10 de mayo de 2004



Voy a tener que dejar de hablar, darle un descanso a los oídos del mundo y comprarme una pizarrita. Así al menos podría expresar lo que siento siempre, sin que las lágrimas me quiten razón frente a los demás, evitando interrupciones o el quedarme sin voz.
Llevo diecisiete años intentando no ponerme a llorar prácticamente cada vez que hablo sobre algo serio. Es algo totalmente involuntario, no como a veces se me acusa, diciendo que lo hago para despertar compasión. Ojalá pudiera cerrar voluntariamente el grifo y no ponerme a llorar por tonterías, simplemente por rabia o nervios, no porque necesite llorar.

Hace algo más de dos años que Middle Of Nowhere dejó de ser un canal ocupado por dos personas, que se tenían en un par de canales más y si tenían que hablar era por ellos o por privado. Derepente un día, miré al canal y había una persona más, una persona que yo apenas conocía y que ahora es una de mis mejores amigas. Habían comenzado una partida de interpretación de HombreLobo. A partir de ese momento me aficioné a ese juego, conocí mucho más a esa persona. Poco a poco, ha ido desapareciendo gente y apuntándose nuevos jugadores, uno de los cuales ha creado su propio proyecto a partir de esa partida eterna en la que lo que más importa es pasarlo bien un rato jugando a rol.
Hace dos años fui por primera vez al Salón del Cómic y conocí a otro de los jugadores. Hace un año volví al Salón. Y a raíz de continuar una de las coñas de la partida, y aunque ya le había visto unos minutos antes... entró en mi campo de visión el que es ahora la persona más importante de mi vida. Aunque yo no lo sabría hasta un tiempo después, por mucho que otros se empeñaran en negarlo.
Esos dos salones son unos de los mejores días de mi vida.
Piensa cada vez que vuelves de uno de esos viajes en el siguiente, mira como la semana previa se hace eterna, ilusionate con volver a ver a gente que vive lejos y por conocer a gente con la que has empezado a hablar poco después del último viaje. Ilusiónate, y mira luego como de desmorona todo poco a poco pero sin perdonar ni dejar nada en pie.
Déjate un dinero que no tienes en viajar, teniendo entre manos un curso especialmente difícil y unos exámenes en los que no te estas jugando unas canicas precisamente.

El de este año, se ha estropeado por culpa de terceros y cuartos. Incluso olvidé completamente cumplir con la tradición de la pancarta y no amenacé como debía a Suet. Pasé un día dolorida, rabiosa y triste, pero ni resoplé, no me quejé en ningún momento.
Se ha estropeado el último fin de semana que tenía para verle, sonreir y respirar tranquila hasta dentro de mucho.
Sacrifiqué mi día de Salón, ese día que todo friki espera con ilusión desde que descubre que ese acontecimiento existe y que además lo puedes aprovechar para ver a gente de fuera de tu ciudad que aprecias. Lo sacrifiqué sin protestar, no quería ser egoísta, porque al menos pude ver el Salón.
Pero me consolaba hora tras horas, con que la siguiente podría disfrutarla, y una a una me las iban robando. Entonces pensé que tendría la noche. Pero también se estropeó. Me perdí el único momento en el que el grupo entero está junto, porque luego siempre hay división por cuestión de gustos.
Apenas pude ver a algunas personas a las que tenía muchas ganas de abrazar y con las que quería charlar y reírme largo y tendido. Nada de eso pudo ser, todo se había estropeado.

Quiero una máquina del tiempo, pero ya no pido volver dos años atrás. Si me lo ofrecieran no diría que no, por supuesto, siguen habiendo muchas cosas que querría cambiar... pero no se puede ser tan perfeccionista ¿no?. Ahora quiero esa máquina para volver atrás unos días. Quiero que me devuelvan mi fin de semana. Ese que necesitaba más que respirar, porque ahora solo me esperan agobios y estres. Y los últimos recuerdos que tenemos el uno del otro son lágrimas, gritos y malas caras.
Quiero cambiar lo que pasó, quiero recordar mirar al cielo y ver la luna casi llena. Quiero que este salón haya sido lo que fueron los otros, pero con más personas con las que compartirlo.

En el viaje de vuelta, quería leer para que Pratchett me arrancara una sonrisa. Pero estaba demasiado cansada, con los ojos como pelotas de tenis. Estuve durmiendo. Después quise mirar el cielo. Pero los cristales reflejaban el otro lado del vagón. Pratchett me hizo sonreir durante un rato, sólo un rato. Soñé muchas cosas entre Barcelona y Valencia, pero ahora no recuerdo absolutamente nada.
Debería haber apuntado las miles de cosas que se me ocurrieron, pero como siempre, por pereza y por pensar que una idea así no se me olvidaría, no lo hice. Así que este post no me está saliendo como a mi me gustaría. Puede que lo amplíe después...

Ahora sólo quiero que mi coleta suba hasta la parte alta de mi cabeza, mis orejas se estiren y se me escape una voz risueña y chillona. Ahora sólo quiero encontrar cosas por las que sonreir y seguir adelante. Le decía hace unos días a un amigo, que no podemos andar quejándonos de todo porque otra gente lo tiene mucho más difícil.
Pero también le dije que lo peor de todo era que cada uno debía salir de sus problemas, y no es fácil para todo el mundo.
Todos dicen que yo soy fuerte y no lo niego. Soy fuerte y orgullosa (y ya sabeis que orgullosa de ello xD). Pero tengo mis límites. Y se los están cargando.
Ahora sólo quiero que mi alma de kender-paladín me dé dos bofetadas y saque fuerzas para seguir adelante y no perderme. Para poder ayudar a la gente que quiero y lo necesita más que yo.

Me he perdido... ya no sé si quería o no hablar de esto y de esta manera... dejadme tranquila. Puede que en unos días siga con lo mismo, o puede que no. En estos momentos no sé qué hacer. No sé si he conseguido exponer mis sentimientos, y la verdad es que ahora mismo me importa poco.

Sé que quería hablaros de algo más...pero ahora no me sale de dentro... algún día le dedicaré un post a esas cosas que dejo colgadas. O no.

Como me gustaría que este post hubiera sido un crónica divertida y llena de anécdotas. Porque así deberían ser los posts de todo el mundo, cuando vuelven de un Salón del Cómic o simplemente de ver a la gente que quiere.

No hay comentarios: