerca de las vías y por eso sé,
que la tristeza y la algería viajan en el mismo tren.

¿Quieres ver el mundo?
Mira, está debajo de tus pies.

COn el paso de los años nada es como soñé,
si no cierras bien los ojos muchas cosas no se ven.
No le tengo miedo al diablo
¿No ves que no puedo arder?
¡No hay más fuego en el infierno del que hay dentro de mi piel?

Todo lo malo y lo bueno caben dentro de un papel.
¿quieres ver el mundo?
Mira, está debajo, de tus pies.


Cualquiera que sepa algo sobre mi vida los últimos años, comprenderá porqué hasta el sábado por la noche, llevaba años sin escucharla entera.

Fue una noche memorable, aunque me quedase sola, lo que importaba era estar en un concierto de Fito y los Fitipaldis. Ha cambiado todo el grupo excepto, obviamente, Fito y el saxofonista, y los nuevos me encantan, pero se echó de menos a Batiz.
¿Cuando dejó Fito de reaccionar a los coros de "Fito se hace pajas"?
Me da igual que la gente que cree saberlo todo sobre rock desprecie a Fito, sigue siendo un maestro, que te hace disfrutar el dineral de la entrada y te deja con ganas de más.

Además, después de que la tirase y antes de que la gente de mi zona la buscase como locos, la púa del nuevo guitarra del grupo, estaba a salvo en mi bolsillo.
Esto me hizo acordarme de las 3 púas de Mägo de Oz que conseguí en mi primer concierto, dos de las cuales di a las personas que me acompañaban y la tercera, creo que después de desaparecer y reaparecer durante un tiempo de mi vista, se perdió definitivamente el día que perdí mi adorada cartera en mi primer año de Universidad.
También me recrdó el concierto de LA Fuga que me perdí el mes pasado por falta de ganas. Es como si todo el tiempo qu ehe estado sin conciertos, me hubiese quitado el mono y las ganas de ir al concierto de un grupo que escucho prácticamente todos los días.
Ahora necesito urgentemente un concierto de La Fuga. Y espero ilusionada el de Saurom y Lándevir del mes que viene.


No, no me he vuelto una egocéntrica, es que me encantan las fotos que me hicieron en la universidad jugando con las cariocas. Aún estoy aprendiendo y llevo unos moratones considerables en las piernas(W-shark insiste en que son ortopédicas) por torpe y por haberlas hecho demasiado pesadas. ¡Pero me encantan!
No mireis mal a las de la foto por golpearme, que me pego yo sola y además ese día las mías seguían fuera de circulación(se me soltó una y tuve que volver a coserla) y le estaba robando las suyas a Devioren para superar el mono.
Me gustan mucho los juegos malabares, pero creo que no estoy muy dotada. Al menos hoy por fin de tanto tiempo he arreglado el diávolo gracias a Keirana y su habilidad para encontrar cosas, como buen kender, que me ha provisto de una cuerdecita majísima.

No hay comentarios: