26 de agosto de 2005

[ Estoy...]

[Sonando: Steve Conte - Heaven's not enough (Wolf's Rain OST)]
[Libro: Terry Pratchett - Hombres de Armas]
[Cómic: Exiliados #5]
[Anime: Bleach #41]


Es como si tuviese un Tío Matt "El viajero" ...

No sé cuánta gente sabe que me encanta viajar. Desde pequeña me ha fascinado el resto del mundo.
A menudo me pregunto qué estará pasando en otros lugares, esos que veo en los documentales(puedo pasarme horas),los que sólo conozco de oídas, o los que tengo especial obsesión por visitar algún día.
Pienso si la gente pasa por lo mismo que yo o las personas que me rodean, si es cierto eso de que todos tenemos clones repartidos por el mundo. Quizá hay alguien escribiendo un post similar a este, o al menos pensando que igual a alguien le gustaría saber lo que pasa por su cabeza, pero nunca lo hará salvo por este post.
O puede que realmente todos seamos tan diferentes que jamás divaguemos y acabemos en el mismo punto.

Sé perfectamente que este planeta está podrido, sobretodo las gentes que lo habitan y parecen esforzarse en mutilarlo. Pero me niego a sentarme en un rincón y alejarme de él como hacen muchos, que creen haber descubierto la verdad sobre el universo e intentan amargar a los demás, despreciándolos por no admitir "la verdad".
Yo por esa gente, como mucho siento lástima. Nunca podrán descubrir que todavía hay cosas buenas en el mundo, cosas muy buenas, maravillosas e interesantes.
En su empeño por quejarse (por lo que creen ser muy modernos, independientes y antisistema)y odiar el mundo, lo único que consiguen es desperdiciar gran parte de su vida, como si tuviésemos tanta como para irla tirando.
Pero creo que lo que más rabia me da es la gente que tiene más suerte que yo, pudiendo viajar y ver el mundo, y no lo aprecia, se incluso se queja por ello.

Me fascina la vida, las ciudades, las montañas, las costas...
Querría verlo todo con mis propios ojos, tocarlo con mis propias manos, olerlo, sentirlo y oírlo...
Fundiría la cámara de fotos y luego contaría a todo el mundo mis aventuras, como si de un kender se tratase, y jamás tendría que adornarlas, siempre serían apasionantes, divertidas y tendrían algo que enseñar a los oyentes.
Pero sé que no es posible, por lo que aprecio muchísimo los viajes que hago (que no son pocos).

Y ahora viene la explicación para el título del post. Tengo una memoria muy mala, así que para recordar mejor los sitios a los que voy, llevo muchos años coleccionando postales.
También pido siempre a mis amigos, que cuando viajen a algún sitio, sea el que sea, me envíen una postalita. Y yo siempre envío unas cuantas, me gusta extender la afición, al menos espero que no acaben olvidadas en el fondo de algún cajón para ser encontradas dentro de un montón de años por algún joven familiar curioso y esa persona ni siqueira recuerde quién era esa "Pic" que firma la postal.
Suelo enviar postales de fotografías nocturnas, me encantan las ciudades por la noche.
Desde que mi abuelo descubrió mi afición a las postales, me ha ido regalando gran parte de las que rondan por su casa, enviadas por familiares y amigos(es un hombre muy sociable y querido). Así que mi colección crece continuamente y mucho, tengo que comprarme más hojas de álbum o alguna caja nueva, porque me quedo sin espacio.
No es el único, un compañero y amigo de mi madre viaja cada verano a algún lugar maravilloso y se acuerda de mí, este año me ha enviado dos postales desde Argentina.
Cuando me llegó la primera, dije en voz alta "Es como si tuviese un Tío Matt el viajero, aunque no cuenta cosas descabelladas sobre el mundo exterior", y a mi madre le hizo mucha gracia.

He decidido que cuando reciba nuevas postales(y mientras tanto las atrasadas) las colgaré aquí para contar algo sobre ellas. Incluso voy a crear una sección aparte para ir poniéndolas todas.
Ya que son las que han acabado por inspirarme la idea, comienzo por las postales enviadas desde Argentina.





Realmente no sé nada sobre Argentina. Puedo señalarlo en el mapa sin buscar el nombre, adoro los restaurantes Argentinos y no termina de convencerme el acento de sus habitantes.
Creo que debería solucionar mi falta de conocimiento del resto del mundo, y aún así, me vuelve loca. ¿Cómo pueden existir lugares tan hermosos?

No hay comentarios: