26 de junio de 2005

Mi vida es un asco.
Mi vida académica es una puta mierda, corregiré para que nadie se sienta ofendido.

He tirado un año entero a la basura porque voy a tener que repetirlo todo, incluido soportar imbéciles a los que mataría con mis propias manos, hacer una asigantura de una forma totalmente estúpida por pura vaguería e "intento de modernez-originalidad" de un departamento lleno de prepotentes egocéntricos.
Y por si no me sintiera lo bastante mal conmigo misma, hay quien se dedica a recordármelo, haciéndome preguntas sarcásticas y despectivas, volviendo a tratarme como si fuera idiota, como si fuera eso que llevo toda mi vida demostrando no ser.

Esto no es vida ni es nada. Me da igual los comentarios de "Bienvenida a la vida universitaria" y "el primer año siempre es malo", me la traen flojísma, de verdad, porque no me ayudan en nada.
Voy a pasarme el puto verano estudiando para que lo poco que he conseguido, sirva de algo y estoy segura de que aún así, me tocará repetir aún más cosas.
Sí, estoy siendo negativa, porque no tengo motivos para ser de otra forma.

Si me hubiera estado tocando los cojones no me importaría, pero he estado encerrada en casa mientras los demás se divertían. ¿Y por qué?
Porque soy rematadamente estúpida.
Porque todos me dicen "Con todo lo que estudias debes tener unas notazas de espanto" y me toca decirles, que no, que soy tan sumamente negada que apenas he conseguido aprobar por los pelos una asignatura.

No soy más que una mierda.

Y no escribo esto para recibir mil frases de ánimo clónicas sobre si el primer año es verde o azul, o que deje de quejarme y estudie, nisiquiera para que me de nadie la razón en lo tonta que soy.
Es mi forma de dejar esto en algún sitio y recordarme a mí misma y al mundo que no estoy orgullosa de mí, que me odio y me desprecio por ser tan inútil.

No hay comentarios: