27 de febrero de 2006

[ Estoy...]

[Sonando: Hasta hace un momento, el traqueteo de la rueda de Momo ]
[Libro: Harry Potter y el Príncipe Mestizo ]
[Anime: Prince Of Tennis #152 ]



Me habría durado aún menos si este fin de semana no hubiese venido Kalaman, con la correspondiente KDD y juerga nocturna.
Aviso: este post va a ser un grandísimo spoiler así que recomiendo no seguir leyendo a los que quieran disfrutar el libro, porque lo que debía haberme sorprendido y dejarme en el sitio de este libro, ya me lo reventaron hace bastante y ha perdido mucho encanto. Claro, que también sabía el final de El Prisionero de Azkaban cuando lo leí y lo he releído muchas veces... pero Lupin es Lupin.

Lo primero: me parece asqueroso que Hogwarts se haya convertido en un asqueroso y típico instituto americano de serie mala. Las chicas sólo se preocupan de sus enamoramientos estúpidos y de perseguir chicos... es humillante y ofensivo. Al menos yo no soy así, ni lo era hace tres años y me parece de lo más machista y estereotipado.
Luego está Ron, por el que siempre he sentido debilidad, convertido en un simple adolescente, sobando a una chica por la que no siente nada. Y declarando que sólo hacen eso: sobarse. Luego me pregunto porqué la gente que el amor sólo consiste en eso y el mundo va como va.
Sí, sé que en la realidad las cosas son así, soy la primera que lo lamenta, pero tenía la esperanza de que toda esa mierda no se colara en unos de mis libros favoritos y que los magos no actuasen así. Pero me equivocaba, la Rowling prefiere que los niños se sientan identificados y crean que eso es lo bueno y normal que se hace en un centro de enseñanza.
Y mi querida Ginny, puesta como una vulgar... no me gusta poner tacos.
Yo esperaba que, en el caso de liarse a meter parejas entre los chavales, lo hiciese de forma más bonita, dulce y agradable...quizá no quiere que la llamen "ñoña" o "infantiloide", pero no hacía falta llegar a ese extremo, en el que sólo le falta hablar de anticonceptivos.

Me he emocionado como una tonta (y Elf es testigo visual)con la relación de Remus y Tonks. Es precioso.
Pocas veces se realizan las parejas que imagino en las series y esta es especialmente entrañable, ya que Remus se ha convertido en un personaje desaprovechado, de puro relleno y se merecía algo así de bueno.
Lo que me recuerda a Bill y su "nueva afición a los filetes poco hechos", ¿También aquí van a desaprovechar a los garous como siempre?
Otra pareja bonita es la de Bill y Fleur y las que todos esperábamos de Ginny/Harry(que no se la merece por imbécil) y Ron/Hermione, que estoy segura, nunca serán pareja sobona, sino de verdad.
Por norma general no me gustan las historias de amor, suelen llevar a pastelones aburridos de "Te quiero no te quiero" y malentendidos estúpidos. Pero por supuesto que creo en el amor y me encanta que aparezcan parejas de verdad entre la acción de estos libros.

En general el libro me ha decepcionado, demasiado Harry neurótico y "heróico" y final brusco.
Quizá porque ya lo sabía, pero me ha parecido previsible la identidad del Príncipe Mestizo y me sigue picando que Dumbledore estuviera equivocado y acabara así, suplicando por su vida... el grandioso Dumbledore.
además después de la histeria que me provocó "La Orden del Fénix" con ese final intenso pero más conclusivo, me encuentro con este final brusco y tristón después de un libro que le da vueltas a lo mismo durante 3/4 partes. Al menos, si de verdad no van a volver a Hogwarts, puedo tener una pequeña esperanza de que, la aventura no gire sólo alrededor de Harry y como mucho Ron y Hermione.
¡Queremos Lupin!
¡Y estamos hartos de muertes cutres!


Estoy triste y apagada. Aunque si me paro a pensarlo debería estarlo mucho más.
Esperaba otra situación al leer este libro, esperaba muchas otras cosas y han ocurrido otras a las que, desgraciadamente debería estar acostumbrada y me he negado.
Últimamente se acumulan tantas cosas malas que eclipsan las buenas hasta el punto de quitarme las ganas de disfrazarme (¡a mí!) y de casi todo.
Pero estoy muy harta y tengo otras tantas cosas en la cabeza de las que preocuparme y por las que sonreir.
Por ejemplo, pasé un grandísimo día y juerga de Carnaval(menos las horas bajo la lluvia... espero que ninguno se haya puesto enfermo) con Kalaman, Vannus, Logan(re-bautizado en esta KDD), Tenten, Lictor, Darvell, Hed, Fausto y Yuh(y sus aventuras para llegar). Hicimos el tonto, dijimos muchas chorradas, jugamos al billar y al Naruto 3, demostramos que la cerveza se puede beber con palillos y que podemos pasarnos un día entero a base de silogismos.
Eso sí, malditos, me duele la mandíbula.

Mañana vuelvo al dentista y espero que me de buenas noticias. Voy a sacar la bicicleta del trastero y le he prometido a Kalaman un lay para su blog, espero no hacerle ninguna birria y que lo lleve con vergüenza y por compromiso.

No hay comentarios: