19 de febrero de 2005

[ Mood...]
[ Music: Tennis No Ouji-sama OST || Ska-P(¿Por qué siempre tengo lo mismo puesto cuando escribo? xD]



Que alguien me saque a Eiji de la cabeza o tendremos problemas. Maldita sea me he viciado a la serie.

Está siendo una temporada muy extraña. Tengo momentos buenos, momentos malos y momentos peores.
Este cuatrimestre he empezado dos asignaturas nuevas, las matemáticas y la química y ayer hicimos la primera práctica de química, en laboratorios nuevos que ya había visto sólo desde fuera.
Vuelvo a tener la misma compañera que en bioquímica, ya me llevo más o menos bien con el resto del grupo de prácticas(he descubierto que me he vuelto bastante insociable), pero supongo que todos hacen las mismas parejas y ya he aprendido a trabajar con ella y a lanzarnos los insultos sin miedo, jeje.
Tuvimos la terrorífica charla sobre seguridad y las historias sobre compañeros que acaban con ácido en la cara, prohibiciones y reglas sobre batas, gafas de seguridad (para llevarlas tengo que quitarme las mías así que voy miope por los laboratorios) y las mil bromas acerca de que hayan puesto las duchas en medio del pasillo (yo ya imaginaba una serie de cuerpos desnudos intentando salvar sus vidas porque el compañero torpe les ha tirado el ácido encima).
Lo único malo es que me han separado del resto de frikis del grupo de prácticas, y ya no podemos hacer competiciones de insultos o simular combates en medio del laboratorio. Sin olvidarnos de los chistes malos enlazados que ya somos expertos en lanzar.
Iba paseándome entre los distintos laboratorios, mientras esperábamos y no había nada que hacer, exclamando de vez en cuando "¡Hoi Hoi!" y dando pequeños saltitos.

Ya veis porqué digo que tengo momentos buenos, y son inexplicables. Mientras estudiaba el otro día para la recuperación de geología, tuve unos minutos en los que no podía dejar de sonreir y todo parecía iluminarse a mi alrededor, como si las cosas se hubieran arreglado de pronto ellas solitas y sin ayuda.
Y buenos son todos los excasos momentos que paso con mis amigos. Es horrible haberse acostumbrado a pasar tanto tiempo con ellos y ahora enfrentarse a apenas verlos.

Los momentos malos son mucho más frecuentes, sobretodo cuando me quedo sola. Empiezo a divagar, recordar, y acabo diciéndome a mi misma que no soy más que una inútil y debería rendirme y lanzarlo todo por la borda.
Hace poco alguien me preguntó por mi kender. Tengo la vara Jupak enganchada a la estantería y la veo desde aquí.
Ojalá volviera, alegre y optimista, haciendo reir a la gente, con una sonrisa perenne en la cara y animando a los demás a enfrentarse a todo.
Si alguno lo encntrais, por favor, cogedle de sus puntiagudas orejas y devolvédmelo, dijo que se iba a ¡Ojo! comprar tabaco y no he vuelto a verlo, es lo que tiene el intercambio interdimensional.

Me gustaría volver a sonreir por nada concreto, sino por que no hay motivo para no hacerlo. Me gustarían tantas cosas... ¡Como un peluche de Eiji!

¿Por qué me va tan mal? ¿Por qué no consigo concentrarme? ¿He perdido completamente la ilusión por lo que hago?
No hago más que suspender y a veces tengo la sensación de que no me importa, que ya nada lo hace, que el mundo puede fluir a mi alrededor y disolverse, que me dará igual, yo seguiré caminando. Es una sensación muy desagradable, quiero que se vaya. ¿Por qué no lo hace?

Podría pasarme horas escribiendo y no llegaría a ninguna parte, ya se me pasará. Alguien me dijo que no se creía que yo estuviera siendo pesimista, que los optimistas como yo siempre acabamos encontrando algo a lo que agarrarnos... lo sigo buscando. Puede que aparezca de pronto y de un plumazo me olvide y ría de todo esto, o puede que no lo encuentre nunca, pero prefiero no pensarlo, seguro que el paraíso existe, sólo tengo que buscarlo.
Pero ya no me quedan fuerzas. ¿tengo que esperar a que vuelvan? ¿Obligarlas?

El sábado pasado hicimos, como ya comenté, una KDD del foro de Mundo Naruto. Fue divertido conocer a algunos de los foreros, o poder amenazar en directo al máster de la partida que estamos jugando allí.
Estuvimos en la playa, haciendo muchas tonterías y fotos para inmortalizarlas. Por supuesto también salimos de juerga aunque ya no estábamos todos, espero que para la próxima ndie tenga que volverse a casa tan pronto.
Comprobamos que una vez desarrollas un arte para jugar al duro, o juegas sobre el mismo terreno, o no tienes nada que hacer, he perdido mi título de Maestra del Duro.
En el bar que estuvimos sólo tenían un canción de La Fuga: "P'aquí P'allá", una auténtica lástima porque por un momento creí que pondrían "Al pie del cañón" y me desgañitaría agusto, pero me conformé con otras como "Ama, ama y ensancha el alma" de Extremoduro. Incluso me grabaron cantando pero las pruebas han sido eliminadas, porque recordad: yo no canto nunca.
Cuando pienso en esto recuerdo días como aquel con canciones de Platero, o la noche en Madrid con Kingdok, Rocy y Keiso, berreando canciones como "Xana", "El Guardián de tu piel", "Torquemada" o "Fullmoon", para encontrarnos al día siguiente todos afónicos.
Algún día volveré a cantar "Quien irá por ti soy yo" en público, y el mundo temblará.

El jueves volví a escuchar esta...

La Fuga - En Vela
¿Quién te ha robao' la primavera?
¿Quién ha matado la ilusión?
Tu corazón se fue de borrachera
y lo encontré, llorando en un contendor.

¿Quién subirá por ti a la luna?
¿Quién bajará a por tu edredón
Si de recuerdo te dejó basura,
y una colilla dentro de tu corazón,
que nadie apagó.

¿Quién se ha burlado de los sueños?
¿Quién e acaba de despedir?
Tantos besos se han quedao' pequeños,
tantas lágrimas ya no saben dónde ir.

Esta noche a tu ventana tirá piedras la luna,
dice que no llores sola,
que ella quiere compañía que la noche es larga y fría.
Ella en vela pasa las horas.

Se ha congelado tu colchón, no quedan besos por aquí.
Litros de lluvia han inundao' la habitación,
donde aprendiste a ser feliz.

No hay comentarios: