26 de septiembre de 2004

[ Mood... Hecha polvo]


No sé si podré aguantar sin levantarme y comenzar a correr y berrear en esas aulas agobiantes, culpables de mi dolor de espalda las dos semanas que quedan de cursos 0.
He vuelto a dormirme varias veces en clase, incluso he soñado mientras aún oía la voz del profesor.
No es un problema muy grande, parece ser que no habrá examen y son cosas que ya sé en su inmensa mayoría, de algo tenía que servir la gran paliza que me dí a estudiar el año pasado. En física estoy recordando la parte que más me gustaba y mañana tendré otro profesor de cálculo, y no puede ser peor.

Odio sentirme tan horriblemente sola durante tantas horas al día. Es cierto que mi carpeta con imágenes de Rachel, Meggan, Rondador, Pícara y compañía, y mi camiseta de Platero y Tú, hacen amigos. Pero yo no.
Hay momentos en los que busco angustiada una cara amistosa, otros en los que estoy segura de que si alguien se me acerca, sufrirá un cambio en sus órganos vitales y otros en los que me echaría a llorar, ahogándome completamente sola. Y suelen alternarse sin que me de cuenta.
Y no quiero nuevos amigos, me gustan los míos.
Es extraño como antes me encantaba estar sola y ahora no lo soporto...

No tengo ganas de nada.
Le echo de menos.

¿Por qué tengo la impresión de que las cosas van a empezar a ir aún peor?


No hay comentarios: