2 de marzo de 2005

Puedo convertir un paragüas o una raqueta en armas mortales, y hacer girar los bolígrafos con ambas manos, pero soy incapaz de aprobar un maldito examen.

Te echo de menos vida.
Añoro esa vida en la que encontraba cada segundo, miles de motivos, pequeñas imágenes que me hacían sonreir, cn una sonrisa casi tonta, que puede que nadie más entendiera. Pero yo era feliz.
Ahora cuando pienso en esa vida, es como si recordara fragmentos de algún libro o tebeo que me haya gustado mucho. No se desvaneció hace mucho, pero la siento como algo extraño, como si jamás la hubiera vivido, sólo envidiado.

En esa vida, nada ni nadie podía conmigo, lo afrontaba todo con una sonrisa y algo de mala leche. No me levantaba por las mañanas sin poder abrir los ojos, completamente rojos.
He dejado que todo se desvanezca, la ilusión, la alegría y las ganas de seguir adelante. Y es como si no me importara, porque no encuentro las fuerzas para volver a buscarlo todo.

Cuando alguien me hace reir, daría lo que fuera por empezar, ahogarme, no acabar nunca de reir, perderme, desaparecer, sin darme cuenta de que tod sigue igual o peor, porque yo me estoy riendo.

Echarle la culpa a otra persona o cosa sería bastante cobarde por mi parte. Sería negar que simplemente, soy una completa inútil.
Y antes de negármelo, simplemente pensad, ¿Existe algo que yo sepa hacer bien?
Absolutamente nada.
No es culpa del ordenador, o de haberme enganchado a tantas series, también soy incapaz de concentrarme en cualquier situación que se os ocurra.
Es todo culpa mía. Podría decir que simplemente soy tonta de remate, que lo de que soy inteligente ya no hay quien se lo crea, pero sería volver a echarle la mierda a algo que no está en mi mano.
Aunque eso no quita que también piense que soy idiota.
Tendría que poder arreglarlo todo por mi propia mano, pero no puedo. No encuentro las fuerzas y las ganas y el orgullo se han evaporado.

Pueden ser un montón de memeces, y no sería más que darme la razón, soy mema. Pero es así como me siento y la verdad, no estoy dispuesta a negarme algo más.

No hay comentarios: