23 de marzo de 2004

"Voy a llamar a las cadenas de radio, a las cadenas de televisión, a las cadenas de nieve..."
Durante el día he oido tropecientas frases buenísimas que podría usar de título, pero se me han olvidado todas... excepto esta de Homer Simpson.


Hoy he tenido uno de esos ratos en los que no puedes parar de reir. Y ¿como no? No recuerdo ninguna de las frases que nos han hecho reir tanto. Ahí estábamos las 4, solas a excepción de las dependientas de la cantina detrás de la barra. El resto del grupo por una serie de acontecimientos aislados e independientes, ya se habían ido o lo han hecho antes de que terminara el segundo recreo. Y otros entraban a la hora en la que la mayoría suelen salir...
Una de las cosas sobre las que hemos hablado es de "HP y La Orden del Fenix" y esa muerte tan cutre... ha sido el segundo día que, después de sacar el tema en nuestra adorada mesa verde típica de colegio, al llegar a casa he tenido que coger el libro y releer algún trozo, en especial el del recuerdo. No, no odio a Snape y disfruto ese capítulo. En realidad, me conformo con leer esas líneas de "Está sentado en mi sitio, lleva mi misma ropa, hola...". Lo mío empieza a ser una mala obsesión con Remus.
Tampoco puedo evitar imaginarnos tumbadas debajo del haya... sin ser tan cabronas, repito. Y no estaría nada mal tener a Remus ahí sentadito, leyendo.... *_* estoy segura de que acabaría ahuyentándolo con mis babas... snif.

Anoche volví a despertarme entre dos o tres sueños distintos. Uno de ellos era una pesadilla. Para no romper mi racha, no recuerdo cómo empezaba, sólo sé que iba camino de casa de mi tía, como muchos viernes, después de una partida o haber preferido quedarme en casa hasta la hora de la cena. Mis tíos viven en un edificio con forma triangular de 21 pisos numerados, aunque en realidad son muchos más. Ellos viven en un octavo. Subo al ascensor, de color rojo, que durante un tiempo tuvo un espejo en el techo, que la gente quiso quitar por miedo a que se cayera y anda que no costó arrancarlo.
La puerta se cierra y como siempre, tarda en subir, es un ascensor bastante lento. Pero está tardando mucho más y... qué extraño, ¿Por qué está tan oscuro?.... ¿De dónde ha salido ese pedazo de bulto... como si Fezzik le hubiera dado un balonazo desde fuera? Ahora tengo muy poco espacio ¿Por qué no llega ya? ¿Más oscuridad?
Un momento... hace un segundo yo estaba sola en este maldito ascensor deforme.... hay alguien a mi lado... no se mueve ¿Un muerto? ¿De dónde ha salido? Si está muerto ¿Cómo se mantiene de pie?... espera, sí se mueve... ha rodado, girando sobre si mismo. Ahora está sobre mi... ¡ Y se mueve!.. está pasando las manos por mi espalda ¿Un abrazo?... voy a gritar...
Me despierto muerta de calor.
Empiezo a preocuparme por las pesadillas.
No sé qué es peor, dos de mis amigas tienen insomnio y yo me despierto cada dos por tres, normalmente por pesadillas.

Un poco más de tiempo y habría bordado ese examen de química tan fácil pero tan largo. Qué rabia, podría ser mi segunda buena nota en química del curso >_<.

He añadido muchos kekos a mi familia adoptada... y me he estado riendo un buen rato con el de Otacon. Y he encontrado los de DragonLance, mis niñas Silvara y Tika son adorables.
Laurana está mal, debería ser la niña de 5 años que grita "Taaaaniiiis he tenido una idea tenemos que casaaarnos" pobre Tanis...

Hoy no pongo canción.



No hay comentarios: