12 de noviembre de 2003

que se era.. una Píc a cuadros con topos fosforitos...

Hoy mi mejor amiga estaba triste, muy triste, y con mucho motivo, no solo el haber suspendido un examen, que también habrá colaborado, sino, que, ha tenido que pasar por una situación similar a la que tuve que pasar yo no hace mucho.
Nuestro grupo de amigos, tendré que admitir que somos lo más rarito del instituto, habitantes de la cafetería durante los recreos, que parece que huyamos y nos escondamos del resto... yo la verdad es que sobretodo en invierno estoy mucho más agusto allí dentro, y como a menudo tengo que adelantar trabajo, me viene bien una mesa... aunque siempre llega el último miembro de la "secta", que lanza la mochila sobre la mesa para ir a la barra en busca de algo comestible, provocando un terremoto, que a veces hace que se salga el té de la taza, o tus letras se vayan de parranda, y ese último miembro recibe la gran bronca, pero bueno, eso no viene al caso...

Desde hace un tiempo que no hago más que oir, que "hemos cambiado", siempre hablamos de lo mismo, y antiguos buenos amigos declaran que ya no tienen nada en común con nosotros.
Nos llaman monotemáticos, cuando son ellos los que su máxima preocupación es el cotilleo sobre quién se ha liado con quién y tal persona le va a pegar a menganito...
Eso me pone bastante de los nervios. A mi me acusaban de haber cambiado, cuando pasé una época demasiado seria para ser yo (mi alma de kender se fue de vacaciones pero me ha prometido no volver a irse).
Pero ahora parece que se asusten o les de asco que hablemos de cosas como comics, literatura (el otro día descubrí que una de las chicas ha leido como yo gran parte de los libros de Enid Blyton), juegos de rol, cine, música, criticar profesores y pedirnos ayuda (claro q está complicado porque somos estudiantes de tres opciones distintas, lo que también es fuente de muchas bromas),

Admito que somos bastante.. demasiado frikis, pero lo que no comprendo es esa oleada de "antifrikismo" que veo surgir por todas partes, me parece una tontería muy grande, una gilipollez como una casa.
No veo que hay de malo en ser friki, en leer tebeos, jugar a rol, creer en mundos inexistentes, me niego a vivir por completo en el mundo real, es demasiado aburrido, demasiado malo, tengo la necesidad de pensar en cosas irreales, sin llegar a ser una niña burbuja
Y a partir de todo esto, buenos amigos "abandonan" a estos pobres frikis monotemáticos y raritos, que llegan a ser reprendidos porque sus risas son demasiado altas, a esta "secta" que se reúne cada día, desde distintas aulas, en la cafetería para hablar, contarnos cosas curiosas que hemos vivido desde que nos despedimos el día anterior a eso de las 3 de la tarde, a planear fines de semana cuando no tenemos que estudiar(porque además somos muy responsables nosotros xD)
Incluso llegan a dejar de hablarnos, sin motivo, un día dejan de aparecer en la cafetería, pero no nos preocupamos, nadie está obligado a quedarse sin su ración de aire exterior, y al día siguiente te han dejado de hablar. Tal vez deberíamos haber salido como locos a buscarlos, esa actitud me saca de mis casillas (ya sé que sacarme de mis casillas no tiene mucho mérito...)

Y tampoco puedo soportar ver a mi mejor amiga en ese estado, me niego a dejar que nadie le haga daño, porque le debo mucho, porque me ha demostrado que merece ser considerada amiga por alguien (todos sabemos que muy poca gente lo merece)y porque le quiero, porque le aprecio, ¡ porque es mi amiga ! y de eso trata la amistad.
Aún así me he contenido, porque la amistad no admite el intrusismo, y eso era asunto suyo. Lo malo hubiera sido que no me afectara. ¿no?
Yo espero que todo se arregle, se lo deseo, no quiero que pase por lo mismo que yo, no se lo merece.

Deberían hacerse exámenes para obtener el título de amigo

No hay comentarios: