10 de julio de 2005

[ Mood...ña...]
[ Music: Onmyouza ]




No sé qué me pasa últimamente. Quizá el calor me afecta más de lo normal, pero ya van unos días que no hace tanto calor... así que no me vale es excusa, tendré que buscar otra.
Después de darle vueltas y vueltas, una disputa importante con mis padres, y un montón de cosas por contar...tengo que volver a meterme de lleno en el estudio, ya que quiero y necesito sacarme tres asignaturas en septiembre. Si me sale bien el plan, sólo me quedarán dos de primero, cogeré alguna de segundo y me dedicaré a sacarme el carnet de conducir de una vez. Ojalá hubiera podido sacármelo como muchos compañeros este verano pasado, entre el instituto y la universidad... pero ¿Qué le voy a hacer? Nací en Diciembre y aún no había cumplido los 18. Además... me gustó tener un verano para tocarme las narices. Ahora lo echo de menos, aunque tampoco fue un verano como lanzar cohetes.
La verdad es que este, a pesar del estudio y que para mí es mucho más corto, promete ser bastantemás agradable y divertido. No debería decirlo, ya sabeis, cada vez que pensamos/decimos cosas así gafamos las situaciones.

Ayer tocaban La Fuga en el Mediatic Festival(y antes de ayer, Saratoga.
Podría haber conseguido las entradas gratis con una llamada, me habrían acompañado con sólo pedirlo(aunque he ido a muchos conciertos sola, no es algo que me quite el sueño)... y no tuve ganas de ir. No consigo comprenderlo. No sé si comprendeis el asunto ¡Yo!¡Negándome un concierto! ¡Y de La Fuga nada menos!
Puede que no me hiciese gracia verles tan sólo una hora, ya que es un festival muy grande, o la poca gracia que le hacía a mi madre y lo mosqueada que estaba conmigo.
O puede que, mi estado de ánimo no fuera el adecuado ¿He comentado alguna vez que estos chicos son bastante depresivos?
No sé si es su intención, les salen así las canciones sin premeditación o son imaginaciones mías, pero la verdad es que son capaces de deprimir a la gente.
¿Que por qué me gustan tanto entonces? No tengo ni idea, me gustan y punto.
No soy de los que crean religión de la música ni espero que las canciones digan lo que pienso o siento, al menos casi nunca, porque a veces sí que lo hacen y entonces me extraño y me quedo mirando a vacío (más de lo normal) y me pregunto si es que han pasado por lo mismo que yo o la letra es poco concreta precisamente para que todos ns sintamos identificados.

He pasado una semana limpiando y ordenando estanterías, libros, cajas, cómics, cds, dvd's, películas, figuras, peluches y cacharros de todo tipo, recolocando pósters, postales y el resto de cosas que tengo colgadas por las paredes.
Aún quiero atacar los armarios y los cajones. Me pone muy nerviosa pensar la cantidad de trastos que tengo guardados y tengo ganas de limpiar y ordenar todo, quedándome sólo lo necesario y haciendo espacio para las cosas nuevas. Después me siento muy bien conmigo misma cuando lo veo todo ordenado y limpio, sin que sobre nada.



Tengo que abandonar esta manía de pasarme tanto tiempo sin postear si quiero contar tantas cosas. Porque luego muchas se me olvidan, o las cuento, sea mal o bien, de la misma forma que lo hubiese hecho cuando tocaba, y parecerían mucho más relevantes, expresarían mucho mejor lo que pretendo.

Tenía que preparar el peor examen de todos(que al final dejé en blanco) pero aún así, no podía quedarme sin salir la noche de San Juan a hacer una hoguera en la playa.
Me encanta mirar el fuego. Maldito traidor, te he pedido el mismo deseo año tras año, y todos me engañas, me haces creer que lo has cumplido y después te cargas mi castillo. Cada vez que creo que por fin me lo has concedido, y lo pienso en voz demasiado alta, te lo cargas en mil pedazos.

Este año se unieron al grupo nuestros amigos de Alcoy y Valencia, una de las pocas cosas que puedo agradecerle al foro, estas nuevas personas en mi vida.
Primero tuvimos sesión piscinera, luego cena y cargados de madera hasta la playa para hacer una hoguera enorme, en la que quemamos nuestros deseos, como todo el mundo.
La noche acabó convirtiéndose en una odisea de arrastrar sal y arena con nosotros por la ciudad, cansados, bebiendo en el mismo bar de siempre, aunque faltaban personas especiales (mi niña :*) y ninguno de nosotros durmió hasta la noche siguiente, si no contamos las pequeñas cabezadas de buena mañana, tirados en el cesped junto a la piscina, mientras los vecinos nos confundían con los músicos o desayunábamos Pepsi en vasos de plástico, o en los sillones de la Fnac, donde gracias a nuestra "agradable y aceptable en sociedad" forma de vestir(y seguro que también por las caras de "quiero una cama o el mundo explotará") nos trataron como a delincuentes porque el arco funcionaba mal y por robar algo que nisiquiera vendían allí.

En momentos así, fechas que se repiten anualmente es cuando piensas en todo lo que ha cambiado, en lo que había alrededor de la hoguera hace un año, hace dos o hace tres. Me planteo si me gusta lo que había este año o prefiero algo de los anteriores.
Y me da miedo contestar, por si me equivoco, por si se quema lo bueno o llamo de nuevo a lo malo a reunirse junto al fuego el año que viene.

Me he perdido prácticamente las Hogueras, sólo he olido la pólvora desde un tercer piso, sentada en la mesa con los apuntes delante y la "música" de siempre me ha impedido dormir hasta que tuve en mi poder los tapones para los oídos. Tampoco he bajado por las noches a la playa como siempre a ver los fuegos artificiales.
Y tengo que aprender a vivir con ello, porque va a pasarme cada año hasta que termine la carrera, eso puede ser muchísimo tiempo y seguro que incluso después me fastidian las fiestas de nuevo.
La gente se extraña mucho cuando digo que me gustan las Hogueras, no sólo por la juerga contínua que suponen, si no por ser simplemente eso, "Las Hogueras". Llamadme bicho raro, no es nada nuevo.


Este verano promete muchas cosas agradables como ya he dicho. El fin de semana que viene tengo otra KDD del foro, en Valencia. No todo lo que supone ir es para lanzar cohetes pero sí la mayoría.
Después de muchos años planeándolo, voy a volver a Paris con mis padres. Fuimos hace tiempo en un viaje escolar y nos supo a poco, y por fin podemos repetirlo este verano, con lo que más nos gustó, sin horarios, ni prisas. Además puede que allí conozca a un amigo del foro, que va allí para un concierto. Sí, vivimos en el mismo país e igual nos vamos a ver por primera vez en el de al lado.
Se planean días con el grupo de Alcoy, como el último, en el que grabamos un corto muy chorra del que estamos muy orgullosos y ya planeamos secuelas.
Y a lo mejor vienen algunos Nubeños, amigos de Andalucía, a vernos y tener muchas historias que contar luego.



Estoy volviendo a leer entre otras cosas, Sandman. Hace poco me compré, junto al último tomo de Fábulas editado en castellano, otro de los recopilatorios de esta serie, ya me faltan menos... los más caros.
Norma es mi perdición, lo he dicho muchas veces.
Pero no puedo evitarlo, conforme avanzo me gusta cada vez más, y me dan ganas de releerlo todo, buscando todas las relaciones y referencias que se me escapan al leerlos tan separados. Y quiero más y más Gaiman. ¿Cómo lo hace?
No es humano, no puede serlo. Todo el mundo debería leer a Neil Gaiman, todo el mundo debería sentirse como yo con una de sus obras entre las manos, ver cómo consigue que adores a ese tipo de personajes que siempre has detestado, cómo te hace soñar, sonreir y entristecerte.

Mañana tengo mi segunda clase particular de matemáticas. Conozco a mi "profe" desde hace muchísimo tiempo, mi padre le dio clase cuando estaba en el colegio y nuestros padres fueron compañeros de trabajo. De hecho vino a aquel viaje a Paris.
Tiene unos ojos preciosos, una voz extraña y una aún más extraña (o al menos incomprensible por mi parte) adoración por las matemáticas. Acaba de terminar la carrera. Y sobretodo está agraciada con el don de la paciencia y la sonrisa. Me gusta, y espero poder aprobar la asignatura en septiembre, que por cierto, ya sé que no va a servirme para apenas nada en el resto de la carrera... y de mi vida... pero tonterías como esta hay muchas en el mundo. Y también me desespera sentirme tan estúpida como para no entender los malditos números, así que no sólo quiero aprobarla, quiero una puntuación decente. Se admiten apuestas sobre cuánto tardaré en estar loca por aprobarlas simplemente.

Voy a seguir estudiando....