26 de enero de 2004

que se era, un día completito...


Hacía tiempo que no tenía bronca en el instituto, y esta ha sido la primera vez que he o?do una amenaza de apertura de expediente.
Ya voy bastante agobiada y hay pocas cosas en el instituto a las que adjudicarle el nombre de "relajante". Me refiero a la cantina y al hecho de poder ir allí cuando quiera a aprovechar el tiempo.
Sé que se supone que yo debo estar en clase, pero creo que ya soy mayorcita para decidir si puedo faltar a un par de clases sin que eso signifique repetir curso.
Vereis, los profesores están hartos de que los alumnos vayan entre clase y clase a por las chucherías y lleguen tarde. Me parece que tienen toda la razón (claro que si la gente no va entre clase y clase, irán todos en la hora del recreo, y el local es MUY pequeño).
En realidad creo que sus motivos son más bien el deseo de una disciplina tan sumamente estricta, que deberíamos ir haciendo el pedido de trajes a rayas, que así al por mayor nos saldrá mucho más barato.
Bien, han decidido cerrar la cantina y sólo abrirla(al alumnado por supuesto) en los recreos. Hoy yo tenía una hora libre, porque en mi clase estaban haciendo la recuperación de historia.
Y yo, pensando que la nueva y misteriosa norma sólo contaba en los espacios entre hora y hora, he ido felizmente, a encontrarme con el impresentable prepotente del director. Como si ya le odiáramos todos poco, incluidos profesores...
Según él, si no estaba en clase, o me iba al patio a congelarme de frío o me embutía en la biblioteca, que la mitad de horas está cerrada, y como es lógico, es un lugar donde no se puede hablar, ni comer.
Y os recuerdo que yo quería desayunar, y en el caso de haber ido acompañada, iba a querer hablar. Además el silencio sepulcral de la biblioteca me pone los nervios de punta.
Así que, me he jugado el cuello y me he sentado tranquilamente en el suelo del pasillo ( porque también se han llevado todos los bancos), junto a uno de los lavabos.
He discutido con un par de profesores, entre ellos mi antiguo tutor, que parecía estar bastante de acuerdo conmigo (incluida la prepotencia del director). Finalmente me ha llevado a la cantina y me ha invitado a un té. Hay que ver, con lo mal que nos llevábamos el año pasado, y este, hasta he descubierto que le mola Neil Gaiman y piensa poner "Coraline" como lectura el año que viene a sus alumnos.
Mañaana han convocado una sentada, veremos si se soluciona algo, porque no me gusta nada ese ambiente de rectitud y disciplina exagerados...
Después me he enterado de que se ha comentado MI "sentada" entre los profesores, porque cuando lo hemos comentado, la profesora de biología se ha re?do al saber que "era yo" la del pasillo.

Pero mi protesta silenciosa y sin pancarta ha tenido otro resultado curioso. Llevaba como mucho un cuarto de hora all? sentada, apoyando la espalda en la pared junto al ba?o, dando la espalda a las clases de ese pasillo. Derepente, se ha abierto una puerta y he oido los gritos histéricos de alguna maestra, posiblemente de un aula de primer ciclo de la ESO. Estaba expulsando a un chaval. Al poco rato, el chaval ha venido arrastrándose hasta mi para preguntarme que qué hacía yo allí. Era un niño pelirrojo, con algo de melena, pecoso, con unas gafas que le hacían enormes unos preciosos ojos azules. Seguro que es uno de esos chavales que cuando compartes clase con ellos y tu afición no es jorobar a los demás, llegas a odiarlos, pero al haberlo conocido en esa situación, me ha despertado mucha simpatía.

Hoy alguien ha vuelto a hacerle daño a mi mejor amiga. No puedo soportar verla triste, y me saca de mis casillas no sentarme a su lado, porque nisiquiera estamos en la misma clase. Y más aún saber que quien le ha hecho eso, está sentado a su lado, sin darse ni cuenta.
No se lo merece. Nadie merece las lágrimas de nadie. Y menos de ella, mucho menos por alguien que est? haciendo lo que está haciendo, demostrando que no se merece ni que se moleste por sus comentarios o juicios.
Creo que comprendo muy bien por lo que está pasando, porque se le está iendo a la mierda algo en lo que creía, sobre lo que se apoyaba. Y conozco perfectamente esa sensación.
Si no fuera porque no tengo ningún derecho, me enfundar?a en mi armadura de paladín, y perseguiría a los malvados hasta que suplicaran perdón, con mi espada rozando su cuello, y prometieran cambiar todo lo que pueda da?ar a esa persona que es tan importante para mi.
Pero sé que las cosas no funcionan así, que no puedo merteme. Al menos sé que puedo decirle lo que pienso, y aconsejarle si hacerme o no mucho caso. Sé que también puedo abrazarla y dejarle claro que estoy para todo lo que necesite, o darle unas palabras de ánimo, sobretodo las mismas que me aplico yo cuando estoy triste.
La vida es demasiado corta para que nos la pasemos tristes o enfadados, no nos la han dado para pasarla llorando en un rincón. Cierto que a menudo se pone difícil, pero todos vemos nuestros problemas como los más graves, porque los vivimos. La diferencia está en cómo nos lo tomamos y decidimos afrontarlo. Y por mucho que nos empe?emos en negarlo, siempre hay algo bueno en lo que apoyarse, el que no lo encuentra es porque no quiere y lo que le apetece es lamentarse porque sí.
Hay que sonreir y ser feliz, sino, cuando veas que el cuento se acaba, no te gustará darte cuenta de que has estado perdiendo el tiempo.

Espero que a ella le haya servido tanto como me suele servir a mi. Es un argumento sencillo, y no veais cómo funciona...
Puedo equivocarme, pero la verdad es que me da igual.

Tengo un problema enorme. Tengo que hacer un trabajo sobre la conferencia a la que fuimos. No tomé nota, usé una grabadora, y ahora he "visto" que se oye fatal y apenas se entiende nada >______<.

Pero también tengo una buena noticia... mi disfraz de Kender está casi terminado. Sólo me queda apañar algo de calzado y secuestrar toneladas de gomina para sujetarme el pelo encima dela cabeza...
También tengo ya mi bolsa y mi Jupak, voy a ser una kender totalmente auténtica. Pienso comportarme como tal, ¡Avisados quedais!

He vuelto a intentar poner la mesa para cuatro a la hora de cenar. No lo hago aposta, simplemente, me veo colocando cuatro vasos en la mesa cuando sólo estamos mis padres y yo -____-.

Sonata Arctica - Full Moon
Sitting on a corner all alone,
staring from the bottom of his soul,
watching the night come in from the window, window...

It'll all collapse tonight, the fullmoon is here again
In sickness and in health, understanding so demanding
It has no name, there's one for every season
Makes him insane to know

Running away from it all
"I'll be safe in the cornfields", he thinks Hunted by his own,
again he feels the moon rising on the sky

Find a barn which to sleep in, but can he hide anymore
Someones at the door, understanding too demanding
Can this be wrong, it's love that is not ending
Makes him insane again

She should not lock the open door
(run away run away, run way)
Fullmoon is on the sky and He's not a man anymore
She sees the change in Him but can't
(run away run away, run away)
See what became out of her man... Fullmoon!!

Swimming across the bay,
the nit is gray, so calm today
She doesn't wanna wait.
"We've gotta make the love complete tonight..."

In the mist of the morning he cannot fight anymore
Thousands moon or more, he's been howling
Knock on the door, and scream that is soon ending
Mess on the floor again...

We should not lock the open door
(run away run away, run away)
Fullmoon is on the sky and he's not a man anymore
We see the change in him but can't
(run away run away, run away) See what became out of her darling man

See what became out of that man






No hay comentarios: