6 de octubre de 2003

Carta a una amiga....
Este va a ser un Post algo dintinto, aunque sé que a la gente le gustan mis "intros" o "presentaciones" (que prometo currarme más) esta vez, veo que no es necesario ninguna, sobraría.
He comenzado a escribir esto hoy durante la hora de valenciano, en la que le he cambiado a una compañera el sitio, para estar más cerca de la ventana, ya que ella tenía frío y yo un calor horrible, y he estado sentada sola esa hora.
Sería la posible carta que decidiría mandarle a ella, o directamente, lo que le diría a la cara si tuviera valor y fuerzas...
Sólo tengo el principio, la continuaré sobre la marcha, y como mucho, puede que re-ordene algún párrafo, pero no voy a quitar nada de lo que tengo escrito en este folio....


Lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, losiento, lo siento,lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento, lo siento.

Y lo que más siento es no poder decírtelo a la cara, cuando no existe ningún impedimento que pongamos llamar real, quiero decir, no es que nos separen cientos de kilómetros, o que alguna de las dos esté encerrada en algún sitio, o sea muda, no, todos los obstáculos los veo yo, los imagino yo.

En realidad, no escribo esto con ninguna finalidad concreta, no sé si haré algo para que llegues a leerlo, o si, directamente, quemaré esta hoja, que escribo en clase.
No sé si llegarás a leerlo, o si llegará alguien a leerlo alguna vez, esto s simplemente mi desahogo, el admitir que la culpa es mía, el saber, o creer saber qué he hecho mal, e intentar justificarlo mis actos, aunque sea mínimamente, porque lo que he hecho no tiene excusa, pero quizá, el dar una pequeña razón, para que no pienses que lo hice porque me apetecía (hay gente que lo ha pensado a lo largo de mi vida), quiero que comprendas, aunque sea lejanamente, cómo me he sentido estos últimos meses, en los que he metido tanto la pata, sobretodo pensando que el tiempo barre los problemas, como dirían los Platero, porque esta vez, el tiempo, lo ha terminado de desmoronar todo, quizá eso ayude, aunque sea, un poco.
No sé si ya he dicho antes alguna vez, que el escribir mis sentimientos, me ayuda a aclararme, y esa es una de las posibles finalidades de esta "carta".

Bien sabes cómo empezó todo, al menos, sabes la parte.... digamos, física, aquella disputa, que a todo el mundo le pareció una tontería, y que en unos dñias, todo volvería a ser como antes, pues bien, está apunto de cumplirse el año, y a "la tontería" se le han ido adosando más cosas.
Lo que puede que no sepas, es que a raíz de eso, vi como todos mis esquemas mentales sobre el mundo y la vida, se iban al garete, muchas cosas en las que yo creía, se negaron, dejándome vacía.
Porque luego, sucedieron más cosas, vi cómo más gente que consideraba mis amigos, no eran lo que yo creía, si no, personas con las que yo no quise volver a tener nada que ver, destrozando aún más mi mundo mental, mi idea, mis teorías, o como intenté explicarle a un amigo, mi pequeño castillo con piezas de lego y trozos de cartón, dónde se desarollaba mi vida, y al que se habían ido acercando esos que yo consideraba amigos, con antorchas, fundiendo el plástico y quemando el cartón, dejándome en una masa informe de colores, sin ningún orden, todo mezclado, confundiendome, haciendo que me perdiera, y entre la que se perdieron cosas importantes.

Entonces, perdida, tuve algunos momentos de lucidez, entre los que decidí, mirar al mundo con una sonrisa, que la vida era demasiado corta como para mirarla con malos ojos y dejar que pasara con un toque amargo.
Sin darme cuenta, caí en una de las cosas que más rabia me dan, depender demasiado de los demás, asentar el castillo en malos cimientos, así que también decidí reconstruirlo firmemente, sobre tierra firme, dejando residir en él a invitados privilegiados, que me ayudaran a limpiarlo, mantenerlo, que vivieran conmigo, y que fueran felices conmigo. Y donde pudiera ayudarles, darles cobijo o curarles las heridas.
No volvería jamás a construir sobre pilares humanos, nunca sobre personas en las que creyera confiar, no porque ahora dude de todo el mundo, y no niego que ahora me cuesta mucho más abrirme a la gente, si no porque no quiero que los pilares me juzguen, no quiero ver cómo me abandonan, y demuestran ser, no pilares, si no mondadientes insignificantes, de madera podrida, que se unieron en mi contra...

Y, demasiado tarde, me di cuenta de que te había perdido, dejé pasar el tiempo, y aunque queden habitaciones en el castillo, no hay manera de hacerte llegar la invitación, no sé dónde estás, y hay demasiados obstáculos.
Además, llegados a este punto, saco una rama más, porque, tampoco sé, si tú aceptarías la invitación, ya que, estás en tu derecho de creer lo que dijeran los pilares, porque yo no te aclaré nada, puede que hasta pienses como ello, y por mucho que me duela, porque pensé que me conocías bien, es lo que te he dado pie a pensar, al no reaccionar e invitarte a mi nuevo castillo.

He pedido ayuda a mis inquilinos, les he pedido consejo, en resumen, dicen que debería llamarte, mandarte una carta, o directamente ir a hablar contigo, pero es muy fácil decirlo. El camino hasta ti está lleno de obstáculos, trampas, puede que muchas, colocadas por ti misma, porque ya no quieres saber más de esta dama, y no me veo con fuerzas de sortearlas, evitarlas y desactivarlas.
Porque mis inquilinos me ofrecen su apoyo, pero es un camino de vuelta que debo recorrer sola, ya que yo solita eché a correr en dirección contraria a ti, y yo solita tengo que arreglar esto, porque me importas, porque te aprecio, porque te quiero en mi castillo, en una bonita habitación, y con acceso a mi biblioteca.
Te echo de menos....
Debería dejar de lamentarme y hacer algo... dadme fuerzas

Permitidme poner una canción, que llevaba tiempo sin poder escuchar sin ponerme a llorar como una magdalena...
One day I'll finally get the nerve to say

How I Feel and I hide away all the pain
I wish you'd stay

Cause I can't stop my world form crying
But I'll hold on and I'll keep on trying

I believe there's a way to show you
Even when we are appart
Though thje times we are not together
Your're always in my heart

Words come, little too late
Now you're gone but I'm still here and
Sing this song, all alone
Something's wrong

Of all the things that I regret
Sometimes I forget to say, I love you
(pongamos "miss" en lugar de "love")

No hay comentarios: